Cuando Venezuela tenía soldados

   facebook    twittear        eMail
Cuando Venezuela tenía soldados

@DolarToday / Jun 11, 2013 @ 1:59 pm

Señores Sargentos Profesionales, Oficiales subalternos, algunos Oficiales superiores, todos en servicio activo: lo siguiente no los involucra, por lo tanto pueden desechar su lectura, es su derecho, pero si la continúan puede ser que se enteren de una minúscula parte de nuestra historia militar.

Para los que usurpan el uniforme, los cargos y honores militares, esto sí es con ustedes.

“El que quebranta un juramento es un malvado que abjura de Dios y de su Patria, a quienes pone de testigos y da por fiadores de la seguridad de su promesa. El soldado que deserta huella este vínculo con que se ha ligado al frente del pabellón de su Patria y es un perjuro.

El que se niega a la defensa de su Patria es el más detestable de los hombres, y el peor de los ciudadanos. Si un hombre tal la abandona en el momento que ella se empeña en sostener su libertad usurpada por un Gobierno tiránico e injusto es un monstruo desnaturalizado, es un traidor. Tal es la mancha horrorosa de que se cubre el soldado infiel que deserta en las actuales circunstancias.” 1

¿Cómo reza nuestro juramento como militar?, ¿acaso no se inicia con… ¿Prometéis a Dios y a la República, en presencia de la bandera, defender la Patria…?…?, ¿cómo respondemos los militares a esta pregunta?, ¿acaso no respondemos: “Sí, lo prometo”?

Entonces, todos los militares actuales, activos o retirados que premeditadamente, o por omisión, permiten o permitieron la presencia de mercenarios castro-comunistas en nuestra Patria ~que no es solo de esos militares, sino de TODOS los venezolanos~ aceptándolos dentro de nuestra Fuerza Armada Venezolana, y más grave aún, acatando sus órdenes y controles, están dejando de cumplir con su juramento de “…defender la Patria hasta perder la vida…”; incumplimiento que los convierte en “…un malvado que abjura de Dios y de la Patria…el más detestable de los hombres, y el peor de los ciudadanos…es un monstruo desnaturalizado, es un traidor…”

Con la anuencia de los historiadores me atrevo afirmar que esta Tierra de Gracia ha sostenido dos Guerras de Independencia. La primera, desde 1810 hasta 1821, nos liberó del gobierno español y la segunda, en las décadas 1960 y 1970,  contra las tropas mercenarias del gobierno comunista cubano y sus aliados venezolanos traidores ~llamados eufemísticamente ‘luchadores sociales’ por la actual Fiscal General~ y que hoy día esos mismos traidores y sus alumnos entregaron, en posición decúbito prono, nuestro País a los derrotados por aquellas Fuerzas Armadas Nacionales constituidas por mujeres y hombres con ‘guáramo’, por ¡verdaderos militares!

Esa “segunda independencia” fue una guerra y no una persecución política, como pretenden hacer creer los pseudo historiadores de este ‘proceso’ a través de la deformación de la historia, uno de los pasos obligatorios que da el comunismo para entronizarse en la mente de los tontos útiles.

Sepan jóvenes Oficiales, Sargentos y sus familiares que en esas décadas 1960 y 1970 hubo invasión militar de parte de los cubanos y nosotros, los viejos soldados que aún sobrevivimos, los enfrentamos, sin miedo, decididos a impedir que se apoderaran de nuestra Patria, tal y como hoy día lo están haciendo. No nos importó nuestras vidas; tanto es así que fueron cientos los Soldados, Sargentos, SOPC y Oficiales que murieron en combate contra las auto-denominadas “Fuerzas Armadas de Liberación Nacional”, creadas y acaudilladas por el capitán de navío Manuel Ponte Rodríguez, quién fue el cabecilla de “El Porteñazo”; esas ‘fuerzas armadas’ estaban constituidas por cubanos y venezolanos traidores, hoy día llamados ‘luchadores sociales’ por la Fiscal General.

Sepan jóvenes Oficiales, Sargentos y sus familiares que esos invasores y esos traidores estaban organizados en frentes de combate tales como:

- La Azulita, Estado Mérida, cabecilla Argimiro Gabaldón. (1960)

- Frente “Simón Bolívar”, en las montañas de Lara. Sus cabecillas fueron Argimiro Gabaldón; Carlos Betancourt; Juan Vicente Cabezas y Tirso Pinto. (1961)

- Frente “José Leonardo Chirinos”, en las montañas de Falcón y Yaracuy. Sus cabecillas fueron Douglas Bravo; Luben Petkoff; Elías Manuit Camero y Elegido Sibada (a) Magoya, asesino sanguinario que mutilaba a los Oficiales, Sargentos y Soldados fallecidos en combate. (1962)

