231 años del natalicio del Padre de la Patria, Libertador Simón Bolívar

ciceron / Jul 24, 2014 @ 12:21 pm

231 años del natalicio del Padre de la Patria, Libertador Simón Bolívar

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios Ponte y Blanco, mejor conocido como Simón Bolívar, nacido en una casa solariega ubicada en la Plaza San Jacinto, a cinco cuadras de la catedral, en la ciudad de Santiago de León de Caracas (así se llamaba en ese tiempo), el 24 de julio de 1783. El 30 de julio fue bautizado con el nombre de Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios.

Su padre, don Juan Vicente de Bolívar y Ponte (1726-1786) era Procurador General de Caracas, Administrador de la Real Hacienda; Corregidor de La Victoria y San Mateo y, ese mismo año, jefe con el grado de coronel del Batallón de los valles de Aragua de las milicias regladas y comandante de la Compañía de volantes del río Yaracuy, lo que ejercía a través de un oficial nombrado por él; era, además, regidor del Cabildo, cargo que los Bolívar desempeñaban a perpetuidad.

Su madre, doña María de la Concepción Palacios y Blanco (1758-1792), era descendiente de Francisco Infante, uno de los que acompañaron a Diego Losada en la fundación de Caracas, una “agraciada mujer, educada y muy sociable”, a la vez que diligente y hábil en el manejo de los bienes familiares.

Narra la historia que las referencias conocidas de Bolívar en su correspondencia hacen suponer que su infancia fue dichosa, feliz, segura, rodeada de sólidos afectos y gratos recuerdos con parientes destacados e influyentes dentro de un ambiente aristocrático y en general, dentro de un ambiente que le brindó equilibrio emocional, cariño y afecto.

Fue alimentado con la leche de la negra Hipólita, quien también guió sus primeros pasos y cuidó sus primeros movimientos. La negra era la esclava de confianza de la familia, por ese motivo, le encomendaron la tarea de amamantarlo, ella aceptó la misión con amor.

Simón Bolívar fue un niño común y corriente, que jugaba con los de su edad los juegos infantiles: el palito mantequillero, el gárgaro malojo, la gallinita ciega, el escondite; y escuchaba las leyendas del Tirano Aguirre, los cuentos de Tío Tigre y Tío Conejo, entre otros, de labios de su mamá o de la negra Matea.

En un arranque de impetuosa rebeldía, el pequeño Simón se fugó de la casa de su tío Carlos un día antes de cumplir los doce años. Luego de un sonado juicio ante la Real Audiencia, con miles de incidencias propias del carácter que más tarde le haría Libertador, el alto Tribunal resolvió que el menor debía internarse en casa de don Simón Rodríguez, su maestro.

Fue un militar y político de Venezuela, junto con otros próceres; contribuyó de manera decisiva a la independencia de los países como Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela. Le fue concedido el título honorífico de Libertador por el Cabildo de Mérida que, tras serle ratificado en Caracas, quedó asociado a su nombre. Los problemas para llevar adelante sus planes fueron tan frecuentes que se llegó a afirmar ser “El hombre de las dificultades”, en una carta al general Francisco de Paula Santander en 1825.

Participó en la fundación de la Gran Colombia, nación que intentó consolidar como una gran confederación política y militar en América (su gran sueño), de la cual fue Presidente. Bolívar es considerado por sus acciones e ideas “Hombre de América” y una destacada figura de la Historia Universal, ya que dejó un legado político en diversos países latinoamericanos, algunos de los cuales le han convertido en objeto de veneración nacionalista. Muere el 17 de diciembre de 1830, en Santa Marta, Colombia. Ha recibido honores en varias partes del mundo a través de estatuas o monumentos, parques, plazas, etc.

Hoy, cuando se cumplen 231 años de su nacimiento, este venezolano está presente a través del mundo, como en el poema de Manuel Felipe Rugeles en una de sus estofas: “A caballo anda en la historia, este niño don Simón, como anduvo por América, cuando era Libertador”.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*