“7 HORAS DE TERROR EN TÁCHIRA”: GNB y policías atacaron zonas residenciales de San Cristóbal

DolarToday / Mar 29, 2014 @ 2:00 pm

“7 HORAS DE TERROR EN TÁCHIRA”: GNB y policías atacaron zonas residenciales de San Cristóbal

A pesar del intento que ha realizado la Guardia Nacional, junto a funcionarios de la Policía Nacional  y demás efectivos para despejar las vías en la ciudad capital, la población de algunos sectores volvió a colocar  barricadas, en su mayoría en la parte alta de la ciudad, los vecinos afectados de varias zonas narran lo ocurrido como una batalla campal en donde no se les respetaron derechos, ya que hasta en una urbanización en la principal de Pueblo Nuevo, ingresaron sin ningún tipo de orden, deteniendo a 5 personas e hiriendo a dos más

A través de las capuchas que portaban los manifestantes se podía observar cómo recubrían sus caras con antiácido líquido de uso medicinal para evitar el efecto de las bombas lacrimógenas, algunos aún decían que les picaban los ojos y la garganta, pero aseguraron – al equipo de Diario de Los Andes – que no levantarán las barricadas que mantienen en la capital del Táchira desde hace más de un mes

Desde la madrugada de este viernes se reportaron fuertes enfrentamientos entre efectivos de seguridad y manifestantes, dejando un saldo oficial de más de cinco detenidos y por lo menos 6 heridos de perdigón como resultado de una acción conjunta entre la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y Policía Nacional Bolivariana (PNB), quienes trabajaban para remover las barricadas puestas en algunos sectores de la ciudad.

En la avenida Principal de Pueblo Nuevo, así como partes de la 19 de Abril, los gases de las bombas lacrimógenas se mantenían en el ambiente para mediodía del viernes, mientras que los manifestantes denunciaban una fuerte represión por parte de los cuerpos de seguridad.

A pesar de que la noche de este jueves y madrugada de este viernes, funcionarios despejaron algunas vías como avenida España, 19 de Abril, entradas de Barrio Sucre y la principal de Pueblo Nuevo, en horas de mediodía los protestantes levantaron nuevamente sus “puntos de resistencia”.

Desde los efectivos de seguridad y de manera extraoficial, lo que se pudo conocer es que la orden era limpiar y despejar las vías para este fin de semana, garantizando el libre tránsito a la población del estado, razón por la que desde muy temprano de este viernes, cientos de funcionarios se dispusieron a quitar barricadas en diversos sectores.

De manera extraoficial se conoció que la cifra de detenidos podría ascender a 36, sin embargo la información no pudo ser confirmada por los cuerpos de seguridad de la entidad.

“7 horas de terror”  

Más de siete horas duraron los “ataques” por parte de la GNB y PNB a manifestantes en la avenida Principal de Pueblo Nuevo, sector Las Pilas, en donde vecinos denunciaron supuestos abusos por parte de los funcionarios, quienes arremetieron en contra de la urbanización Altos de Altamira a las 5 y 50 am, resultando dos personas heridas y cinco más detenidas.

La propiedad privada de la zona residencial fue violada, ya que según denuncian los propietarios, presuntos efectivos de la PNB ingresaron forzando la reja y el portón de la propiedad, y supuestamente sin mediar palabras, dispararon perdigones y bombas lacrimógenas por toda la urbanización, incluso para dentro de una casa, en donde se resguardaban los vecinos, quienes se encontraban observando lo que había quedado del ataque que comenzó a las 3:45 am.

“Me tumbaron casi la puerta, no lograron entrar y me partieron los vidrios de la casa, y mire el orificio del proyectil, eso no parece perdigón”, comentó la dueña de la vivienda, a la que agredieron presuntos funcionarios policiales.

Los detenidos fueron cinco en esta urbanización, según denunciaron los vecinos, responden a los nombres de Javier Angeluchi, Carolina Laguado, Juan Carlos Villareal, Johana Carrero y Maribel Medina, quienes fueron trasladados al Comando de la PNB, según información del esposo de Medina, quien denunció que uno de los heridos dentro de Altos de Altamira fue con un disparo de perdigón en la cara a la altura del pómulo derecho, cuando protegía a su hijo, a quien querían detener en la “parte más profunda de la urbanización. El policía le disparó en la cara”.

Jesús Medina, esposo de Maribel, relató que a ella la detuvieron dentro del estacionamiento de la urbanización y en el momento se encontraba en compañía de Angeluchi  y Carrero,  “mi esposa se metió debajo de un carro por temor y la jalaron de los pies, la sacó la Policía Nacional, ella me dice que están en el Comando por la Marginal del Torbes”. 

Así mismo, una de las vecinas que prefirió no identificarse, narró lo sucedido, señalando que “eran como las cinco y media cuando entraron, como quince funcionarios de la Policía Nacional. Ya se supone que había pasado el ataque con las tanquetas, ya habían quitado todas las barricadas, estaba todo en calma, estábamos toda la sociedad civil en la calle, viendo cómo había quedado todo, más nada, cuando vimos fue un poco de motorizados y todos corrimos a resguardarnos, nos metimos en la primera casa de la urbanización y nos encerramos, y luego arremetieron contra la casa, tumbaron la puerta, partieron vidrios de los vehículos, dispararon. Sacaron a dos señoras en pijamas debajo de una camioneta que se metieron para resguardarse y más personas, todos residentes, fueron horas de terror”.

