EL HOMBRE NUEVO DE LA PATRIA “SOCIALISTA”: “Vale la pena dormir aquí para comprar a esos precios”

DolarToday / Nov 29, 2014 @ 9:00 am

EL HOMBRE NUEVO DE LA PATRIA “SOCIALISTA”: “Vale la pena dormir aquí para comprar a esos precios”

Guardias, pernoctas, una buena dosis de paciencia y ánimo para mantenerse. Así se resumen las peripecias de los guayacitanos para hacerse con un electrodoméstico de un programa social, situación que aceptan y hacen costumbre dada la escasez y altos costos del rubro en comercios privados. 

Correo del Caroní / dpocaterra@correodelcaroni.com

Con una almohada, chaqueta y cobija bajo el brazo aguardaba Jairo Sulbarán en la cola. El rostro delataba el agotamiento: tenía tres días durmiendo en los alrededores del Centro Comercial Traki, en Alta Vista, para no perder su puesto de la fila para obtener un electrodoméstico del programa social de Mi Casa Bien Equipada.

Jairo no fue solo. Andaba con su esposa y otros familiares, quienes como él, también necesitaban electrodomésticos y no tienen los recursos para comprarlos en comercios privados. Todos pasaron la noche en Alta Vista. Todos estaban en el puesto 119 de la lista.
“No hemos dormido bien, me vine con mi esposa y cuando llegamos habían como 100 personas. Luego vinieron más, pero en la madrugada se fueron, y quedamos como 200 en total, pero después la lista llegó a 300 personas”, explica.

Él necesita comprar una nevera y lavadora. Los rumores que han surgido en tres días de cola indican que venderán dos artefactos por persona, espera poder comprar lo que necesite y otra cosa que le haga falta.

“En una tienda ya no se puede comprar, durante todo el año no pudimos comprar nada porque los precios están carísimos. Vale la pena dormir aquí para comprar a esos precios”, confiesa el hombre.

José Díaz estaba de número 57 en la fila. Tenía tres días asistiendo al centro comercial para poder comprar un electrodoméstico. Finalmente, ayer iban a vender los productos.

A su lado estaba María Abreu. Tiene un número menos, pero los mismos tres días haciendo cola en el lugar. María necesita comprar una nevera. Estaba en muletas pues tiene dificultades para pisar bien, pero la necesidad es mayor que el malestar.

Los productos son marca Haier pero los precios son más elevados de los que venden en Mercal o Bicentenario

30% más que los “precios justos”

El operativo especial de Mi Casa Bien Equipada que se lleva a cabo en Traki es en el estacionamiento, no en la propia tienda. Las personas hacen la cola en la acera, en una línea que apunta hacia los edificios aledaños.

Un cartel en el portón del estacionamiento muestra los productos que van a vender: tres tipos de neveras, de 12 y 18 pies, de colores blanco y plata; lavadora, secadora y cocina. Todos de la marca china Haier.

Los precios en este caso no son los ofertados en el programa social que se realizó hace semanas en Mercal de la 321. Aquí cuestan 30 por ciento más, porque es el convenio de la empresa con el Gobierno nacional.

Aunque algunos se quejaron, para otros todavía es accesible ese costo. “Ese fue un acuerdo que llegaron con el gobierno, pero así todavía está bien barato, comparando con los comercios en San Félix”, comenta Margarita Rojas.

Según el programa social, una lavadora automática de 12 kilogramos cuesta 6.150 bolívares, 9.700 bolívares es el valor de una nevera de color gris, y las cocinas independientes van desde 5.400 hasta 8.180 bolívares.

En el cartel que está pegado en el portón los precios son: neveras desde 14.916 hasta 22.861 bolívares; lavadora automática, en 15.460 bolívares; secadora, en 14.637 bolívares; y cocina, en 16.319 bolívares.

Correo del Caroní intentó conversar con encargados del establecimiento, pero los empleados notificaron que aún el local no estaba abierto al público.

La información que se maneja es que el operativo especial estará desde el jueves y hasta el domingo en el Centro Comercial Traki de Alta Vista.

Descontento nacional

El relanzamiento del programa Mi Casa Bien Equipada solo ha generado más descontento que satisfacción en los consumidores. Colas, falta de transparencia, pocos productos que ofrecer y otras son las quejas de las personas que anhelan comprar un electrodoméstico.

En Abastos Bicentenario de Plaza Venezuela, en Caracas, no vendieron productos esta semana, la oficina del programa ubicada ahí fue desalojada y las personas protestaron porque tenían días esperando para comprar.

En el establecimiento Daka, de Bello Monte, son mínimo tres días en cola para adquirir un electrodoméstico. El primer día los clientes se anotan en una lista, al segundo les entregan un ticket, y es en el tercero cuando, finalmente, pueden entrar a comprar. Les permiten llevar cuatro productos, dos de la marca Haier y dos de otra marca.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*