¡CUBANIZADOS! Maduro convierte nuestros sueldos en SAL Y AGUA

@DolarToday / Jul 13, 2014 @ 6:00 am

¡CUBANIZADOS! Maduro convierte nuestros sueldos en SAL Y AGUA

De las múltiples calamidades que afectan a la familia venezolana, la caída del salario es la que más angustia, esto unido a la escasez conforman la tragedia que vivimos en poder comprar y conseguir los alimentos, así como los demás artículos que consumimos para cubrir nuestras necesidades cotidianas.

El valor real del salario comparado con la creciente y desbordada inflación luce minimizado, hemos tratado numéricamente de ubicar su valor en el último año y el mismo luce irreal. El gobierno lo ubica a la tasa de cambio oficial de 6.30 bolívares por dólar y vemos como lo establece en casi 700 dólares el salario mínimo al mes. Pero este reduce drásticamente su valor real cuando lo ubicamos al dólar permuta o a la tasa SICAD 2 y pasamos a estar entre los 30 países del mundo con menor salario mínimo en dólares, oscilando entre 60 dólares al mes valor permuta y 85 a la tasa SICAD 2. El 50% de los trabajadores venezolanos ganan salario mínimo.

Hoy adquirimos un 70% de nuestras necesidades de alimentos y demás artículos de consumo familiar, pagando entre 3 y 7 veces su precio oficial, reduciendo el valor real del salario ya que los productos regulados son difíciles de adquirir a los fijados por el gobierno por no decir imposibles. Las largas y permanentes colas en Mercal, PDVAL, Abastos Bicentenarios, FerrePatria etc. son un ejemplo de ello.

Lo que demuestra que los niveles de escasez son dramáticos y oscilan entre 28% en la zona metropolitana y hasta un 40% en el interior.

Estimamos que se necesitan cinco salarios mínimos aproximadamente Bs.22.000 al mes, para cubrir la cesta básica y cubre las necesidades elementales de una familia de 5 personas. Se necesitan dos salarios mínimos que es aproximadamente Bs. 8.800 al mes por familia para la canasta alimentaria minima; lo cual nos ubica dentro de los cinco países del continente con menor poder adquisitivo.

Son evidentes las limitaciones que tenemos los venezolanos para alimentarnos y adquirir los productos que necesitamos por la caída del salario, lo cual unido a las constantes alzas de precios y creciente niveles de escasez desmejora nuestra calidad de vida.

Vicente Brito
Presidente
Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución

La Patilla

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*