“Desodorante y shampoo para mi son desechables. ¿Para qué necesito eso en el cerro?”

@DolarToday / Feb 3, 2015 @ 10:00 am

“Desodorante y shampoo para mi son desechables. ¿Para qué necesito eso en el cerro?”

Un grupo de estudiantes, trabajando para una investigadora del sector educativo, se pasean por las colas, se meten entre la gente, compran, averiguan, viven la crisis. Estos son algunos de los testimonios que al final irán en ese trabajo definitivo sobre la crisis de desabastecimiento en Venezuela que para la gerencia pública, siempre irresponsable, no es más que una guerra económica impulsada desde el imperio:

“Métete en esta cola. Me dijeron que algo llegará más tarde. El vigilante no sabe qué es, pero me dijo que algo llegará”.

“El tipo de la camisa verde vende puestos en la cola. 300 bolívares y avanzamos 40 puestos. Vamos a dale”.

“Ponte delante de los bachaqueros. Si quedamos detrás no compramos nada. Esos se llevan todo. Están amarrados con los cajeros y la policía”.

“Es mejor ir a hacer colas al Este de Caracas. Las colas del Oeste son pura mafia entre bachaqueros, policías y buhoneros. Al Oeste llevan más productos, pero hay más mafia”.

“Los cajeros le avisan a los bachaqueros. Los bachaqueros le pagan a militares y policías para que los protejan. Los bachaqueros revenden más caro a particulares o a la otra mafia, la de los buhoneros. Este es el socialismo del Siglo XXI”.

“El transporte de alimentos está controlado por las guías del gobierno y los militares. Por eso a los militares y a los jefes del gobierno no les falta nada. Hasta le llevan las cosas a sus casas”.

“Las colas en los operativos del gobierno son peores. El gobierno hace propaganda, las anuncia en los medios y va más gente, más bachaqueros y más mafia. Ahí la cosa se pone fea. En la avenida Bolívar me tiré una cola de siete horas”.

“Mi problema más grave es la leche para los muchachos tengo tres míos y la hija mayor de 14 años parió hace poco y tengo que ayudarla con el bebé y las colas me quitan tiempo”.

“Desodorante y shampoo para mi son desechables. ¿Para qué necesito eso en el cerro si acaso bajo es para meterme en las colas por comida? La comida sí es importante. Además allá arriba cuando puedo vendo empanadas. Sin harina no hay negocio”.

“Yo me arreglo vendiendo cerveza en el cerro, pero allá arriba ya no llega suficiente comida. Y si llega es muy cara. Hay que bajar a buscarla. Para eso hay que venir preparados con sillitas y sombrillas. Las colas son largas y a pleno sol”.

“Por ahí dicen que el gobierno va a prohibir que uno compre fuera de la zona donde vive. Si eso es así, pues o nos morimos de hambre o nos comen las mafias”.

“Estas colas me dicen que son peores en el interior del país. Pues ni mi imagino. En Caracas la cosa es ruda”.

“Colas para comida, para jabón y para medicinas. Ya yo casi ni trabajo. Casi ni trabajamos. Todos en la oficina pedimos permiso a cada rato para salir a la cola que nos avisen”.
A los jefes y dirigentes del oficialismo no les interesan para nada estos testimonios. Eso está claro. Lo que diga la gente es parte de la campaña de desprestigio y de la guerra económica. Que sufran o pasen hambre les sabe a jabón.

A propósito. Jabón no hay.

Twitter: @ejrl

El Universal

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*