¡CHÁVEZ SE RETUERCE EN EL INFIERNO! La constitución que inventó Escarrá incluye un “asalto al petróleo venezolano”

DolarToday / Sep 13, 2018 @ 11:00 am

¡CHÁVEZ SE RETUERCE EN EL INFIERNO! La constitución que inventó Escarrá incluye un “asalto al petróleo venezolano”

El primero de mayo de 2007 Hugo Chávez anunciaba eufórico en Aló Presidente que su gobierno había logrado “la independencia definitiva del país en el tema del control de sus recursos energéticos”. Ese día anunciaba la nacionalización de la faja petrolífera del Orinoco -la zona con las mayores reservas petróleras en el mundo -, lo que significaba que PDVSA pasaría a controlar 60% de las ganancias mientras las multinacionales extranjeras comenzarían a participar del negocio petrolero como socios minoritarios.

Elizabeth Fuentes / El Cooperante

Para entonces, el zar del petróleo chavista, el presunto irremovible ministro y Presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, estaba en las alturas del poder y desde allí catalogaba a los Convenios Operativos y los Convenios de Asociación que contenía la Ley de Nacionalización firmada por el ex presidente Carlos Andrés Pérez, como un “asalto al petróleo venezolano”, crimen que habían llevado a cabo quienes el chavismo llamaba despectivamente “la Pdvsa de la Meritocracia” .

Para Ramírez, los Convenios Operativos de aquella Ley eran una ilegalidad “precisamente de su carácter de cesión… las empresas privadas exploraban y producían”, una inexactitud absoluta porque los abogados de la entonces PDVSA meritocrática alegaron ante la Comisión de Energía y Petróleo del Congreso Nacional – quien debía aprobar la Ley-, que el petróleo producido bajo esas condiciones no dejaría de pertenecer a la Nación y que dicha actividad sería supervisada y controlada por PDVSA.

De acuerdo con Ramírez,en los llamados Convenios Operativos los contratistas extranjeros recibirían una remuneración que representaba un porcentaje significativo del valor bruto de la producción; en decir, que su remuneración variaba en función de los volúmenes producidos y los precios de mercado.

Pero vaya sorpresa: tanto lo anunciado por Nicolás Maduro, lo criticado por Ramírez y ahora propuesto por Herman Escarrá en la supuesta nueva Constitución, parecen copias al calco de aquellos Convenios Operativos firmados por CAP y derogados por Hugo Chavez. Y lo que es peor: la supuesta Constitución Nacional que el gobierno pretende imponer y cuya autoría se la atribuye el abogado Hermán Escarra, tendrá entre sus novedades “un mayor acceso de la inversión extranjera al sector petrolero… Habrá una apertura, siempre que el Estado tenga la mayoría”, agregó sin precisar cómo será la fórmula de esa “nueva” apertura petrolera.Sin contar con que las palabras Apertura Petrolera eran sinónimo de traicion en el chavismo profundo.

Lo cierto es que luego de 20 años de desaciertos económicos y otros once desde que Hugo Chávez decretara la soberanía petrolera y “la definitiva independencia del país en el control de sus recursos energéticos”, Herman Escarrá parece que ha estado piloteando un auto parecido al del filme “Regreso al Futuro” y lo ha detenido en la década de los 90 para copiarse textualmente los términos de aquella apertura petrolera que pusieron en práctica tanto el segundo gobierno de Pérez -precisamente porque los precios del petróleo bajaron estruendosamente-, como el gobierno del presidente Rafael Caldera, quien amplió el rango de acción hasta la Faja del Orinoco.

Para mayor ironía, muchas de las empresas que aceptaron la invitación en aquel entonces, como la ExxonMobil, Royal Dutch Shell, ConocoPhillips, Chevron y Total, ahora mantienen litigios con el gobierno venezolano precisamente por las medidas de expropiación que dictó Hugo Chávez para poner en practica lo que calificó como una amenaza del capitalismo transnacional a la “soberanía venezolana“.

Soberanía que hoy luce desteñida ahora los venezolanos estamos pagando no solo precios de gasolina internacionales, enfrentamos la pérdida de Citgo más la millonada de dólares que debe pagar el gobierno de Maduro por la demanda que le ha ganado la ConocoPhillips, mientras el presidente y su carnal Escarrá han tenido que regresar a las mismas fórmulas que propusieron sus más fervientes adversarios políticos 30 años atrás y, sin embargo, no se les mueve un kilogramo de vergüenza.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*