¿AL PSUV?…¡A TODO EL PAÍS! Ex diputado del PSUV alerta: “Diosdado le hace mucho daño al partido”

Dolar Today / Apr 3, 2016 @ 9:00 pm

¿AL PSUV?…¡A TODO EL PAÍS! Ex diputado del PSUV alerta: “Diosdado le hace mucho daño al partido”

El exministro Miguel Rodríguez Torres no es el único. Otras voces en el seno del chavismo se levantan para exigir refundar el movimiento, renovar el liderazgo y acabar con los “chantajes” e imposiciones de la dirección del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Juan Francisco García Escalona se inscribe en esa línea. Hasta diciembre pasado, representaba al estado Apure en la Asamblea Nacional por el PSUV y presidía la Subcomisión de Cultos y Régimen Penitenciario. García Escalona exige que se abra un debate interno para escuchar a las bases y cuestiona a la cúpula roja, de la que dice “se ha dedicado a acabar con el legado de Hugo Chávez”.

Al igual que el exministro Miguel Rodríguez Torres, usted ha planteado la necesidad de “refundar el chavismo”. ¿Esa refundación pasa también por una renovación del liderazgo?

- Nuevos tiempos necesariamente demandan nuevos liderazgos. La dirigencia chavista no puede continuar orientada por quienes no escuchan a las bases, donde se verticalizan las decisiones, causándole gran daño a la militancia. Se hace necesaria una renovación en la forma de hacer política, la desconexión de la dirigencia chavista con los clamores populares es una realidad y bajo estas condiciones no podemos continuar. Las bases chavistas debemos atrevernos a romper con lo que no está bien, y refundar el chavismo como movimiento social, como lucha popular, comenzar todo de nuevo, si nos tocara. Necesitamos una dirigencia que no opere bajo el chantaje y la manipulación para hacerse de la mayoría popular.

Usted ha señalado que en estos momentos el PSUV es una estructura “secuestrada” por su dirección nacional. ¿La cúpula se impone y no deja espacio al debate interno?

- Eso es una triste realidad, en el PSUV no hay espacio para el debate. Se toman decisiones de acuerdo a los intereses de los directivos del partido, de los gobernadores y de los alcaldes, todos operan como dueños del partido en sus distintos niveles. Particularmente, presenté informes de las irregularidades del manejo del PSUV en Apure por parte del gobernador Ramón Carrizalez, situación que considero es una de las más graves en el país. La familia Carrizalez-Ortega ha destrozado Apure y los informes nunca fueron vistos, al contrario, cuando los gobernadores promueven críticas a militantes, la respuesta inmediata es la sanción, la expulsión. El PSUV funciona como un club de amigos, el deterioro y el descontento con el PSUV en las regiones es inmenso. La actual dirigencia del PSUV se ha dedicado a acabar con el legado de Hugo Chávez.

Si -como usted ha advertido- el PSUV atraviesa una crisis, en alguna medida la responsabilidad de esa situación debe recaer en sus dos máximos líderes: el presidente Nicolás Maduro y el primer vicepresidente, Diosdado Cabello. ¿Cómo evalúa el desempeño de Maduro y Cabello al frente del partido, en particular, después del 6D?

- Ambos dirigentes deben entender que ellos no son el partido, el partido lo hacemos los militantes, el pueblo. Esa forma de manejar la organización en medio de cuatro paredes, dista mucho de lo instruido por el comandante Chávez en todos estos años de lucha. El momento crítico que atraviesa el país debemos encararlo con mucha responsabilidad y no intentar decir que todo está bien, cuando es el pueblo quien padece la grave situación que hoy vivimos.

En los últimos cuatro años que acompañé al presidente Nicolás Maduro como parlamentario en la Asamblea Nacional, nunca tuvimos los diputados del PSUV la posibilidad de un debate interno con el Presidente, el espacio necesario para la reflexión, fuera de cámaras, ni siquiera en los momentos más duros que atravesamos los diputados en ese período. Diosdado hace mucho daño al partido, es una persona que no escucha y que decide de acuerdo a sus intereses. Ha premiado la ineficiencia respaldando a gobernadores irrestrictamente con la intención de que estos le devuelvan el mismo respaldo para demostrar poder. Después del 6 de diciembre, todo ha empeorado, lejos de escuchar continúan condenando la critica honesta, quienes la hacemos somos considerados enemigos del Libertador Simón Bolívar incluso.

El exalcalde Freddy Bernal criticó duramente al exministro Rodríguez Torres por sus últimas declaraciones, señalando incluso que parecía el lanzamiento de una candidatura presidencial. ¿Qué opina de lo dicho por el mayor general y la reacción de Bernal?

- Lo dicho por el general Rodríguez Torres lo venimos diciendo sectores del PSUV desde hace dos años aproximadamente. Que lo diga ahora Rodríguez Torres particularmente lo celebro, por su fuerza, por su liderazgo y por ser inobjetablemente un compañero formado por el presidente Chávez. De esa alta dirigencia chavista ha sido el único en atreverse a fomentar la crítica y a ser propositivo, ante lo que requiere el país en este duro momento. Indudablemente que sus conceptos lo hacen una referencia importante para el chavismo, en momentos en que se atraviesa por una crisis de liderazgo.

Lo de Freddy Bernal es típico de quienes están en la actual directiva del PSUV, abren una cloaca para descalificar a quienes responsablemente asumen una posición ante las bases chavistas y ante el país. La situación que atravesamos es una realidad, lo más sensato es reconocerla y trabajar para superarla. Bernal siempre ha tenido aspiraciones de ser ministro de Interior y Justicia, y salir a descalificar a quien a juicio del pueblo lo hizo muy bien y lo sacaron del Ministerio por combatir realmente la inseguridad y grupos armados -porque esa es la percepción que hay- realmente es un comentario de muy baja monta, que se traduce en celos y envidia por el liderazgo que empieza a despertar Rodríguez Torres en el pueblo. Además, Rodríguez Torres no ha expresado absolutamente nada de candidaturas, tema que es absurdo en este momento, la preocupación debe centrarse en ayudar al país a salir de la actual crisis.

-  ¿Cree usted posible que se genere una división en el seno del PSUV y que emerja una nueva corriente dentro del chavismo?

- Toda la militancia del PSUV debe propiciar un gran debate en torno a las transformaciones políticas y sociales que se deben dar. Las corrientes existen y nadie las puede negar, debemos concentrar todas las fuerzas en lograr que el pueblo recupere la esperanza, debe emerger una nueva clase política que asuma el país con responsabilidad y compromiso, que una a todos los venezolanos. No podemos ceder ante el chantaje permanente que nos llevan los directivos del PSUV, con la imagen del comandante Chávez, con el discurso. Desleal es el que premia la corrupción y se niega al debate interno, desleal es el que condena la crítica sincera y honesta y se apodera de las estructura del partido para sus propios intereses. La dirigencia chavista se renovara quieran o no los directivos del PSUV. Chávez no es un partido, Chávez es un sentimiento, un pensamiento, un pueblo y Chávez, sencillamente, somos todos.

El Estimulo.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*