¡ALERTA! TÚ PUEDES SER EL PRÓXIMO: Los macabros datos sobre “SECUESTROS EXPRÉS” en Venezuela

DolarToday / Aug 24, 2014 @ 8:00 pm

  • Un experto investigador afirma que el 80 por ciento de los secuestros, no son denunciados por las víctimas.
  • Cómo proteger a los niños en las escuelas y a los ancianos en los bancos.
  • Qué debe hacer el venezolano después de asistir a una fiesta. Ni se le ocurra comer arepas en la “calle del hambre”, porque seguro se lo “come un secuestrador”

Tenemos que seguir restringiendo fracciones de nuestras libertades individuales

  • Cuidado con los niños en las escuelas y los ancianos en los bancos. Ahora hay depredadores sexuales y vendedores de drogas que rondan los institutos educativos del país.
  • Y los adultos deben dejarse de repartir a sus amigos o familiares, después de asistir a una fiesta.
  • Otros consejos los ofrece el experto Fermín Mármol García, alarmado porque el 80 por ciento de los secuestros exprés no son denunciados.

-Están apareciendo cadáveres sin manos, sin pies, sin cabeza, gente tirada en los carros, cadáveres en el Guaire. ¿Qué está pasando?

-Tenemos que enfocar este tema de acuerdo a la psicología criminal que nos indica que desmembrar cuerpos humanos es una práctica mayoritariamente de las bandas dedicadas al tráfico ilegal de drogas. De manera clásica, esa sería la hipótesis apriorística en estos casos.

Pero también, la literatura nos indica que pudiera tratarse de crímenes pasionales. Cuando el amor no es correspondido o es traicionado, se convierte en odio y el ser humano se convierte en un animal irracional. Entonces, en estos casos que han acontecido en Caracas esas dos tesis clásicas son líneas fundamentales en la investigación criminal del CICPC. Pero por otro lado, hay que tener mucho cuidado con la presencia de los “coco secos”, estas bandas criminales agresivas y asesinas, integradas por jóvenes menores de 25 años de edad que consumen drogas y tal vez pudieran estar enviando un mensaje de control territorial y una de las maneras de hacerlo es desmembrando a los enemigos.

-Con respecto a los últimos casos en Caracas, son dos mujeres, una de ellas reina de belleza. ¿Eso puede ser droga?

-En uno de los casos el móvil es totalmente pasional, responde a una de las tesis clásicas de los crímenes pasionales, la víctima es ultrajada, es violentada desde el punto de vista sexual.

-¿Este tipo de sucesos tiene antecedentes en la historia criminal de este país?

-Pocos antecedentes. La conducta del venezolano varió. El venezolano es más áspero que antes, menos tolerante.

-¿Por qué este cambio en la conducta del venezolano?

-Definitivamente los valores de la sociedad fueron desplazados por desvalores sociales. Ahora no nos reconocemos como hermanos, sino como enemigos y en parte se debe a que los ductores de este país en los últimos 15 años no han procurado el clima de sosiego, las buenas costumbres; por el contrario, se ha premiado muchas veces la violencia con gestos, la violencia con palabras y eso se ha reflejado en el venezolano. El venezolano con el vecino no conversa, ahora discute; en un problema de tránsito automotor agrede verbalmente; el ciudadano en Venezuela ha cambiado sus niveles de tolerancia y es menos tolerante que antes, menos cordial que antes y es algo que tenemos que rescatar en un futuro.

-¿Cuando usted habla de problemas generados por el narcotráfico, incluye al sicariato, por ejemplo en estos días en un restaurante en El Hatillo ultimaron a un ganadero?

-Sí, definitivamente en el tráfico ilegal de drogas aquella persona que no cumpla el compromiso de transportar una droga, o con algún otro compromiso, le espera la muerte.

-¿En qué nivel está Venezuela con respecto a la penetración del tráfico de drogas?

-El informe contra las drogas de la Organización de Naciones Unidas 2011, el del 2012, y también el de 2013, señala que Venezuela está dentro de los 20 países que menos controla las drogas ilícitas para ingresar y egresar de su territorio. Es decir, que Venezuela en el planeta, que lo conforman aproximadamente 192 países, está entre los 20 países con mayor debilidad institucional para controlar el ingreso y egreso de drogas vía marítima.

-¿Si a ese informe le agregas que en el 20 por ciento de los delitos está metida la policía, cómo se combate el problema?

-Si usted a ese déficit le incluye ese 20 por ciento de hombres y mujeres, que según el propio Gobierno, hay que retirar de las filas porque están inmersos en actividades ilícitas, el déficit es muy profundo.

-¿Hay unas formas que también son como inéditas en la forma de delinquir, por ejemplo, ahora están asaltando las casas, los estacionamientos, se meten en los apartamentos, entonces, qué hace la sociedad indefensa frente a eso?

-Ciertamente lo que ha pasado en Venezuela es una pandemia, una metástasis social por el crimen y la violencia. El problema de inseguridad en Venezuela es un problema de salud pública; el venezolano ha perdido su calidad de vida porque ha restringido sus libertades, porque anda estresado, porque parte de su presupuesto lo dedica a la seguridad y eso no tiene sentido en las sociedades modernas.

