Comercialización de libros ha caído 85% y lo que queda es la “basura propagandística del régimen”

DolarToday / Jun 14, 2015 @ 6:00 am

Comercialización de libros ha caído 85% y lo que queda es la “basura propagandística del régimen”

“El libro es un insumo básico pero es despreciado por los regímenes que, como el venezolano, únicamente se afianzan en una sociedad ágrafa, retraída y resignada”. Asi lo dijo el diputado opositor Luis Barragán durante un encuentro con libreros formales e informales de Caracas quienes están preocupados por la debacle del mercado editorial, publica El Noticiero digital

“Según fuentes confiables, la comercialización del libro en Venezuela ha disminuido en 85% y en el que librerías están terminando en quincallas. La falta de divisas impide la necesaria actualización en materias y autores que ya no tocan ni los predios universitarios, excepto fotocopiados y, no obstante, la escasez de respuestos ha parado las máquinas y encarecido las copias”.

Y siguió. “La interconectividad, tan lenta en nuestro país, no garantiza siempre el acceso libre y gratuito a una bibliografía importante y decisiva. Un estudiante promedio de medicina, por ejemplo, tiende a emplear textos – que les son obviamente indispensables – de ediciones atrasadas, cuyas copias cada vez más pierden nitidez y precisión, o el especialista y el aficionado a la literatura se resignan a conocer por vía indirecta las novedades y, a lo sumo, armar como un rompecabezas algunos capítulos o párrafos que circulen por vía digital”.

“La industria editorial venezolana”, prosiguió, “está quebrada y con bastante sacrificio un autor puede ver su obra en alguna vitrina, de modesto tiraje, limitadas páginas y de elemental diseño y encuadernación. Industria prácticamente monopolizada por el Estado, dueño del papel y otros insumos. Lo poco que hay en el precario mercado es la basura propagandística del régimen que, por cada Manifiesto de Cartagena de mala calidad impreso y almacenado, exponencialmente edita y distribuye un folleto para vituperar a Obama y realzar a Maduro. Por supuesto, desactualizadas, las bibliotecas públicas están anegadas de estas publicaciones intrascendentes sin disponer de recursos y medios tecnológicos para la preservación del viejo patrimonio bibliográfico condenado a desaparecer”.

Finalmente el diputado Barragán señaló: “El no tan inadvertido desabastecimiento de los libros en Venezuela, convencionales o digitales, precursor de todas las escaseces, apunta a una realidad incontestable: el gobierno combate el pensamiento crítico, teme a la inteligencia y nos ha sentenciado a la extemporaneidad. Pero triunfará la otra sociedad, la de la información y el conocimiento estratégico sobre los hombros de la libertad, la democracia, la productividad, la equidad social”.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*