¡DEBES SABERLO! ¿Si EEUU te niega el asilo, aún puedes pedir permiso de trabajo?

DolarToday / Mar 25, 2018 @ 8:00 am

¡DEBES SABERLO!  ¿Si EEUU te niega el asilo, aún puedes pedir permiso de trabajo?

La demora de hasta cinco años que se venía presentando en las oficinas de asilo del país representaba una ventaja a todos los solicitantes en espera: un permiso de trabajo que no solo les permitía ganarse la vida legalmente, sino optar por otros beneficios como una tarjeta del Seguro Social y solicitar cobertura bajo la Ley de Cuidado de Salud Asequible (mejor conocido como Obamacare).

POR JOHANNA A. ÁLVAREZ / jaalvarez@elnuevoherald.com / El Nuevo Herald

Por esto, cuando el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) anunció a finales de enero que aceleraba el proceso de asilos para entrevistar de manera prioritaria a los solicitantes más recientes, los abogados de inmigración del sur de la Florida empezaron a escuchar una pregunta recurrente de sus clientes: “¿Qué va a pasar con mi permiso de trabajo?”.

Erwin Díaz-Solís, miembro del Comité de Asilo de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), dijo a el Nuevo Herald que representantes de la oficina de asilo aclararon que el “reloj” para solicitar el permiso de trabajo seguirá corriendo normalmente y no se verá afectado por las nuevas medidas.

Este “reloj” se refiere al contador que se inicia el día en que el Servicio de Inmigración recibe el caso de asilo (detallado en el recibo azul que les llega a todos los solicitantes) hasta que se cumplen los 150 días, cuando se puede pedir el permiso de trabajo, explicó el abogado con 23 años de experiencia y especializado en casos de asilos afirmativos.

Para calificar como refugiado y solicitar asilo político, los ciudadanos venezolanos deben cumplir ciertos requisitos que sirven de evidencia a fin de corroborar que son o serán perseguidos en su país por sus opiniones políticas. Daniel A. Varelael Nuevo Herald

Con esto, si un solicitante va a la entrevista en la oficina de asilo y le comunican la decisión de negar el caso, puede igualmente solicitar al permiso de trabajo cuando se cumplan sus 150 días, sin importar que su proceso haya pasado a la corte de inmigración.

Esto se basa en que el caso no está completamente negado ya que el agente de inmigración en la oficina de asilo solo ha dado una “recomendación de negación”. La negación final la da un juez de inmigración.

“Pueden seguir renovando el permiso de trabajo ante el juez y la junta de apelación”, dijo el abogado en una entrevista telefónica con el Nuevo Herald.

Usualmente toma entre dos y cinco meses para que los solicitantes rechazados en la oficina de asilo puedan tener su primera cita en la corte conocida como “audiencia principal”.

El gran “pero”
Díaz-Solís recalcó que la agilización de las entrevistas de asilo sí afectará a un grupo de solicitantes que ya no podrán beneficiarse con el permiso de trabajo.

Los solicitantes que al momento de la decisión de la oficina de asilo estén todavía con un estatus migratorio vigente, ya que no se les han vencido sus seis meses como turista o tengan vigente otra visa, no serán remitidos a la corte de inmigración.

“Si al momento que le dan la decisión [de negación] no se les ha vencido el estatus, a esas personas les llegará una notificación con las siglas NOID (Notice of Intent to Deny) en las que les dirán que la oficina intenta negarles el caso y les dan 16 días para responder por escrito”, explicó Díaz-Solís.

Indicó que esa comunicación les da a los solicitantes una última oportunidad de explicar dudas o entregar documentos faltantes a los agentes de inmigración.

De ser finalmente rechazado el caso, esas personas no serán referidas a un juez de inmigración y podrán permanecer en el país mientras esté vigente su visa, pero deberían abandonar el país por cuenta propia antes de que se les venza su estatus.

Por su parte, el abogado Marcial de Sauti, especializado en casos de asilo y deportación, explicó que hay otras maneras para “parar el reloj” del permiso de trabajo.

Un ejemplo es si el solicitante no acepta la primera fecha de audiencia dada por el juez de inmigración para presentar su caso ante la corte. Esto es porque se asume que la persona es la que está causando el retraso de su proceso y se detiene el contador para su permiso de trabajo como una forma de penalidad.

“Es complicado pero así es inmigración”, enfatizó.

Según la misma USCIS, otras razones para “parar el reloj” es pedir que transfieran tu caso a una nueva oficina, pedir que cambien tu cita para una fecha posterior, no aparecerte a la cita de las huellas dactilares o no tener un intérprete competente en la cita.

El permiso de trabajo es un beneficio que otorga el gobierno de Estados Unidos a algunos solicitantes de trámites migratorios cuando su proceso es extremadamente largo, con el propósito de que esas personas no se vuelvan una carga para el Estado.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*