¡DICTADURA PURA Y DURA! La represión militar hundió a Kumarakapay en un dolor permanente

Dolar Today / Feb 23, 2020 @ 6:00 pm

¡DICTADURA PURA Y DURA! La represión militar hundió a Kumarakapay en un dolor permanente

No había sonido de alarma. A las 4:00 de la mañana de cada día, cuando aún estaba oscuro, Zoraida Rodríguez y Rolando García despertaban uno a uno a cuatro de sus cinco hijos: Deneisker, Zorailys, Zorelys, Zorangel y Rodwin. “Hijos, levántense, vamos a hacer el culto matutino, vamos a cantar, está amaneciendo otro día”, repetían.

Por María Ramírez Cabello / correodelcaroni.com

Era el momento escogido para cantar y rezar como parte de sus rituales adventistas matutinos. A partir de ese momento, comenzaba el día con una tarea fija: preparar la masa y los guisos para las empanadas que vendían frente a la casa en la calle principal de Kumarakapay, una comunidad indígena pemón que es paso obligado en la ruta a Santa Elena de Uairén, en la frontera con Brasil.

Esa madrugada del 22 de febrero de 2019 no hubo canto ni oraciones. Ya salía el sol, cuando Zorailys despertó, consciente de que se había pasado la hora del rezo. La despertaron los gritos de la esposa de su hermano Deneisker. “¡Zora, Zora, levántense!, que están disparando a tus padres”, gritaba.

Zoraida y Rolando, un guía turístico de la excursión al tepuy Roraima, habían llegado el día anterior del conuco familiar. Tenían 45 y 52 años de edad, respectivamente, y un matrimonio de poco más de dos décadas. En la noche habían asistido a una reunión comunitaria en la antesala al ingreso de la ayuda humanitaria por las fronteras con Brasil y Colombia.

Más información en La Patilla.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*