Carta abierta de un ciudadano chileno al Pueblo de Venezuela

@DolarToday / Jul 23, 2013 @ 5:30 pm

Carta abierta de un ciudadano chileno al Pueblo de Venezuela

“Ayer, como otro ciudadano más de a pie, y comprometido con la Democracia como sistema político, fuí a acompañar a mis hermanos venezolanos residentes en Chile, quienes se reunían con el lider de la oposición de ese maravilloso país, Henrique Capriles, vencedor de las pasadas elecciones que se efectuaron en el marco de la desaparición física del Presidente Hugo Chávez Frías.

Al llegar a dicha convocatoria, la que se realizó ayer en el viejo y hermoso Palacio del antiguo Congreso Nacional en Santiago; a las puertas del mismo estaba una muchedumbre colérica e insultante a extremos del paroxismo. Ver a esa chusma delicuencial, pertenecientes al Partido Comunista y a otros grupúsculos de extrema izquierda, pudimos denotar por su violencia extrema, que era más que nada, fascinerosos de poca, pero peligrosa monta, pero todos ellos pagados, claro está, por la embajada venezolana en Santiago… que para vergüenza de muchos, es hoy un antro de conspiración y seguimiento a los opositores al régimen chavista aquí en Chile.
Fuí testigo y victima del actuar de estos delincuentes comunistas. Golpeaban a personas de edad. A mujeres, a ancianos y, especialmente a aquellos que los confrontamos casi de inmediato al ver y comprobar como agredían a personas decentes que sólo asistiamos a un acto político legítimo de apoyo a las libertades públicas de un país hermano.
Debo decir, eso sí, que la pequeña golpiza que recibí ayer (la tercera en mi vida: la primera me la dieron los fascistas de Pinochet allá por el año 1973; la segunda, me la propinaron durante mi exilio en Venezuela los adecos en un sótano de los estacionamientos de Parque Central, porque me negué a pagarles un “colaboración” mensual que nos exigian a los empleados públicos del ministerio para el que trabajaba, y al que entré ganando un consurso abierto para un cargo técnico, y no por recomendación alguna), sólo me ha servido para reafirmar lo que he sostenido desde que viví el sangriento Golpe de Estado con que la derecha chilena asaltó el poder en mi patria hace ya 40 años: los violentos, de derecha o de izquierda son un lastre para el desarollo de los pueblos. Sus odios y su ortodoxia sólo causan daño, dolor y miseria a los pueblos que la padecen; por eso no debemos nunca renunciar a combatirlos por igual a unos y otros.

A la Democracia hay que cuidarla con más participación y con una conducta cívica intachable. En tanto, todavía nadie me ha logrado explicar cuál es la diferencia entre un esbirro de Pinochet, o de Chávez o de Stalin o de los hermanos Castro. Por eso yo soy y seré siempre desde mi modesta trinchera de un hombre de a pié, un defensor de el sistema democrático.
VIVA VENEZUELA LIBRE Y DEMOCRÁTICA – VIVA CHILE… NO A LOS PROPULSORES DEL ODIO… NO AL FASCIO-COMUNISMO CHAVISTA Y SUS PERROS RABIOSOS PAGADO CON LA PLATA DE TODOS LOS VENEZOLANOS. VIVA HENRIQUE CAPRILES. LEGÍTIMO PRESIDENTE DE VENEZUELA.

Juan Pablo Vega

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*