Conmoción en Argentina: Asesinan al fiscal que declararía hoy contra Cristina Kirchner

DolarToday / Jan 19, 2015 @ 11:00 am

Conmoción en Argentina: Asesinan al fiscal que declararía hoy contra Cristina Kirchner

Argentina despertó este lunes conmocionada por la muerte de Alberto Nisman, el fiscal que acusó a la presidenta Cristina Kirchner de “encubrir” a Irán en la causa por el atentado de 1994 contra la mutual judía AMIA en Buenos Aires, publica AFP/por Paula Bustamante

La muerte de Nisman, encontrado el domingo junto a un arma en su apartamento, parece un “suicidio”, dijo el secretario de Seguridad Sergio Berni, poco después de que la fiscal que lleva el caso pidiera “prudencia”.

La muerte de Nisman fue anunciada la madrugada del lunes, día en el que Nisman debía comparecer ante el Congreso para explicar su denuncia contra la Presidenta Kirchner y su canciller Héctor Timerman.

“La muerte de Nisman no tiene de normal absolutamente nada”, dijo el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández.

El fiscal Nisman, de 51 años, acusó el miércoles a Kirchner, Timerman y otros funcionarios de haber tramado una “maniobra” para “encubrir” a Irán por su supuesta implicación en el atentado contra la AMIA que dejó 85 muertos y 300 heridos en 1994.

Ese día, Fernández, en nombre del Gobierno de Kirchner consideró la denuncia “ridícula”.

“El fiscal Nisman ha fallecido. No podemos adelantar pronóstico de la causa de muerte”, declaró la fiscal Viviana Fein frente al lujoso edificio del fiscal, en el barrio de Puerto Madero de Buenos Aires.

“Puedo confirmar que fue hallada un arma calibre 22. [La muerte] fue por un disparo de arma de fuego”, agregó.

Fein confirmó que el fiscal fue hallado por su madre, tras ser contactada por los custodios personales del fiscal -10 agentes de la policía en total- quienes alertaron a la familia ante su falta de respuesta a los insistentes llamados telefónicos el domingo.

El cuerpo del fiscal se encuentra en la morgue para establecer las causas de su muerte.

Nisman había sido designado en 2004 por Néstor Kirchner como fiscal especial para la causa AMIA, un año después de que un juicio fuera anulado por irregularidades en la investigación.

- La denuncia -

Nisman pidió que se investigara a Kirchner, que supuestamente habría favorecido la firma en 2013 de un Memorando de Entendimiento entre Argentina e Irán para poder interrogar a los acusados en un tercer país y avanzar en una causa estancada desde hace 20 años.

La acusación de Nisman fue el último de una serie de enfrentamientos entre altos funcionarios con la justicia argentina sobre el esclarecimiento de este atentado.

Además de la indagatoria, Nisman había pedido un embargo preventivo de bienes por 200 millones de pesos (unos 23 millones de dólares) de Kirchner, de Timerman y otros funcionarios.

El presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), ONG a la que están adheridas 140 instituciones judías de la nación sudamericana, se dijo “consternado” por la muerte del fiscal con el que se reunieron el jueves.

Según el fiscal, la posición del gobierno de Kirchner obedecía a su interés “por el petróleo iraní” porque “se buscaba restablecer relaciones comerciales de Estado a Estado, sin perjuicio de los intercambios que ya existían a nivel privado”.

El gobierno rechazó la denuncia del fiscal, lo calificó de mentiroso y atribuyó la actuación de Nisman a una operación de los servicios de inteligencia.

- “Afrenta a la institucionalidad” -

La diputada opositora Patricia Bullrich afirmó que este suceso “era una grave afrenta a la institucionalidad del país”.

“Un fiscal muerto antes de dar un informe al Congreso en una causa donde hay terrorismo internacional me parece de una enorme gravedad”, agregó Bullrich.

La diputada dijo que el sábado habló con Nisman por teléfono en tres ocasiones y le mencionó que había recibido amenazas.

