Arquidiócesis, Vicaría DDHH y Cáritas: “Somos testigos de un genocidio por parte del Estado venezolano”

DolarToday / Feb 8, 2018 @ 6:00 pm

Arquidiócesis, Vicaría DDHH y Cáritas: “Somos testigos de un genocidio por parte del Estado venezolano”

La Arquidiócesis de Barquisimeto, Vicaría de Derechos Humanos de Barquisimeto y Cáritas Barquisimeto, suscribieron y presentaron ante la opinión pública un comunicado acerca de la situación de pacientes crónicos, trasplantados, dializados y otros enfermos ante la indiferencia de las autoridades.

Lorena Quintanilla Muñoz / El Impulso

El padre Alfonso Maldonado, vicario de Derechos Humanos de la Arquidiócesis de Barquisimeto, expresó que cada día se agrava la realidad de los pacientes crónicos.

“Nuestra conciencia se siente interpelada por la palabra de Dios que nos advierte no ser ciegos ni mudos y menos aduladores del Poder para obtener beneficios”.

Expuso que pacientes que se dializan, pacientes trasplantados, con cáncer, HIV, entre otros, no consiguen los medicamentos que solo el Gobierno puede hacerles llegar, por su responsabilidad constitucional y por ser de alto costo.

“Es necesario advertir una vez más la crisis que estamos enfrentando. Cáritas ha alertado del peligro que corren 280 mil niños que pueden morir por desnutrición, a lo cual se le suma el riesgo de unos 16.000 pacientes de diálisis que podrían morir las próximas dos semanas. Asimismo, los trasplantados de riñón con riesgo de volver a caer en diálisis”.

Mencionó el sacerdote que cinco pacientes psiquiátricos de El Pampero murieron recientemente por desnutrición.

Apuntó que se podrían añadir otros números si no fuera por la opacidad de los datos, lo que está en contra de lo estipulado en las leyes venezolanas y convenios internacionales.

“Los organismos del Estado venezolano no publican las estadísticas epidemiológicas desde hace varios años”, recordó.

Sostuvo que cualquier mejora vociferada por el Gobierno no ha sido sostenible en el tiempo. En estos momentos la carencia de medicamentos para atender las afecciones referidas es realmente alarmante.

Inercia gubernamental
Agregó Maldonado que además se le ha hecho imposible la vida al gremio médico y personal de enfermería en entes privados y públicos, por tanto que lejos de reconocer su valía y permitirles llevar una vida digna y segura, han debido buscar nuevos horizontes en otros países, afectando todavía más la situación de los pacientes venezolanos.

“La inercia del Gobierno para ofrecer soluciones hace que cualquier persona se pregunte hasta dónde llega la incapacidad de los funcionarios y hasta cuándo ha habido problemas de corrupción no investigados por no decir encubiertos”.

Denunció que a propósito de la crisis de medicamentos han surgido “formas oscuras para el enriquecimiento de personas en el Poder”.

Enfatizó que esta situación que enfrenta el país hace que las preguntas no se puedan suavizar.

“Lamentamos que el llamado a la vida, que se hace con voz desgarrada por el impulso del amor se confunda con el odio. La amenaza de muerte masiva no permite otra forma de llamar a la conciencia porque nos negamos a creer que estamos ante una política de profilaxis social en la que los pacientes graves, personas especiales y pobres, son una carga de la que hay que salir”.

Señaló que los venezolanos estamos siendo testigos de un genocidio con consecuencias por ser crímenes de lesa humanidad.

El vicario declaró que mediante el pronunciamiento se deja constancia tanto para la historia como para la comunidad internacional.

Asegura que si no se hacen las correcciones que eviten esta mortandad la responsabilidad por advertencia caerá sobre todos los funcionarios del Poder Ejecutivo, Fiscalía y Defensoría del Pueblo, quienes han sido negligentes y deberán asumir las consecuencias de sus actos.

“Tal complicidad está tipificada dentro de las violaciones de derechos humanos por lo que lo más sensato es no arriesgarse a ser señalados por la historia. Se trata de una responsabilidad penal, civil y administrativa.

Omitir todo lo que pasa los pondría en riesgo de perdición ante la misericordia divina. Sopesen bien sus acciones en esta hora aciaga que atraviesa nuestro país”, aconsejó.
Indicó que si esto no es una emergencia humanitaria contiene todos los elementos para ser llamada así.

“El Gobierno sigue teniendo aliados afuera. Entonces, yo me pregunto, qué tan aliado es China, Rusia, Cuba, Nicaragua, para que puedan tender puentes y enviar medicamentos al país. O es que ellos son aliados de otros intereses y no de la población que sufre en estos momentos”.

Malnutrición en ascenso
Por su parte el padre Omar Gutiérrez, presidente de Cáritas Barquisimeto, reiteró que la crisis de medicamentos cada vez se agrava más.

Mencionó que aunque han tratado de hacer un banco de medicamentos no tienen oportunidad de conseguir aquellos productos para casos crónicos por lo que la gente se siente desesperanzada.

Los niños con malnutrición van en aumento, subrayó.

“Hemos tratado de conversar con las autoridades regionales pero no nos han dado ningún tipo de respuesta. No nos oyen”.

Los niños con malnutrición se encuentran entre los 0 y 5 años y entre 6 y 12 años, sumado al número de mujeres embarazadas que no se alimentan bien por lo que están naciendo niños con problemas de peso. Sus madres tampoco están recibiendo medicamentos para una adecuada fase de gestación.

“En el municipio Simón Planas han muerto tres niños por malnutrición. Hay que sincerarse, esta situación es innegable. Muchos niños y adultos no están haciendo ni una comida al día”.

Advirtió que la diáspora también en un problema de salud porque las familias se están disgregando y eso genera depresión en muchas personas.

Recordó que la crisis de medicamentos es muy grave para los 200 trasplantados que hay en Lara.

“Hay que buscar la manera para que las medicinas lleguen, por el canal que sea”.
Puntualizó que 7 de cada 10 niños están padeciendo problemas de mal nutrición en el estado Lara y que el problema de malnutrición en la entidad larense supera el 60 %.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*