Carlos Alcalá Cordones se rebela –► Estos son los próximos movimientos militares

@DolarToday / Jun 25, 2013 @ 8:34 pm

Carlos Alcalá Cordones se rebela –► Estos son los próximos movimientos militares

Los movimientos militares. A la hora de escribir estas notas era casi un hecho la designación de la almiranta Carmen Meléndez como ministra de Defensa (sería la primera mujer en ocupar ese cargo en Venezuela).

Ella sustituirá a Diego Molero, quien ahora verá cumplida su ilusión de verse como émulo del también almirante Henry Roscoe Hillenkoetter (primer jefe de la CIA, 1947) cuando asuma el proyectado Ministerio de Inteligencia. Molero sostiene que le importa más el manejo de información que cualquier otro estatus dentro del Gobierno.

Entretanto, salvo que una decisión de última hora disponga lo contrario, los hermanos Carlos y Cliver Alcalá Cordones pasarán a retiro el 5 de julio próximo.

A Carlos le ofrecieron la comandancia de la nueva milicia obrera y su negativa no se hizo esperar, mientras no es un secreto las diferencias de Cliver con el mayor general Hugo Carvajal.

Otro que se irá es Wilmer Barrientos, en el CEO lo sustituirá Vladimir Padrino López. En el Ejército, Alexis Ramírez López será el comandante general.

En la GNB los candidatos son (en estricto orden): Franklin Márquez Jaimes, Orlando Rodríguez y Luis Bohórquez Soto. Otra: Todos los brigadieres aspirantes a divisionarios serán ascendidos. Como en el pasado, los ascensos vuelven a ser un pretexto para desencadenar el descontento castrense.

Sin embargo, más que los promovidos a grados superiores, se trata de un escenario donde lo más importante es la lucha por el poder. Ello no significa que esta confrontación no se diera antes, sí ocurría pero de manera soterrada porque Chávez era un dique ante las aspiraciones militares, ahora con ropaje político.

Hoy, en el sector castrense, se han consolidado dos bloques: uno adherido a las tesis del socialismo chino y cubano, y el otro bajo el manto del institucionalismo simpatizante con Estados Unidos.

Este último critica la política del Gobierno personificada en el actual ministro del Mppijp y la ve como una promoción de la militarización del país, ahora con el ingrediente de las milicias obreras. En Washington surgen las voces que señalan a Venezuela como una amenaza potencial hacia Estados Unidos.

En este panorama continúa el surgimiento de facciones en la FANB, lideradas unas por elementos radicales con propensión a la izquierda, y las otras por la ultraderecha. Por todo ello, el problema no son en sí los ascensos militares ni los cambios de nombres, sino lo que ellos representan políticamente.

La separación de Wilmer Barrientos del CEO representa una baja para la derecha que llegó a ver en su persona al general conquistable para su causa. Pero también el retiro de los hermanos Alcalá Cordones puede traducirse en una baja sensible para quienes en la FANB simpatizan con el Gobierno. Tanto a Barrientos como a los Alcalá les llegó el retiro por ley. “Casualmente” la derecha se quedó sin una figura militar potencialmente ganada para ese sector, y la Revolución se quedó sin la garantía que representan los Alcalá.

Lo cierto del caso es que la estrategia de socavar las bases de una fuerza armada considerada leal al proceso con Chávez en vida, sigue en pie. Con ellas desarticuladas, serán posibles las acciones militares que cualquier Gobierno extranjero quiera tomar contra Venezuela. Posición que asumirían bajo el pretexto de la inestabilidad política general en un país cerca de sus propias fronteras.

El camino quedaría libre para la intervención en el mismo momento en que se desate en la casta militar una lucha por el poder. Desde el exterior se cansarán de decir que no contemplan invasión alguna. Sin duda, de ocurrir será condenada por todos los países del hemisferio; sin embargo, valdrá para recordar lo que llegó a decir Ernesto Guevara con respecto a la guerra de Vietnam: La solidaridad de los países socialistas para con Vietnam se asemeja a la solidaridad de la plebe romana para con los gladiadores. A buen entendedor pocas palabras.

Tomas Contreras

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*