La situación se extendió a lo largo de la avenida Principal de Pueblo Nuevo hasta la intersección con Las Pilas, resultando afectados de consideración los adultos mayores que se encuentran dentro del Hogar San Pablo, sitio en donde los gases aún se sentían a mediodía de este viernes.

Las barricadas que fueron levantadas en horas de la madrugada en el sector anteriormente nombrado, fueron puestas nuevamente por los manifestantes antes del mediodía, utilizando como obstáculo las rejas del centro comercial Los Naranjos, aseguraban que además de ser método de protestas, es un método de protección contra grupos armados.

La Normal 

Desde antes de las siete de la mañana, vecinos de la 19 de Abril y Barrio Sucre denunciaron la presencia de gran número de funcionarios  de la PNB y GNB levantando las barricadas que se encontraban a lo largo de la arteria vial, en donde se presentaron enfrentamientos en diversos puntos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes.

A la altura del liceo J.A. Román Valecillos, también conocido como La Normal, a eso de las 10 de la mañana aproximadamente, se efectuaba un enfrentamiento en donde los manifestantes se oponían a que los cuerpos de seguridad ingresaran al sector a levantar las barricadas.

Los vecinos de la zona observaban el enfrentamiento desde el otro lado de la avenida y aunque no quisieron identificarse, aseguraron que existía fuerte represión hacia los protestantes de Barrio Sucre, a quienes presuntamente les habían lanzado gran cantidad de bombas lacrimógenas, aseguraban que “los están atacando muy fuerte, esos son muchachos que luchan por Venezuela”.

En la zona se encontraban 5 tanquetas con efectivos de la GNB y gran número de funcionarios en motocicletas.

La parte alta

En un recorrido hacia los sectores de la parte más alta de la ciudad, como Pirineos, el panorama era de guerra, las personas reforzaban sus barricadas a la espera de que la fuerza pública llegara a derribarlas, gran cantidad de vecinos salieron y tomaron las calles, algunos estaban con sus hijos tomados de manos, mientras otros con capuchas y lanzando morteros, se preparaban para lo que venía, ya que según expresan, tienen comunicación y poseían conocimiento de lo ocurrido en los dos sectores anteriormente expuestos, por lo que aseguraban que no los tomarían de sorpresa.

Aunque hasta horas de la tarde de este viernes no se tuvo conocimiento acerca de enfrentamientos en el sector y adyacencias, los vecinos aseguraron que se mantendrían alertas.

“La sociedad civil salió a las 7 de la mañana, salimos a ver qué estaba pasando porque aquí nosotros, con nuestras barricadas, nos estamos protegiendo de la delincuencia, que no sólo viene de los hampones que están libres en las calles, sino también de parte de la GNB que lo único que ha hecho es reprimir, y obviamente tenemos que protegernos de los colectivos, porque no es mentira, existen colectivos y han hecho bastante daño en la ciudad. No vamos a mover nuestras barricadas, para nada, a menos de que en una asamblea ciudadana se decida, porque aunque no lo crean, la decisión de las barricadas es de todos, esto no es una protesta  estudiantil, si no ciudadana. Aunque no es la mejor forma de protesta, nos vamos a mantener”.

Otras manifestaciones 

Desde la detención del alcalde de la ciudad de San Cristóbal, Daniel Ceballos, en las instalaciones del parque Murachí se mantiene un grupo de personas como protesta ante la medida judicial aplicada al burgomaestre, este viernes a mediodía fueron dispersados con perdigones, cuando de forma pacífica realizaban “un pancartazo” con la toma del semáforo de la 19 de Abril con viaducto nuevo, resultando heridos 2 jóvenes por el impacto de  perdigones en sus extremidades inferiores, siendo atendidos por un equipo de Protección Civil San Cristóbal.

Los manifestantes indicaron que fue un momento confuso, ya que solamente escucharon el sonido de motocicletas que trasladaban a presuntos funcionarios de la PNB,  quienes dispararon contra los jóvenes en el sitio.

En otro punto de la ciudad, la avenida Libertador, en horas de la mañana del viernes realizaron una protesta pacífica con la toma de la arteria vial, denominada “El Sillazo”, donde un grupo de mujeres, jóvenes y adultos se apostaron con sillas en mano a realizar una barricada humana como  método de protesta no solamente por la situación del país, sino también por la represión que se vivió esta mañana en la ciudad.

En la zona comercial de Barrio Obrero, amaneció por la calle 14 con carrera 20 un vehículo y  motocicleta calcinados, presuntamente en horas de la madrugada, por pertenecer a organismos del Estado.

Aseguran continuar

Los sectores en donde se presentaron manifestaciones este viernes, algunos con enfrentamiento con la GNB y PNB, aseguraron que no levantarán las barricadas, ya que no solamente son una manifestación de protesta, sino parte de la protección que “no da el Estado, vamos a resistir y nos vamos a proteger de los grupos armados. No nos vamos de las calles”, aseguró una manifestante de apellido Molina.

Fuente: Diario Los Andes

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*