APORREA: Te Odian En Todas Las Colas, Nicolás

@DolarToday / Feb 12, 2014 @ 8:00 am

APORREA: Te Odian En Todas Las Colas, Nicolás

…Y A LO MEJOR NO LO MERECES. Pero ocurre. No hay cola en la que no se te desee mal: supermercados, farmacias, paradas de autobuses y camionetas –incluidas “Metrobus”- de pasajeros aéreos y marítimos, de usuarios bancarios, de espera irritante por algún servicio incompetente, de hospitales y aspirantes a empleos o subsidios, de baños públicos de hombres y mujeres. Todas rezuman odio. Y el odiado eres tu, Nicolás, e insisto: quizá no sea culpa tuya –y no lo escribo para disculpar el comentario- pero sí de quienes te asesoran o dirigen, y ciertamente de algún ideólogo encapsulado en su resentimiento histórico. Pero cuando te oigo hablar, Nicolás, pienso que te lo buscas. Por ejemplo: ¿quién te redactó el discurso de tu pasada rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional? ¡Bótalo! No le hables más. No le dirijas más la palabra. Tampoco permitas que Ramírez repita lo de “pa’ eso somos gobierno”, ni que Giordani te dé orientaciones económicas –aunque ya dijiste ayer que esos conocimientos de académicos y científicos no sirven para nada- y pídele cifras claras a Rodríguez Torres, y a Arreaza que no mueva la cabeza asintiendo cada vez que dices algo. Exígeles que sean serios, y que Jorge Rodríguez borre de su rostro la sonrisa de malo, que así no era su papá.

Pero bueno, Presidente, modifica tus expresiones, que para ser revolucionario no es preciso ser maleducado y eso lo dijo Fidel. Cesa de ofender, amenazar, humillar incluso a tus mismos funcionarios, quienes aplauden aterrados cuando los regañas en público. Y NO DIGAS MÁS MENTIRAS, porque vas a pasar la Historia como un payaso de pié de página. Si quieres hacerme caso, hazlo; si no, seguiré oyendo cómo te insultan en las colas, lo que no me complace. ¡Allá tu! Aquí yo. Por cierto, no soy tu enemigo ni pretendo ser tu amigo. Pero tampoco quisiera yo sumar ofensas a las que ya te endilgan. Con que cambies el guión que te prepararon será suficiente, porque éste de ahora no lo escribiste tu. Aprecia la oportunidad que te dio la Vida para hacer bien, Nicolás, y hazlo. Quizá así, con el tiempo, en alguna cola te reivindiques.

César O. Guevara

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*