¡DOLOROSA REALIDAD! Laureano Márquez: “Solo le pido a Dios que el dolor no me sea indiferente”

DolarToday / May 27, 2016 @ 3:00 pm

¡DOLOROSA REALIDAD! Laureano Márquez: “Solo le pido a Dios que el dolor no me sea indiferente”

El fallecimiento de este niño nos confronta como sociedad. Más allá de las responsabilidades de quién debería velar por la salud del pueblo, nos confronta con la esencia del ser venezolano. Toca este caso la fibra de los hijos infinitos que son todos los niños. Una criatura de 8 años, aún con el sabor de la leche de su madre en los labios, como diría también Andrés Eloy, no puede morir de mengua, ni en Haití, ni en Suecia, ni en el país con las reservas de petróleo más grandes de la tierra.

Cuando una persona mayor muere, es lógicamente un hecho doloroso para sus deudos, pero se trata de una vida vivida, hecha, de un ciclo que se cumple. La muerte de un niño es una tragedia terrible. Es un capítulo que se cierra sin haberse escrito. Un alma que se nos va sin haber florecido: quién habría sido Oliver… Un presidente bueno, un compositor brillante, un actor de cine, el primer Papa venezolano. Nunca lo sabremos. Parte de esta muerte me toca y confronta: ¿cómo no me enteré? ¿Qué pude haber hecho?

En cierto sentido, ya todos hicimos algo: uno paga impuestos para que esto no suceda, pero hay algo más. Hay un vacío que a uno le queda. Venezuela se está convirtiendo en un campo de concentración y como señaló Primo Levi: cuando uno se comienza a acostumbrar al horror, cuando la injusticia se te hace cotidiana, algo terrible nos está sucediendo en nuestra condición de humanos. “Solo le pido a Dios que el dolor no me sea indiferente”. Los Ángeles de Dios te reciban, pequeño. Te pido perdón por la parte que me toca.

Laureano Márquez / laureanomar

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*