¡CHANTAJE SOCIALISTA! “Estoy sacando el carnet de la patria para que me den comida”

Dolar Today / Jan 29, 2017 @ 8:00 pm

¡CHANTAJE SOCIALISTA! “Estoy sacando el carnet de la patria para que me den comida”

Con una mano agarraba el bastón y con la otra agitaba un cartón mientras gritaba: “Dejen la guachafita, esto es un abuso; comiencen a atender”. Marbella Rojas tenía siete horas en cola en la plaza Caracas. No había desayunado ni almorzado. Madrugó para ir el viernes a sacar el carnet de la patria y terminó quejándose por la lentitud del proceso y la falta de información.

“Todo está muy desorganizado. Estamos aquí desde las seis de la mañana y es la una de la tarde y aún no han comenzado a trabajar. Andan con un cuento de que la máquina no sirve y nos tienen esperando”, decía la mujer, de 70 años de edad, mientras les exigía a funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana más agilidad.

Cuando Rojas salió de su casa en El Valle todavía estaba oscuro. Fue al cuartel de la montaña pensando que ahí estaban entregando el documento, y perdió el viaje. También se trasladó al parque del oeste y debió marcharse. Siguió su camino buscando un documento que no sabía con claridad para qué serviría.

“No sé bien cómo va a funcionar, pero me han dicho que el presidente Nicolás Maduro nos dará más ayudas. Yo estoy sacando mi carnet de la patria para que me den comida, para que me lleguen las bolsas del CLAP. Eso es lo que queremos. Solo que esto es un desastre”, dijo.
Magaly Peña, otra de las mujeres que había estado haciendo cola en la plaza, tampoco sabía para qué necesitaría el carnet. “Yo soy chavista y me vine a sacar el carnet porque el presidente dijo que lo hiciéramos. Quiero tenerlo no vaya a ser que más adelante lo necesite. Hay gente que lo sacó y después le dieron su tarjeta de Hogares de la Patria, ahora va a recibir sus realitos”, manifestó.

Como ellas, cientos de personas más esperaban sentadas en el piso, en sillas de ruedas, apoyadas en muletas. Muchas mujeres cargaban con bebés que no llegaban a un año de edad, algunas se tapaban con cartones o sombrillas, otras amamantaban bajo el sol.
“Tenemos que sacar el carnet antes del 5 de febrero. Si no, nos vamos a quedar por fuera. No nos van a dar más nada y nosotros tenemos necesidades”, dijo una de las mujeres.

Más control. El viernes, mientras cientos de personas hacían cola en la plaza, el presidente aseguró en un acto en Miraflores que el proceso de carnetización se extenderá durante todo febrero. Además, reiteró que el instrumento “fortalecerá la atención del pueblo a través de las misiones y grandes misiones sociales”.

Sin embargo, analistas sostienen que la intención del mandatario con la creación del carnet de la patria es otra. Aseguran que se trata de otro mecanismo de control del Ejecutivo que no traerá beneficios reales a la población. “Estos instrumentos que se crean para dar acceso a los bienes que antes se podían adquirir sin mayores restricciones, terminan siendo mecanismos de dominación”, aseguró el economista Víctor Álvarez,  Premio Nacional de Ciencias.

Sobre las largas colas de personas aseguró que se trata de nuevas manifestaciones de la mentalidad rentista que ha venido tejiendo el gobierno. “Es el canje de la lealtad política por dadivas y prebendas. La gente cohíbe su libertad de pensamiento, su libertad de crítica porque teme perder el acceso a los bienes que son imprescindibles”.

El politólogo Victor Maldonado, miembro de Cedice Libertad, agregó que el gobierno lo que entrega es un cheque sin fondos. “Lo que están haciendo es ganar tiempo con promesas falsas. Antes entregaban algunas cosas, ahora dicen que se debe sacar un carnet. Así no se hace política social, lo que se hace es mantener a los pobres es condición permanente de chantaje institucional”.
Aseguró que si las misiones funcionaran, no se vería a gente perder peso por falta de comida o morir por falta de medicinas, e insistió en que lo que debe hacerse es reactivar la producción nacional. “El carnet de la patria no siembra, no manufactura, no importa, no comercia. Pero sí somete, extorsiona y engaña”.

Añadió que también hay mucha opacidad sobre el costo que le genera al Estado la emisión de esos carnets. “No sabemos nada porque ni siquiera hemos podido ver el presupuesto de gastos, que lo llevaron ante la Asamblea Nacional y tampoco lo han publicado”.
Además, rechazó que se hagan jornadas para entregar los carnets, mientras hay denuncias de que en las oficinas del Saime no cuentan con material para entregar pasaportes. “Que no garanticen los derechos elementales de ciudadanía demuestra que a pesar de todos los esfuerzos que dicen hacer, la gestión pública sigue colapsada”.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*