¡DESASTRE HIPERINFLACIONARIO! Cuatro dudas que dejan los anuncios de Nicolás Maduro sobre la economía

DolarToday / Jul 26, 2018 @ 11:00 am

¡DESASTRE HIPERINFLACIONARIO! Cuatro dudas que dejan los anuncios de Nicolás Maduro sobre la economía

Los anuncios realizados ayer por el presidente Nicolás Maduro en relación con la economía indican, por una parte, el reconocimiento del fracaso de las políticas del chavismo -un fracaso denunciado por el propio mandatario en su alocución-,y la posibilidad de que se viva una pequeña reactivación y se regrese del sistema comunista que parece haber llegado a su límite. ND

Sin embargo, muchos de los anuncios, por los momentos, dejan más dudas que certezas, y aún falta ver si el Gobierno podrá, por una parte, frenar el desastre hiperinflacionario que parece inminente (sin ninguna credibilidad para lograrlo) y por la otra, manejar las tensiones políticas que se generarán a lo interno de su propio movimiento. Por los momentos, hay cuatro dudas fundamentales, producto de otros tantos anuncios, que se relatan a continuación:

Un anclaje inexistente

Aunque Maduro intentó señalar que el anclaje del “bolívar soberano” al Petro, y afirmó que “como todos sabemos, el petro está anclado al precio de la cesta petrolera venezolana”, los economistas señalan que no ofrece credibilidad anclar dos cosas que controlas entre sí, y que el Petro, adicionalmente, tiene el problema de estar sancionado por Estados Unidos, lo cual limita las transacciones que se puedan hacer con él.

Un anclaje, además, presupone que hay que procurar equilibrio fiscal, indica el economista Luis Oliveros; Maduro anunció “políticas fiscales”, pero con déficits fiscales de dos dígitos del PIB, recurrentes además durante los últimos diez años, y con el Gobierno anunciando semanalmente “bonos” emitidos con dinero inorgánico, lo más probable es que, como señalan expertos, el Gobierno termine devaluando el petro, emitiendo más criptomonedas para financiar el déficit. Una característica de las criptomonedas, por cierto, es, especialmente, que tienen un número limitado de unidades, y esta es la característica que les confiere su valor.

Producir, ¿con qué y con quién?

Aunque la medida de suspender por un año los aranceles a la importación de bienes de capital e insumos para producir es, sin duda, positiva, queda la duda de quiénes podrán producir, y con qué: La planta industrial venezolana está completamente destrozada, como lo demuestran las cifras de Conindustria que señalan que el parque industrial solo consta de 3.600 industrias, de las más de 8.000 que había hace una década.

Otra pregunta es si la desvencijada superestructura de la producción (electricidad, agua, transporte, vialidad) puede soportar un incremento súbito de la producción industrial, así como las industrias de apoyo (artes gráficas, metalurgia, etc.), y si queda, incluso, personal preparado para asumir el incremento productivo, luego de la salida de Venezuela de 3 millones de personas en los últimos años.

Finalmente, superados todos esos escollos, queda una duda adicional: ¿Qué pasa si las empresas importan bienes de capital, insumos, y luego de tener su producción en la calle son sometidas a un “dakazo” como es una práctica recurrente del Gobierno? ¿Habrá un “compromiso antidakazo” de Nicolás Maduro para lograr restituir la confianza? El mandatario pidió un voto de confianza en su programa, pero hace falta más que eso para lograr reinstaurarla.

¿Qué cambios trae la Ley de Ilícitos Cambiarios?

Ciertamente, los cambios que trae la Ley que se presentará a la Asamblea Nacional Constituyente (lo que de por sí representa una ilegalidad) parecieran positivos, sumados al deslizamiento de la Tasa Dicom para Remesas, que ya se está acercando al valor del dólar en el mercado paralelo: Maduro señaló que el cambio es para “eliminar buena parte de los delitos” que contempla la Ley, e ir desmontando el alambre de púas que se le puso a la economía durante 16 años.

Aunque el mandatario pidió darle una oportunidad a las medidas en el PSUV, y discutirlas en su congreso ideológico, habrá que esperar las tensiones que el levantamiento (total o parcial) del control de cambios traerá en un sistema político en el que algunos voceros como Aristóbulo Istúriz han señalado que “si quitamos el control de cambios nos tumban”.

Fortalecimiento de las reservas con un campo petrolero

Finalmente, está muy claro que la medida de fortalecer las reservas con la operación del campo petrolero Ayacucho II de la Faja del Orinoco para el BCV apunta a paliar, aunque sea en algo, la pesada carga de financiamiento que se le ha impuesto al emisor con Pdvsa, aunque esto de ninguna manera sanea las cuentas del banco. Queda la duda, también, de por qué se respalda al “bolívar soberano” con el petro, con petróleo, y no con el oro de las reservas internacionales, lo que podría indicar que estas están peor que lo confesado.

El otorgar un campo petrolero al BCV es, como dijo Maduro, una medida “histórica”, en el sentido de que no tiene precedentes. Otra cosa es que el campo Ayacucho II es una suerte de “patito feo” de la Faja, que el chavismo ha intentado colocar como colateral de otros préstamos sin conseguirlo.

Ciertamente, si el Gobierno logra estabilizar un mercado abierto de divisas, eso puede ayudar a secar la sangría de dólares, otorgando un precio de equilibrio a la moneda, y al mismo tiempo, secar el exceso de liquidez de la economía, frenando la inflación. Pero el que se logre, además, sin dinero fresco, en medio del terrible caos de la economía venezolana, está por verse.

v

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*