Devueltos 40 mil venezolanos de aeropuertos mexicanos en cuatro años

@DolarToday / Nov 28, 2019 @ 7:00 pm

Devueltos 40 mil venezolanos de aeropuertos mexicanos en cuatro años
LOS ANGELES, CA - DECEMBER 10: International air travelers are processed by US Customs and Border Protection agents upon arrival to Bradley International Terminal at Los Angeles International Airport (LAX), on December 10, 2009 in Los Angeles, California. December is the busiest time of the year for international travel and the US CBS is trying to educate the public on ways to get through the customs process efficiently. (Photo by David McNew/Getty Images)

Los venezolanos representan la tasa más alta de extranjeros rechazados por autoridades en los aeropuertos de México, así lo aseguró Fernando Lozano Ascencio, director del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (Crim) de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam).

por Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

“Les negaron la entrada al país (…) esta migración cambió el rostro del escenario migratorio de América latina”, dijo Lozano, durante su intervención en el foro Horizontes de la emigración venezolana: retos para su inserción laboral en América Latina, realizado este miércoles, 27 de noviembre, en la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), en Caracas.

Lozano explicó que desde el año 2014 al año 2018 prácticamente se “cayó” la entrada de turistas venezolanos a través de vías aéreas a México. Y que, entre esos mismos años, 40 mil venezolanos han sido devueltos de los aeropuertos mexicanos, según revela la Unidad de Política Migratoria (UPM) de México.

El director del Crim realizó una investigación en 11 ciudades latinoamericanas en la que entrevistó a 200 venezolanos para conocer los escenarios migratorios en la región. “Venezuela se convirtió de un país receptor a uno expulsor de migrantes. Se trata de una migración repentina, sin proyecto. La migración del desespero”.

Con la ola migratoria reciente, Lozano indicó que se añaden otros países como principales destinos al momento de decidir emigrar, esto por el colapso de los países fronterizos. “Se incorporan lugares que no estaban en los planes de la migración venezolana, un ejemplo de ello Bolivia, Paraguay, Uruguay y México”.

Lozano aseveró que otros elementos importantes en la migración en contexto de crisis, es el colapsó de los sistemas administrativos de los países de destino y de salida, donde se desarrollan las redes de corrupción.

El profesor señala que en América Latina ha adoptado una definición amplia del término refugiado pero que en la mayoría de la región no se aplica la definición. “657.225 solicitudes de condición de refugiados en todo el mundo: 70% en algún país suramericano”, dijo.

Para Lozano otros elementos que entran en el contexto de la crisis migratoria es la existencia de nuevas rutas migratorias y la combinación de medios de transportes. “En Algunos países como Venezuela y México no habrá otra ruta para llegar que en avión. Pero ya hay casos de caminantes venezolanos que se unen a las rutas que emprenden migrantes en Centro América para llegar a EEUU”.

También explica que la experiencia de integración ha significado cierta estratificación de derechos entre diversos colectivos de migrantes y al interior de los propios migrantes venezolanos. “Por ejemplo en Chile hay rechazo a los migrantes haitianos y en México a los migrantes de Centroamérica”.

Lozano agrega que en 2019, en los países de destino han aumentado más los marcos en seguridad nacional y no de derechos humanos. Además señala que la mayoría de los países se inclinaron por políticas de puertas abiertas, pero con fuertes limitaciones impuestas por el contexto de crisis migratoria. “En 2019 las cosas han cambiado, hay mayores restricciones y exigencia de visas y pasaportes a la migración venezolana, en ese sentido el escenario no es nada favorecedor”, concluyó.

Las islas útiles

Según la investigación realizada por Geraldo González Maldonado, sociólogo de la Universidad Central de Venezuela (UCV), en las islas pertenecientes a los Países Bajos: Aruba, Curazao y San Martín, la migración de miles de venezolanos ha creado un alto impacto en el mercado laboral en estas regiones caribeñas.

González señala que 7 de cada 10 venezolanos que migraron a las islas pertenecientes a los Países Bajos, son oriundos de los estados Falcón y Zulia. El sociólogo clasifica la migración venezolana a estas islas en cuatro etapas: Migración de oportunidad que inicia desde 1995; la emigración estacional que va desde 2002 a 2014, la migración persistente que inicia en 2014 y continua en 2019 y la migración forzada que va de 2017 a 2020.

La investigación del sociólogo muestra que la emigración ocasional se convirtió en migración de oportunidad, para trabajar o para vivir en lugares donde el indicie de inseguridad es bajo. “En el 2000 los migrantes(venezolanos) iban a trabajar y migraban por seguridad y significó que cientos de venezolanos se mudaran a las islas con estatus legal o condición irregular. A partir de 2014 las islas se dan cuenta del fenómeno (crisis migratoria) y tienen un impacto en los venezolanos que van llegando. En 2017 inician las deportaciones sobre todo de Curazao y los venezolanos empiezan a persistir”.

Con persistir, González quiere decir que 7 de cada 10 venezolanos que han sido deportados de las islas vuelven nuevamente y por eso la cataloga como una migración persistente.

Para el año 2017 y 2018 se habla de una emigración más forzada. “Ya no ingresan los venezolanos que van por migración estacional sino que llegan migrantes de todas las regiones de Venezuela y llegan bajo condiciones distintas, desnutrición, enfermedades y buscan el trabajo que sea”, sostuvo González.

El sociólogo expresó que en 2017 la isla San Martín quedó 90% destruida por el huracán Irma. Para iniciar la reconstrucción, se necesitaba mucha mano de obra y cientos de venezolanos llegaron a reconstruir la isla. “Es una migración de oportunidad”, dijo.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*