“Dijo que se sentía tranquilo y así contó que se lo explicó a su hija de 15 años”, dijo la diputada en declaraciones al canal C5N.

Para la audiencia de este lunes el fiscal solicitaba que su comparecencia fuese en privado, pero parlamentarios oficialistas exigían que fuera pública y transmitida por televisión.

- Acusación “vil” según el gobierno -

El gobierno argentino rechazó la que calificó de “vil” denuncia del fiscal, dijo el jueves Timerman.

La firma de un memorándum de entendimiento con Irán —denunciado como “inconstitucional” por la AMIA y otras organizaciones judías — tensó las relaciones entre el gobierno kirchnerista y esta comunidad, integrada por unos 300.000 miembros, la mayor de América Latina.

El gobierno ha defendido el acuerdo bilateral con Irán para investigar a los acusados de planificar el ataque. Cinco exfuncionarios iraníes, entre ellos un expresidente, actuales ministros y dirigentes religiosos locales, tienen pedido de captura internacional de Interpol a solicitud de la justicia argentina.

Desde marzo de 2012, espera fecha un juicio contra el expresidente Carlos Menem (1989-1999) acusado de “encubrimiento agravado” de la llamada “conexión local”, que dio la logística para perpetrar el atentado.

Nisman: “Yo puedo salir muerto de ésto”

Fue una frase tan trágica como premonitoria. El fiscal especial del caso AMIA, Alberto Nisman, que apareció muerto hoy en su departamento de Puerto Madero, le dijo a Clarín días atrás una oración que marcó su destino. “Yo puedo salir muerto de ésto”, afirmó. El Clarin

El sábado, en otro contacto con esta cronista, repitió la terrible frase.

A pesar de la presión que había sobre él y de la feroz embestida del kirchnerismo en su contra, Nisman estaba confiado en la solidez de su denuncia por encubrimiento contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el canciller Héctor Timerman, el diputado Andrés “Cuervo” Larroque, Luis D’Elía y Fernando Esteche.

Clarín chateó por última vez el sábado. Nisman dio un ok final a lo conversado a las 21:17 por Whatsapp. No quería hacer ya declaraciones y comentó que siempre leía las notas de esta periodista. Ayer domingo no contesto ninguno de los mensajes de Whatsapp, pero sí aparecían como recibidos. Por lo general, el recibía mensajes de textos y Whatsapp y llamaba de la fiscalía o de otros teléfonos. Fue en esas últimas conversaciones orales con este diario, como la del miércoles pasado, cuando sostuvo: “Yo puedo salir muerto de esto”.

En algunos medios salió diciendo que había preparado a su hija para que hoy o el lunes se escucharan en el Congreso cosas desagradables de él. “Desde hoy mi vida cambió. Es mi función como fiscal y le tuve que decir a mi hija que iba a escuchar cosas tremendas de mi persona”, dijo a TN el miércoles, horas después de sacudir al país con su denuncia.

La diputada ultrakirchnerista, Diana Conti, tomó esa frase, luego de la confirmación de que Nisman iba a concurrir al Congreso para brindar detalles de su investigación en un encuentro reservado. “Le decimos a la hija de Nisman que se quede tranquila, que no vamos a agredir a su papá”, manifestó Conti.

En las últimas charlas con Clarín, donde subrayaba que no podía revelar ni el nombre de los agentes ni otras cuestiones si no se levantaba el secreto, pidió que necesitaba concestrarse y encerrarse este fin de semana para estudiar su presentación de hoy ante la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Dipuados que preside Patricia Bulrich. En ningún momento daba la sensación de tener un ánimo suicida.

Hoy, tras la confirmación de la muerte del fiscal que denunció hace menos de días a la Presidenta, todas las palabras cobran otro cariz. “Esto va a llevar tiempo, pero va a llegar a buen puerto. Me gustaría equivocarme por la institucionalización del país pero creo que no”, expresó Nisman, tras su denuncia.

Horas atrás, apareció sin vida en el baño de su departamento.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*