“APARTHEID ELÉCTRICO”: 73 % del país es castigado para mantener con luz a la Gran Caracas

DolarToday / Oct 13, 2015 @ 9:00 pm

Mantener a la Gran Caracas con luz representa el 66 por ciento del racionamiento diario de las provincias. El Guri cubre el déficit de 71 por ciento de la energía eléctrica de la capital.

Alixel Cabrera / noticias@laverdad.com / La Verdad

El racionamiento eléctrico afecta a 73 por ciento de los hogares venezolanos. En el Zulia, a varios sectores les interrumpen el servicio eléctrico todos los días de dos a cuatro horas. La misma situación viven las provincias, exceptuando a la Gran Caracas. La insuficiencia de megavatios provistos mediante las plantas termoeléctricas es la principal causa de los frecuentes cortes. La crisis se acentúa, pues mientras que a estados como el Zulia, les racionan 500 megavatios diarios, en la región capital no se ejecuta la medida.

El Zulia es el estado en el que más se raciona, representando 22 por ciento del total de demanda no servida. Le siguen Anzoátegui, Lara, Carabobo y Aragua, con entre nueve y ocho por ciento. En cambio, la cifra para el Distrito Capital, Vargas y Nueva Esparta es cero por ciento. El déficit de megavatios de la capital es de 71 por ciento. El embalse del Guri lo cubre, dejando menos energía disponible para las demás regiones. Mantener a la Gran Caracas con luz representa el 66 por ciento del racionamiento diario de las provincias.

“Apartheid eléctrico” es el término utilizado por José Aguilar, experto en energía eléctrica. El consultor internacional indica que Caracas es una ciudad tan racionable como cualquier otra en Venezuela. Recuerda que en el año 2010, con el objetivo de preservar los niveles del embalse del Guri, se puso en práctica un plan de racionamiento nacional que funcionó en la Gran Caracas en dos ocasiones durante el mes de enero de ese año.

“Esto provocó la zozobra en el entonces presidente (Hugo) Chávez, quien destituyó al ministro de Energía Eléctrica, Ángel Rodríguez y en su reemplazo designó al señor Alí Rodríguez Araque”, recuerda Aguilar. Asegura que se sacrifica el servicio eléctrico del interior del país para “consentir el de la ciudad capital”. “Existe un plan y quedó plasmado el precedente que dicho plan trabajó y puede trabajar y ser implementado”, explica el experto.

Además de esta medida, el Gobierno nacional adquirió otras iniciativas como el Blindaje Eléctrico de Gran Caracas. Se aumentó así la capacidad de generación instalada de dos mil 156 megavatios a tres mil 831 megavatios, sobredimensionando en un 78 por ciento el sistema eléctrico de la región capital. Una acción que tuvo un “costo injustificado de más de cuatro mil 500 millones de dólares para atender una demanda que ha estado estancada desde 2009, cuando se registró en dos mil 242 megavatios”, precisó Aguilar.

El plan estaba destinado a incrementar la potencia de la región capital hasta los cuatro mil 337 megavatios, sobredimensionando la demanda en 101 por ciento. Esto aún cuando el sistema interconectado de la región solo permite el envío al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) de 600 megavatios. Aguilar afirma que “en el mejor de los casos, la cuantiosa inversión dejaría cerca de mil 500 megavatios ociosos por carencia de los combustibles y de suficientes líneas de transmisión para exportarlo al resto del SEN”.

El analista considera que el programa fracasó, pues la indisponibilidad de megavatios de la Gran Caracas oscila entre 71 y 79 por ciento. Por esta razón excede el límite de operación segura de lo que puede recibir la región mediante interconexión al SEN, la cual se estableció en mil 200.

elec

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*