- Frente “Manuel Ponte Rodríguez”. Fueron sus cabecillas Alfredo Maneiro y el teniente desertor de la Guardia Nacional Héctor Fleming Mendoza. (1962)

-  Frente “José Antonio Páez”, Llanos de Apure. Sus cabecillas: el sargento desertor de la Armada Adalberto González; Francisco Prada y Ángel María Castillo. (1963)

- Frente “Ezequiel Zamora”, en la zona de El Bachiller, cercano a Caracas. Sus cabecillas fueron Alfredo Maneiro; Américo Martín; Moisés Moleiro y Fernando Soto Rojas (¡claro cerquita de la ciudad para poder tomarse sus ‘traguitos’!, ¿verdad ‘doctor’?) (1963)

- Frente Guerrillero “Antonio José de Sucre”, entre los Estados Sucre, Monagas y Anzoátegui. Sus cabecillas: Carlos Betancourt; Américo Silva y Gabriel Puerta Aponte. (1966)

Sepan jóvenes Oficiales, Sargentos y sus familiares que esos supuestos ‘luchadores sociales’ según la Fiscal General, remataban a los Soldados, Sargentos y Oficiales que quedaban heridos; cortaban los genitales a los heridos y a los muertos y se los introducían en la boca, como sucedió, a título de ejemplo, en la emboscada que le hicieron a una patrulla de aquellos verdaderos militares en el sitio denominado El Cepo en el estado Lara. O lo que sucedió en Cararabo, donde bandoleros colombianos y traidores venezolanos ~uno de esos cobardes llegó a un muy alto cargo en nuestra Armada~, masacraron a los Infantes de Marina que allí dormían, les cortaron la garganta a cada uno y por esa herida extrajeron sus lenguas en un atroz acto que esos ‘luchadores sociales’ llaman ‘corte de corbata’.

Las denominadas “Unidades Tácticas de Combate”, responsables: del asesinato de Oficiales y SOPC que visitaban a su familia durante los permisos operacionales que raramente les concedían; del asesinato de cientos de humildes policías por el solo hecho de ser policías; de los numerosos secuestros de ciudadanos para pedir rescate y de las decenas de muertos inocentes en los atracos diarios a los bancos y cuyo propósito era reunir dinero para los invasores cubanos y para los traidores venezolanos que los apoyaban. Algunos de esos‘ñángaras’ de cuello blanco deben su fortuna actual a una parte de esos dineros que jamás hicieron llegar a quienes estaban destinados ¿verdad ciudadano periodista ‘plastificado’?

Muchos de esos cabecillas se ‘rajaron’, dejaron en las montañas a numerosos jóvenes que no podían escapar so pena de ser fusilados por sus propios compañeros como sucedió en algunas oportunidades; esos ‘caudillos’decidieron continuar su vida placentera que les garantizaba ‘aquella oprobiosa dictadura ‘capitalista-cuartarepublicana’ enemiga del pueblo’;ellos en la actualidad son dueños de empresas, ‘negociantes’, con significativas cantidades de dinero en sus arcas.

¡Se me olvidaba!, …también derrotamos en 1962 tres golpes de Estado aupados por los comunistas, Barcelona, Carúpano y Puerto Cabello y otros dos más, en 1992, de la misma camarilla de traidores que hoy entregan esta Tierra de Gracia a una nación quebrada, inviable, tiranizada por unos zombis. Cinco violaciones a la Constitución Nacional que generaron decenas de muertos militares, policías y ciudadanos inocentes.

Todos esos hechos delictivos fueron llevados a cabo por los ‘luchadores sociales’ que defiende la Fiscal General; hechos acaecidos antes de 1998 y por lo tanto incluidos en esa tramoya de ley que desean aplicar a un solo lado.

Justicieros de la Fiscalía General, vean el resultado de la guerra en los Balcanes, donde no solo fueron juzgados aquellos que estaban al frente del gobierno de la ex Yugoslavia; vean lo que está sucediendo en Siria y la condena mundial reclamando juicio y castigo por los excesos de ambos bandos.

Los viejos soldados, los que cumplimos con nuestro juramento, los que impedimos que se mancillara nuestra Patria y nuestro honor, los que sí éramos y somos militares, estamos orgullosos de nosotros mismos y lo volveríamos hacer.

Para finalizar, nosotros, los verdaderos militares, nunca llegamos a pensar o creer que hoy esos asesinos y sus correligionarios actuales estarían protegidos ¡hasta por los integrantes de la actual FAN!

Surgen dudas: ¿será complicidad, cobardía,…qué será?; ¿qué celebrarán el próximo 24 de junio, 5 de julio, 24 de julio? y ¿el 8 de agosto y 10 de diciembre?

1 Congreso Constituyente – Sesión del 12 de febrero de 1812 – Ley penal para castigar el delito de deserción
(Fuente: ledherman.blogspot.com)
 
   facebook    twittear        eMail
 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 

Lo mas leido...