Caos y desesperación en Lara en busca de pañales y productos de limpieza (+Fotos)

DolarToday / Jan 13, 2015 @ 3:00 pm

Aunque este lunes las colas para la adquisición de artículos de la canasta alimentaria o básica no se observaron en algunos establecimientos donde las hubo la pasada semana, sí se registraron en ciudades como Duaca, El Tocuyo y Quíbor en busca de pañales y productos de limpieza, publica El Impulso

colasquiborduaca09[1]

La situación más delicada se presentó en la capital del municipio Jiménez, concretamente en las inmediaciones de un conocido negocio de la avenida 7, a poca distancia de la plaza Bolívar, donde durante la mañana se conoció la llegada de un camión cargado de pañales.

En pocos minutos la cuadra entre las calles 12 y 13, se llenó de personas procedentes de toda la ciudad, e incluso de las parroquias foráneas.

“Yo tengo dos semanas tratando de conseguir pañales para el niño y hoy confío en Dios en que los voy a conseguir, porque donde yo vivo los están vendiendo hasta a 1.400 bolívares el paquete, y 40 cada pañal, eso es una estafa”, dijo María Eugenia Colmenares, mientras formaba parte de una larga cola.

colasquiborduaca06[1]

Tratando de organizar la venta, el personal del establecimiento destinó la puerta de otro local inmediato para la entrega de los paquetes a precios solidarios: los Pampers G 90 bolívares y Pampers C 155.

Tan pronto se corrió la voz, el caos no se hizo esperar en una de las principales arterias viales de Quíbor, llegando incluso a paralizarse el tránsito automotor.

La cola que mujeres y hombres habían formado desde calles transversales no fue respetada por cientos de personas que se congregaron frente al punto de venta.

colasquiborduaca05[1]

“Tengan calma, tengan calma que para todos hay, pero siempre y cuando mantengan el orden”, les manifestaba el comerciante rodeado por compradores.

Hubo momentos en que ese orden se alteró y algunas amas de casa optaron por retirarse después de haber sufrido empujones y estado a punto de rodar por el suelo.

“Le pondré pañales de tela al muchacho, no importa que tenga que lavarlos a cada rato, pero esto no me lo calo más”, se le escuchó exclamar.

“Esto es patria, esto es Venezuela, esto es socialismo del siglo 21”, gritó otra desde la calle.

Llamó la atención que ningún funcionario de la Policía de Lara, Nacional Bolivariana o de la Guardia Nacional, actuaran para ordenar la cola.

Los uniformados policiales que estuvieron en el sitio se retiraron poco después de las doce, ante la imposibilidad de ordenar la comercialización del producto.

colasquiborduaca04[1]

Hubo un momento en que el propietario del negocio, que nunca perdió la calma a pesar de la alteración de algunos o algunas, decidió bajar la puerta, lo que hizo caldear los ánimos por unos minutos.

Incluso, tuvo paciencia para marcar números en los antebrazos de quienes hacían la cola.

Afortunadamene habían llegado dos efectivos de la GN que a duras penas obligaron a quienes estaban fuera de las filas, a incorporarse a las mismas.

No faltaron los conatos de golpizas entre mujeres u hombres, aunque sí hubo caldeados enfrentamientos verbales.

También hubo peligros de arrollamientos pues algunos conductores aceleraban al pasar ante la multitud. La situación se mantuvo hasta avanzada la tarde, cuando los paquetes de pañales que habían estado disponibles se agotaron.

Quedan dudas de si el comerciante quiboreños volverá a vender pañales sin protección policial o de la GN cuando reciba otro cargamento.

En El Tocuyo

En la capital del municipio Morán, también hubo congestionamiento frente a locales comerciales en busca de artículos de la canasta básica.

En La Nueva Muralla, avenida Fraternidad, la gente hacía colas sin saber lo que iba a encontrar.

“Dijeron que había mantequilla, harina precocida o jabón, aunqueno se si será verdad”, manifestó una sexagenaria que se identificó sólo como Joaquina.

colasquiborduaca03[1]

En la cooperativa La del pueblo, avenida Lisandro Alvarado, la cola era para adquirir un combo consistente en jabón en polvo y panela, margarina, pasta y mayonesa, a un costo de 200 bolívares.

A Eugernia le dijeron que originalmente traía lavaplatos, pero cuando a ella le tocó el turno se había acabado.

La congregación de personas se mantuvo hasta después del mediodía, cuando se agotó la mercancía. Frente a la cooperativa está ubicada la farmacia El

Campano, donde estaban vendiendo pañales y también había cola de madres interesadas en adquirirlos.

“Pero están vendiendo pañales químicos, que salen más caros, pero tenemos que comprarlos porque es lo que hay”, se quejó una de ellas.

En otros automercados de las avenidas Fraternidad y Lisandro Alvarado, en los que las colas son constantes, este lunes no había.

En Duaca

En la capital del municipio Crespo, los comercios propiedad de asiáticos operaban con normalidad debido a que no tenían ninguno de los artículos incluidos en las listas de desabastecimiento.

Donde si había un grupo de personas esperando era en Farmaplus Duaca, avenidra Tricentenaria, confiando en conseguir algunos de los medicamentos recomendados para calmar los dolores provocados por la chikunguña.

colasquiborduaca01[1]

“Nos dijeron que había acetaminofén y por eso estamos en la cola, ojalá sea verdad porque estos dolores no los aguanta nadie”, afirmó una de las mujeres presentes.

No hay detenidos en Yaracuy por formar colas

Hasta este lunes no se había practicado ninguna detención a raíz del decreto emitido por el gobernador de Yaracuy, Julio León Heredia, prohibiendo la permanencia de personas en horas de la noche o madrugada frente a establecimientos comerciales.

De acuerdo al decreto, se busca “garantizar el orden público, la soberanía alimentaria, producción y acceso de la ciudadanía a bienes y servicios”.

colasquiborduaca01[1]

Durante un recorrido por sectores comerciales de Yaritagua, la situación era de absoluta normalidad en los establecimientos donde últimamente las colas se han hecho algo común todas las semanas.

Este lunes sólo había una pequeña fila frente al automercado Comercial 88, en las cercanías del hospital, aunque no había productos como harina precocida, margarina, aceite regulado, pollo, pañales o toallas sanitarias y jabón, así como otros pertenecientes a la canasta básica.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*