Destrozan y desvalijan la casa de Ruben Limardo

@DolarToday / Nov 3, 2013 @ 10:50 am

Destrozan y desvalijan la casa de Ruben Limardo

“Cuando entré a mi casa parecía que allí hubiese temblado. Todo estaba patas pa’ arriba”, fue la impresión de Francisco Limardo, hermano de Rubén Limardo. El desorden y destrozos se debían a una visita indeseable: los amigos de lo ajeno.

Y es que el hampa llegó a la casa del campeón olímpico, quien se encuentra hospitalizado en Polonia, recibiendo tratamiento contra el paludismo, noticia que le daría un golpe moral y que sus familiares no piensan darle hasta que se recupere. “Tarde o temprano se va a enterar”, confesó indignado el segundo de los Limardo.

“Se llevaron de todo. Yo calculo que más de 500 palos. Son tan miserables que cargaron con unas hallacas que estaban congeladas desde 2010, cuando murió mi mamá”.

Los antisociales rompieron uno de los portones de la vivienda, las puertas de la cocina y del frente. Tuvieron tiempo de revisar todo el inmueble y de llevarse lo que se les atravesara.

“Se robaron las prendas de mi mamá, que las tenía Rubén como recuerdo para toda la vida; los relojes que se ha ganado él en las competencias, muchísimas medallas, el televisor, la ropa, los zapatos. En mi cuarto no dejaron nada. Ni un boxer me dejaron”.

El “Gordo”, como le dicen por cariño a Francisco, se alegró de que la medalla de oro olímpica y la espada de Bolívar Rubén las tuviera guardadas en otro sitio.

“El motor con el que salíamos a pescar también se lo robaron. Ese lo habíamos comprado hace tiempo; mi mamá estaba viva y lo usábamos en vacaciones para pescar. Es una lástima, están muy costosos ahorita”.

La casa materna de los Limardo queda ubicada en la urbanización Los Próceres de Ciudad Bolívar. “Nunca nos habían robado. Aprovecharon que mi hermano está hospitalizado en otro país”.

Francisco hizo la denuncia en una sede de la Policía del estado que se encuentra cerca de la residencia.

La casa lleva varios días sola. El “Gordo” casi a diario le daba “vueltas” porque le daba miedo dormir solo, “precisamente por la inseguridad”. El jueves fue a cambiar unos bombillos.

“Le hago un llamado a la gente de Bolívar a que nos ayude a recuperar las cosas, que son valiosas para nosotros, no en lo económico, sino en la parte sentimental”.

La familia Limardo espera tener todo el apoyo de los cuerpos de seguridad para recuperar sus pertenencias y que no vuelvan a ser blanco de ladrones.

Con información de LaVerdad.com

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*