¿ASÍ O MAS CLARO? ¡Esto se cae de maduro! (Por Octavio de Lamo)

Editor / Feb 15, 2014 @ 3:37 pm

¿ASÍ O MAS CLARO? ¡Esto se cae de maduro! (Por Octavio de Lamo)
Archivo

Creo que debo iniciar mi reflexión con el mayor de los agradecimientos para con los valientes jóvenes venezolanos que tomaron las calles del país para exigir la existencia de una Venezuela que nosotros, sus padres, no les supimos preservar. Para ellos mi reconocimiento y respeto.

La deplorable situación que vive nuestro país, la cual es ocultada por la planificada sarta de mentiras del régimen y es avalada internacionalmente por los mandatarios de los países cómplices de esta barbarie, exige de los venezolanos buscar la forma de protesta que, en primer lugar obligue a reflexionar a la idiotizada sociedad venezolana, y también envíe señales claras al mundo de la gravedad de los que nos ha tocado vivir.

Estos 15 años de supuesta ‘revolución’ han sido la más perversa experiencia de involución que puede vivir país alguno en pleno siglo XXI y aun así los organismos multilaterales se hicieron los ciegos ante esta triste realidad.

Un régimen delincuente, corrupto hasta la médula, corruptor sin límite en búsqueda de secuaces, aliado de forajidos internacionales, tramposo por naturaleza, secuestrador de instituciones, ha logrado vejar a la población llevándola a perder la autoestima, sometiéndola a sus irracionales designios. No hay que ahondar en el diagnóstico. Son tres lustros de evidencias y sólo los salpicados por las dádivas de nuestro petróleo, pueden aún ver bondades en esta “Franquicia” de los hermanos Castro.

Lo triste es que la oposición política ha dado bandazos en la búsqueda de una salida sin lograr el necesario entusiasmo de la población, quizás por haber demostrado una muy extraña ingenuidad frente a un Estado todo poderoso! Esto ha hecho que veamos en los jóvenes la transparente actitud principista, nada contaminada, que se nos presenta con la frescura y vitalidad  y más aún con el valor que al parecer sus mayores hemos perdido.

No es responsable de nuestra parte, dejarlos solos en la búsqueda de una salida al acorralamiento al que  nosotros permitimos fueran sometidos, por nuestra falta de agallas, por nuestra complacencia con el régimen o por nuestra maldito ambicioso egoísmo. Todos y cada uno de esos maravillosos muchachos pueden ser nuestros hijos y cuando uno de ellos pierde la vida, se nos debe romper el corazón a cada uno de los venezolanos. Si, a todos y cada uno de nosotros, se nos rompe el corazón con la desaparición de cualquiera de ellos.

No podemos seguir permitiendo el festín del régimen con el regodeo de sus cortesanas al mejor estilo de Abreu o Dudamel.

No podemos seguir permitiendo la traición a la patria por la entrega incondicional a los designios de la dictadura cubana.

No podemos seguir permitiendo la reiterada violación de nuestros derechos aplaudida por la pandilla de mandatarios latinoamericanos que se amamantan de nuestro petróleo.

No podemos seguir permitiendo que nos organicen en largas colas para poder llevarnos algún alimento a la boca.

No podemos seguir permitiendo que nos mantengan presos en nuestro propio país por la política cambiaría o por el retiro de las aerolíneas.

No podemos seguir permitiendo que el número de asesinatos que ocurren no nos perturbe aunque cada día están más cercanos a los nuestros.

No podemos seguir permitiendo que la violencia sea nuestra forma de vida.

Por eso mi corazón se engrandece cuando veo que este maldito régimen no logró lavar el cerebro de nuestras juventudes y que ellos pese a nuestra incapacidad de haberles entregado la Venezuela que se merecen,  asumen el trabajo de permitirnos ver la reconstrucción de nuestro país antes de dejar de existir.

De todo corazón y a nombre de todos los padres de Venezuela. “GRACIAS MUCHACHOS”

Octavio De Lamo.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*