“El Bolívar es una moneda falsa”: Ultimos RUNRUNES de Nelson Bocaranda

@DolarToday / Nov 7, 2013 @ 11:30 am

“El Bolívar es una moneda falsa”: Ultimos RUNRUNES de Nelson Bocaranda

Alto

LOS TRES FRANCISCOS. El trío que aquí menciono nos da una visión de lo que acontece en Venezuela desde tres escenarios cercanos. Primero fue el Papa Francisco quien al recibir a Henrique Capriles dio un fuerte jalón a la búsqueda de paz y reconciliación de los venezolanos. Es su deseo ayudar a que cesen los enfrentamientos y la descalificación gubernamental a los que no están de acuerdo con el proceso chavista. La incorporación de la esposa del comisario Iván Simonovis a la delegación obedeció a la confesión que le hiciera un ministro a la Conferencia Episcopal de que ese es “un preso mío y además no está enfermo”. Sugirieron elevar su caso al Sumo Pontífice y le llevaron los documentos médicos que prueban su deterioro físico. La carrera contra reloj de Maduro para llegar primero a la Santa Sede ya la vimos hace unos meses. La altura con la que se trató el encuentro de ayer no les dará excusas a los rojos. El otro Francisco es Armada, médico que ya estuvo tres años al frente del ministerio de Salud y fuera destituido por Chávez para enviarlo como embajador en Argentina cuando le negaron el plácet a Elías Jaua. Su obra no se supo. Cada gobierno comunista en el pasado -y aquí en el presente inspirado en la URSS- tuvo un hospital modelo que mostraba como ejemplo a los visitantes revolucionarios mientras el resto de la salud pública se caía a pedazos. Lo que hacen aquí con el Cardiológico Infantil que esta bajo el cuido de la ministra destituida ayer Isabel Iturria. Allí llevan a los chulo$ globale$ que nos vi$itan para que crean que todos son así. La noticia de que hay 300.000 pacientes esperando ser operados en los hospitales públicos fue la puntilla. Ni las gracias le dieron a quien fue radical contra el sector médico privado. El tercero es Francisco Faraco quien ayer dio una lección al Vicepresidente diciéndole: “No diga necedades” pues en preparación de ambiente para la cadena expresó que, dentro del esquema de “guerra económica”, las empresas privadas están emitiendo dinero y creando inflación. “Un antecesor suyo, Aurelio Arreaza Arreaza, presidente del BCV entre 1953 y 1958, debe estar revolviéndose en su tumba”. “Arreaza desconoce que solo emite dinero  el BCV”, dijo Faraco insistiendo en que “el bolívar es una moneda falsa” y que “la única conspiración contra el bolívar viene del BCV con órdenes de Maduro”. Faraco observa que “el Gobierno debe transitar entre las necesidades de dinero y las necesidades de contenerlo; establece una diferencia en la compra de bonos de deuda pública cuando la hacen bancos privados o públicos: 97 de cada 100 bolívares comprados por estos últimos son con depósitos del Estado”. Éste tercer Francisco le tumbó las excusas a la ineficiencia, incapacidad y corrupción tras las que se escondió ayer Maduro al acusar al sector económico privado de inducir la inflación que rompió récord en el mundo…

Medio

DOS MAESTROS. Debía unas líneas de reconocimiento a quien fuera mi profesor en la escuela de periodismo de la UCAB en 1961, mi primer jefe en Venevisión en 1963 y quien me enseñó a ser reportero, a tener olfato periodístico y a patear la calle buscando la noticia. Oscar Yanes fue junto con todas “sus familias” mi amigo por 52 años. Lo acompañé en algunos de su momentos estelares cuando en el Canal 4 hacíamos periodismo de verdad. Conjugó el espectáculo con la noticia. Logró muchos éxitos para el canal de Don Diego Cisneros. Así quedaron los operativos electorales “Democracia” donde siempre anunciamos antes que el CNE quien había sido electo Presidente. Con los años, en los 90 volvió a ser el director de prensa y me tocó laborar con “Lo que pasa en el Mundo”, “El Informador”, luego “Noticiero Venevisión” y “Vox Populi” por solo decir algunos. Sus dotes premonitorias me hicieron presentar, en un programa especial, el viernes 4 de diciembre de 1998 al cierre de la campaña electoral un documental sobre Hitler y la destrucción de Alemania emprendida por el nazismo. “Debemos alertar a los venezolanos pues eso hará Chávez con Venezuela. Veremos que cerrará y acosará a los medios libres. El estilo de estos iluminados no permite disidencia alguna”, afirmaba con fuerza esa noche. El tiempo le dio la razón a quien hasta hace poco seguía escribiendo en su vieja máquina de rodillo y teclado. Reportero hasta su último día. Otro maestro, fallecido hace tres días, fue Reinaldo Leandro Mora, llamado por muchos “el príncipe de la amistad”. Fue así. Lo conocí entrevistándolo como ministro de Educación en el gobierno de Rómulo Betancourt y luego como ministro de Relaciones Interior bajo el período de Raúl Leoni. Dada mi juventud, solo tenía 17 años cuando comencé en Radio Aeropuerto, me sirvió de presentador a muchas de las más importantes figuras de la política nacional y me enseño a “guardar las fuentes”. Me tuvo una confianza extrema. Siempre tuvo palabras de agradecimiento para todos, fue un constructor de puentes en la verdadera democracia surgida en 1958 y nunca lanzó un epíteto, un insulto contra sus opositores. Fue un adeco de cuna que hizo de su sencillez y bonhomía su marca indeleble. Así será recordado. Ambos, Oscar y Reinaldo, venezolanos de excepción y ejemplos seguirán presentes así hayan cumplido con la ley de la vida. Guardaré con respeto su legado, sus enseñanzas y “tubazos” sin revelar nunca la fuente. Un abrazo a sus familiares y amigos.

Bajo

LA GENTE DE POLAR. En mis recorridos por los distintos mercados buscando alimentos y productos que escasean me doy cuenta que si no fuera por la producción de esta empresa los anaqueles estarían más que vacíos. Desde la inigualable Harina Pan hasta las pastas pasando por refrescos, yogures, helados, jabones, maltas y muchos otros renglones. Sus marcas, a producción full, con alta calidad a pesar de las vicisitudes y acosos. Siguen invirtiendo y creyendo en Venezuela. Solo la semana pasada inauguraron líneas de producción de té Lipton, gelatinas Golden, Cachapas PAN y yogures Migurt. En el Gobierno deberían estarles agradecidos y dejarlos trabajar aún más. Nos conviene a todos. Algo admirable. Como un venezolano más vayan mis respetos a Lorenzo Mendoza y su equipo…

DISTORSIÓN. Un economista respetado me decía que la razón de que hubiera pinos de navidad naturales en la calle pero no medicinas se debía a que éstas tienen precios controlados y los pinos no. Los importadores pueden repartir millones en comisiones al cadivismo que tanto critica Nicolás. Unos raspan tarjetas y otros la olla…

www.runrun.es
@nelsonbocaranda

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*