¡ENTÉRATE! EEUU sostuvo reuniones secretas con militares venezolanos para derrocar a Maduro

Dolar Today / Sep 9, 2018 @ 6:00 pm

¡ENTÉRATE! EEUU sostuvo reuniones secretas con militares venezolanos para derrocar a Maduro

El Gobierno de Estados Unidos mantuvo diversas reuniones secretas con militares venezolanos rebeldes para discutir sobre sus planes para derrocar al actual presidente de la República de la República, Nicolás Maduro, según revelaron once funcionarios de la Administración de Donald Trump y un excomandante militar del país caribeño que estuvieron presentes en dichos encuentros al diario The New York Times.

El medio asegura que constituir contactos clandestinos con “golpistas” en Venezuela significó un gran reto para Washington, debido a su amplio historial de intervenciones encubiertas a lo largo de América Latina, región donde todavía muchas personas sienten un enorme resentimiento contra EEUU por haber apoyado rebeliones, golpes de Estado y complots en naciones como Nicaragua, Cuba, Chile y Brasil, además de también permanecer en silencio ante los diversos abusos que los regímenes militares perpetraron durante la Guerra Fría.

Caracas.- El Gobierno de Estados Unidos mantuvo diversas reuniones secretas con militares venezolanos rebeldes para discutir sobre sus planes para derrocar al actual presidente de la República de la República, Nicolás Maduro, según revelaron once funcionarios de la Administración de Donald Trump y un excomandante militar del país caribeño que estuvieron presentes en dichos encuentros al diario The New York Times.

El medio asegura que constituir contactos clandestinos con “golpistas” en Venezuela significó un gran reto para Washington, debido a su amplio historial de intervenciones encubiertas a lo largo de América Latina, región donde todavía muchas personas sienten un enorme resentimiento contra EEUU por haber apoyado rebeliones, golpes de Estado y complots en naciones como Nicaragua, Cuba, Chile y Brasil, además de también permanecer en silencio ante los diversos abusos que los regímenes militares perpetraron durante la Guerra Fría.

En relaciones a las interrogantes acerca de referidas conversaciones secretas, la Casa Blanca precisó a través de un comunicado que era imprescindible participar en un “diálogo con todos los venezolanos que expresan el deseo de restablecer la democracia” con la finalidad de “aportar un cambio positivo a un país que ha sufrido mucho bajo el gobierno de Maduro”.

Sin embargo, un excomandante militar venezolano que estuvo implicado en dichos diálogos, difícilmente puede ser catalogado como un enviado democrático, pues pertenece a la lista de funcionarios “corruptos” del Gobierno de Nicolás Maduro que han sido sanciones por la Administración de Trump.

El castrense, además de otros integrantes de la cúpula de seguridad venezolana han sido acusados por el Gobierno estadounidense de innumerables delitos graves, entre los que destaca la tortura que realizaron contra opositores al Ejecutivo de Maduro, encarcelar a cientos de presos políticos, herir a miles de civiles durante las protestas antigubernamentales y colaborar con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), grupo guerrillero que Estados Unidos valoran como una organización terrorista.

Cabe destacar que, los funcionares estadounidense optaron que no respaldarían a los conspiradores, por consecuente, el posible golpe de Estado quedó totalmente estancado. Aunque la disposición del gabinete de Trump de reunirse en varias oportunidades con oficiales rebeldes que procuran derrocar al primer mandatario de Venezuela, podría resultar políticamente perjudicial.

Durante una serie de reuniones secretas en el extranjero, que empezaron el año pasado y continuaron este 2018, los militares venezolanos le indicaron al Gobierno de EEUU que representaban a centenares de miembros de las Fuerzas Armadas Nacional Bolivariana (FANB) que no estaban de acuerdo con el autoritarismo de Nicolás Maduro.

En este sentido, le pidieron a Estados Unidos que les facilitaran radios cifrados, pues afirmaban que necesitaban comunicarse de forma segura, mientras desplegaban un plan para instalar un Gobierno de transición liderado por el Ejército con el propósito de gestionar el país hasta que pudieran convocar elecciones.

Los funcionarios estadounidenses decidieron no suministrar el material de respaldo y los planes se vinieron abajo tras un operativo de represión en el que se detuvo a decenas de conspiradores.

El excomandante venezolano, que se abstuvo de dar su nombre por miedo a represalias por parte del Gobierno de Maduro, agregó que al ser rechazada la petición de los militares por los altos funcionarios de Washington  “quedamos frustrados. No hubo seguimiento. Me dejaron esperando”.

El Cooperante.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*