Diario Las Américas: Los “superpoderes” de Maduro no han resuelto crisis en Venezuela

DolarToday / May 19, 2014 @ 8:00 pm

Diario Las Américas: Los “superpoderes” de Maduro no han resuelto crisis en Venezuela

La Ley Habilitante está lejos de rendir frutos. Seis meses han pasado desde que la Asamblea Nacional (AN) otorgó poderes especiales para legislar al presidente Nicolás Maduro y la crisis política y económica se acentúa cada día.

La administración del sucesor de Hugo Chávez está atrapada entre una orientación pragmática para continuar la llamada “revolución bolivariana” (que comenzó hace 15 años) y una versión autoritaria y procubana de ese cuento.

En consecuencia, los desacuerdos y las elocuentes contradicciones se mantienen en el gabinete de Maduro, explicó el politólogo Hernán Castillo.

Era el 19 de noviembre de 2013 cuando 99 diputados oficialistas levantaron sus manos en el Congreso y confirieron poderes especiales a Maduro por un año, quien en su discurso prometió luchar contra la corrupción y la crisis económica en el país.

El primero de los temas ni siquiera se ha mencionado en público. Están pendientes una reforma a la ley contra la corrupción y los proyectos de ley de protección del denunciante de hechos de corrupción y de declaración jurada de intereses. Tampoco se ha nombrado un contralor general de la república (figura encargada de investigar cualquier irregularidad en la administración pública) desde que falleció Clodosbaldo Russián en el cargo en junio de 2011.

En cuanto a la crisis económica, la Habilitante ha estado marcada por sus contradicciones, explicó Castillo. Por un lado, se publicó una ley para derogar el anterior organismo encargado de administrar las divisas y crear uno nuevo, así como la Ley de Ilícitos Cambiarios, caracterizadas por una mayor apertura al restringido mercado de moneda extranjera en Venezuela.

Pero luego se lanzó una Ley para el Control de los Costos, Precios y Ganancias, signada por más fiscalizaciones contra los comerciantes, la cual limita las ganancias a 30%.
Castillo consideró que mientras esa tensión puertas adentro no se resuelva, las leyes que se aprueben difícilmente encontrarán una solución a los problemas planteados.

“El panorama que se vislumbra es una agudización de la violencia política. La realidad política y económica los atropella, mientras siguen sin dar señales de cambio”.
Simbolismo de poder

En la práctica, según Xavier Rodríguez, consultor político, la Habilitante ha supuesto la supresión de la actividad legislativa. “Chávez fortaleció la idea de que un presidente necesita poderes especiales para mantener su gobernabilidad”.

Por ello, se decidió conceder poderes a Maduro para hacer ver a la ciudadanía que el estilo y la forma de gobernar de Chávez, que hacía uso del poder con decretos presidenciales, continuaba omnipresente. “Con el paso de los meses ese planteamiento ha fracasado, por lo que se utiliza como una forma de cohesión interna”.

El balance

Rodríguez vaticinó que en los seis meses que le restan a la Habilitante, Maduro legislará sobre la situación sociopolítica de Venezuela, así como en torno al tema de la seguridad ciudadana, que el mandatario tiene pendiente desde que prometió una Ley de Pacificación Social, pero que probablemente se orientará a regular las protestas. Como último punto se encargaría de arreglar los entuertos que envuelven a la economía.

El pronóstico de Castillo es diferente y aseveró que el Gobierno de Maduro ya fracasó, pues se han acentuado los problemas. “Hay una preeminencia del sector radical procubano en el ejecutivo y la solución de los mismos no depende de poderes especiales, sino de un viraje que está lejos de darse”.

De hecho, entre los temas pendientes se encuentra la Ley de Arrendamiento en el Sector Comercial, que busca apretar las tuercas al sector privado, así como “leyes contra el amarillismo” en la prensa venezolana, que desde los medios de comunicación ven como una excusa para establecer mayor censura.

El Parlamento

La aprobación de la Ley Habilitante contribuyó a mermar la agenda legislativa del Parlamento venezolano, que apenas propuso trabajar en 15 normas durante el año 2014, cuando el año pasado se planteó 32 y en 2012, un total de 46.

De las 15 normas, en lo que va de año, sólo han sancionado dos: la Ley de Registro Militar y la Ley de Condecoraciones de la Defensoría Militar.
Está en agenda trabajar la reforma del Código de Ética del Juez, lista para una segunda discusión desde hace cuatro años; la reforma de la Ley de Amparo Constitucional; la reforma de la Ley del Derecho de la Mujer a una Vida Libre de Violencia, planteada por la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, en 2013, así como la reforma a la Ley de Protección del Niño.

La AN también se propuso aprobar el proyecto de Ley de Seguridad Social del Trabajador de la Cultura; el proyecto de Ley de Educación de los Pueblos Indígenas y el proyecto de Ley de Telesalud, ambos en proceso de consulta pública. Igualmente, el proyecto de Ley del Servicio de Bomberos.

También esperan laborar en la Ley de Comunicación Popular, engavetada desde 2011. También está en agenda el proyecto de ley de tributos para el territorio insular Miranda; el proyecto de ley orgánica de recreación; el proyecto de ley del estatuto del servicio exterior y el proyecto de ley orgánica de ordenación y gestión de territorio.

Luis Carías Toscano

Lcarias@diariolasamericas.com

@LuisCariasT

Fuente: Diario Las Américas

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*