¡BRUJERÍA DE LA MISERIA! Revelan más rituales de Chávez y Maduro en Miraflores, inspirados en la santería cubana

Dolar Today / Aug 5, 2019 @ 9:00 am

¡BRUJERÍA DE LA MISERIA! Revelan más rituales de Chávez y Maduro en Miraflores, inspirados en la santería cubana

La superstición y la brujería son parte del régimen de Nicolás Maduro. Ya sea desde su viaje a entrevistarse con el fallecido Sai Baba -aquel gurú indio que algunos veneraban como la reencarnación del dios Vishnú- o los cientos de miles de dólares gastados para contratar santeros cubanos, el círculo íntimo del dictador Venezolano está altamente involucrado con el espiritismo.

Por José Porretti | Infobae

Sin embargo, Maduro no fue el primer mandatario venezolano que venera la brujería. El fallecido Hugo Chávez, quien se confesaba constantemente como cristiano, era un arduo creyente y seguidor del espiritismo, los videntes y la santería.

El periodista y escritor venezolano David Placer, autor del libro El dictador y sus demonios: la secta de Nicolás Maduro que secuestró a Venezuela recientemente publicado en Amazon, cuenta como la santería y brujería caribeña han sido centrales en las creencias tanto de Chávez como de su sucesor.

LAS BRUJERÍAS DE CHÁVEZ

En los Brujos de Chávez, libro publicado en 2015 por la editorial Sarrapia, Placer ya había detallado las más extrañas de creencias del mandatario venezolano. Dialogando con chavistas dedicados a la práctica de la santería, entrevistando a los ministros y amigos del mandatario venezolano y hasta incluso metiéndose dentro del “Salón de las Brujerías” en el Palacio de Miraflores, Placer realizó un enorme trabajo periodístico en el cual exploró el uso de la brujería y el espiritismo en el régimen chavista. “La religión del chavismo es la santería” le dijo Placer a Infobae.

En un minucioso trabajo, Placer entrevistó a más de 70 personas acerca de las creencias espirituales de Chávez, quien nunca negó tener fuerte conexión a la religión espiritista proveniente de Cuba. La santería cubana, a su vez proveniente de las prácticas espiritual de los Yoruba del oeste de África, es muy popular en varios países caribeños. Conocida en la cultura popular por sus excéntricos rituales como el ebbó, que consiste en sacrificar animales para resolver problemas económicos o de salud, la santería tiene mala fama en gran parte de la cultura occidental.

No obstante su reputación, Chávez era una persona muy espiritual incluso antes de tomar las riendas del poder en 1998. Aunque no se sabe exactamente cuándo o en dónde -si fue en Caracas o La Habana- Chávez se convirtió en santero después de pasar por varios rituales requeridos para ascender a dicha posición dentro del culto antes de llegar a Miraflores.

En su incansable investigación, Placer logró entrevistar a una de las figuras más importante para el mismo Chávez, su amiga – muchos cercanos al mandatario aseguran que fue su amante- Elisabeth Sanchez. Ella contó que Chávez estaba obsesionado con las supersticiones y que por eso ella lo había conectado con Cristina Marksman, una santera que cambiaría la vida del mandatario para siempre. Cristina, una santera venezolana que se convirtió en una de las consejeras más respetadas por Chávez, le dijo una frase que modificaría la manera en la cual el mandatario militar vivió el resto de su vida: “Vas a morir antes de cumplir 60 años de una enfermedad terrible.” Cabe mencionar que Chávez murió de cáncer a los 59 años.

Hábil practicante de rituales de la santería, Cristina se convirtió en la guía espiritual de Chávez ya que decía tener habilidades para ver el futuro y predecir las consecuencias de ciertas acciones tomadas por el mandatario. Logró influir en Chávez de maneras inexplicables, ya que el presidente acudía a su consejo cada vez que debía tomar cualquier decisión importante. Placer logró comprender que, para Chávez, mezclar la santería con sus cristianismo era habitual.

Chávez siempre tuvo una extraña relación con el mundo del “del más allá”. Placer relata que cuándo Chávez visitaba hoteles, cenaba solo pero pedía un plato de pollo y plátanos para Simón Bolívar, cuyo espíritu creía que estaba comiendo junto a él. Otros cuentan como Chávez dejaba una silla vacía para Simón Bolívar en las reuniones con sus ministros. Además, Chávez mantenía charlas a todo momento con el difunto libertador.

Otras veces, durante las rituales santeros en las cárceles, Chávez decía estar poseído por el alma de su bisabuelo, que hablaba desde el más allá a través de él. Algunos testigos decían que Chávez aseguraba haber visto a la infame ‘llorona’, el espíritu maligno de una conocida leyenda latinoamericana.

MÁS información en La Patilla.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*