-¿Las cifras de secuestro no son las que se conocen, hay muchos de estos sucesos que la gente no denuncia?

-Excelente que usted haga esa pregunta, porque hay tipos delictuales donde la realidad se parece a las cifras oficiales, ejemplo, el robo y hurto de vehículos. La gente denuncia el robo y hurto de su automóvil o moto porque tiene la esperanza de recuperarlo, porque quiere aplicar para una póliza de seguros, quiere que su póliza se active, o porque sencillamente no quiere verse involucrado con lo que hagan con ese bien. Y entonces, la realidad se parece a las cifras. Pero en materia, por ejemplo, de robo a mano armada, cuántas personas que son asaltadas en un colectivo o en una buseta se bajan en la Subdelegación.

-¿Esa es otra modalidad, robo a mano armada en autobuses?

-Si, los robos masivos. ¿Cuántos se paran a denunciar? Nadie. ¿Cuántas personas están denunciando secuestros? Nosotros estimamos que menos del 15 por ciento de las víctimas del secuestro breve-exprés denuncia, el que más se denuncia es el secuestro prolongado, que sólo representa el 10 por ciento de la realidad del país.

-¿Es decir que el 75 por ciento de secuestros no se denuncia?

-Sí, el secuestro es un tipo delictual silencioso, que golpea a las familias a escondidas por una razón, y es que tenemos que generar confianza a la ciudadanía en sus instituciones. Los colombianos aprendieron esa lección a finales de los 90, instauraron algo que se llamó “El Sistema Gaula”.

-¿Qué hay que hacer entonces, que debe hacer un ciudadano normal para evitar ser víctima?

-Lo primero que tiene que hacer el venezolano es entender que ya no puede seguir siendo un habitante.

-¿Vivir con el temor del que está de turno?

-No, yo lo que quería decir era brevemente que el venezolano debe dejar de ser habitante, un sujeto pasivo, conformista, resignado y transformarse en ciudadano. El ciudadano tiene que opinar, tiene que reclamar, tiene que protestar, tiene que denunciar.

-¿Sí, pero mientras tanto, cómo me cuido yo?

-Por ahora, lamentablemente y me da pena decirlo, me da vergüenza, tenemos que seguir restringiendo partes de nuestras libertades individuales, porque la delincuencia está agresiva y asesina.

-¿Qué es lo que usted recomendaría como policía, no salir de noche, no ir a las discotecas?

-Definitivamente. Y si usted sale de noche no termine en las calles del hambre, comiendo hamburguesas y perro calientes, porque al frente están los campaneros del secuestro. Si usted sale de noche y disfruta de un cumpleaños, entonces no se ponga a repartir a la abuelita, al tío, al primo y empiece de paseo; o si los jóvenes salen de noche, no terminen en una calle practicando el sexo dentro de un vehículo, porque esta generación no se puede dar el lujo de las generaciones anteriores. Tenemos que aplicar la sana malicia, el sentido común, en una Venezuela tan complicada que nos ha llevado en el tema del crimen y la violencia al ranking del deshonor internacional.

-¿Qué otra recomendación daría usted?

-Sobre la cultura de andar armado, los hombres tienen que comprender que con el arma de fuego realmente no van a poder repeler la acción de una banda criminal integrada entre tres o cinco antisociales. El arma de fuego, con su debido permiso, puede ser utilizada para el hogar, para la defensa final del hogar, o para aquellos hombres que les toque agarrar carreteras, pero andar armado todo el día, eso de tener el arma en el cinto, no conviene, lo van a rodear y le pueden quitar la vida.

-¿Para cuidarse del asalto en casa, qué recomienda?

-Tenemos que volver a rescatar la unión vecinal, la gente tiene que participar.

-¿Qué haría usted con sus niños en las escuelas, por ejemplo, cómo protegerlos?

-La situación en las escuelas es grave. Las policías municipales tienen que crear brigadas para la protección de todo el sistema educativo primario del país. El esfuerzo debe ser de las policías municipales y estadales, inclusive, la Policía Nacional Bolivariana para proteger el sistema educativo, a los planteles educativos, para alejar de ellos a los depredadores sexuales. Hay mucho depredador sexual dándole vueltas a colegios y liceos. Se debe proteger a las escuelas de los vendedores de drogas y, por supuesto, de los hombres y mujeres que están asaltando a nuestros jóvenes cuando salen del plantel.

-¿Cómo proteger a los abuelos, a las personas de la tercera edad, qué recomienda?

-Tienen que hacerse acompañar de familiares; el principal tipo delictual que golpea a los hombres de la tercera edad, es cuando van a cobrar sus pensiones en las agencias bancarias. Tiene que hacer algo el Gobierno con la banca para que los abuelitos no estén horas en una agencia para retirar efectivo y después ser asaltados por unos zagaletones.

-¿Y en los cajeros, cómo hacen?

-Usarlos en los centros comerciales, no usar los que están en plena vía.-

INFOGRAFIA-SECUESTRO

Por: Oliver Parra
Fuente: Quinto Dìa

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*