¡EL PAÍS ESTÁ COMPLETAMENTE QUEBRADO! Economista Alexander Guerrero: En Venezuela ya no existen dólares

DolarToday / Mar 28, 2016 @ 3:00 pm

¡EL PAÍS ESTÁ COMPLETAMENTE QUEBRADO! Economista Alexander Guerrero: En Venezuela ya no existen dólares

El economista Alexander Guerrero resaltó que tal como él lo había predicho en el 2012 los dólares ya no existen; que ello será por unos cuantos años a menos que se logre cambiar del socialismo al capitalismo, publica Noticiero Digital

Guerrero entregó este fin de semana un informe a los medios de comunicación en el que analiza la situación en la que se encuentran nuestras reservas internacionales, en especial a partir de la caída de los precios del petróleo.
Deriva esta situación de la decisión que tomó Hugo Chávez de transformar la política cambiaria en un instrumento político con la instauración del control de cambio.

“De los estados financieros de Pdvsa de los últimos cuatro a cinco años es evidente que las necesidades de la industria para el pago de sus pasivos financieros y no financieros, más sus necesidades financieras para recapitalizarse, no dejarán un céntimo de dólar al fisco”.

Recuerda Guerrero que hasta el 2014 un 50% del ingreso fiscal petrolero iba al mercado cambiario y que esa realidad ha cambiado drásticamente. La industria petrolera se ha descapitalizado, sus mejores socios han sido expulsados, expropiados y estatizados. Sus socios actuales son como Pdvsa: empresas sin tecnología, sin mayor capital del poco que permiten sus casas matrices en sus países de origen; la mayoría de ellas, empresas estatales.

A juicio de Guerrero la presión fiscal que se ejerce sobre Pdvsa terminó por descapitalizarla, aparte de que no se cumplió con los planes de reinversión para financiar la tasa de agotamiento.

“Hoy la industria petrolera nacional es apenas un 7.8% del PIB. Para exportar un barril de extra pesado preparado a objeto de ser procesado en refinerías en CITGO hay que importar masivamente crudos livianos, el costo de oportunidad, por haber perdido sus capacidad procesadora y mejoradora es monumental y hoy afecta al capital de la IPN”

Guerrero hace ver que Pdvsa, en su defecto, tiene que recurrir al BCV para que le preste y ésta pueda pagar su contribución fiscal que no puede pagar no sólo por caída en los precios, sino por sus elevados costos y la caída en la producción.

Expresa Guerrero que ya en el 2012 los estados financieros de Pdvsa, producto del derroche, la corrupción y la torpeza política, sobre todo, se reflejaba esta situación. Al perder Pdvsa acceso a los mercados de capitales externos y lo que induciría al gobierno a disponer del excedente financiero que quedaba en las “ollas fiscales” como el Fonden, y que la consecuencia de todo esto sería una severa crisis de balanza de pagos, generada entre otras cosas, por una insostenible crisis fiscal cuyo tamaño nos llevaba de inmediato a la tormenta de la hiperinflación combinada con escasez.

Para Guerrero la deuda financiera y no financiera supera las exportaciones de Pdvsa; más que todo por el severo volumen de pagos que tiene que efectuar no sólo con proveedores y contratistas sino también con el propio gobierno; una situación que a su modo de ver acrecentaba “hasta la estratósfera” el riesgo país, caminando en ese sentido por la ruta del “default” que dependía de una decisión política, como así ocurrió, tomando en cuenta que una buena parte de los tenedores de bonos de Pdvsa o de la República están en manos de bancos “lobbies” del gobierno, es decir, en manos de los que Guerrero conoce como los mercaderes de la Revolución, de modo que de declararse un default esta gente acarrearía cuantiosas pérdidas.

Al referirse a la escasez de divisas, dijo que en esto influía también la caída de las exportaciones petroleras, así como la propia caída de los precios del petróleo; pero que esa situación de iliquidez era ya notable desde 2013 por el grueso endeudamiento de Pdvsa, tanto financiero como no financiero, y el no financiero por acumulación de cuentas por pagar a proveedores, contratistas, y socios en las empresas mixtas, lo cual se revolvía año sobre año, afectando la actividad industrial petrolera propia de Pdvsa.

Por otra parte, mencionó los onerosos acuerdos petroleros del gobierno con Petrocaribe, Cuba y China, ALBA que, a juicio de Guerrero, también han impactado en forma negativa sobre los ingresos de la industria. En ese sentido Guerrero describe en qué consiste el acuerdo con China; un país que nos impuso un tipo de modelo comercial: “un swap de petróleo por mercancía; el cual le permite a ese país adquirir petróleo a descuento pagado en el acuerdo a través de una figura comercial no financiera según la cual el desembolso por parte de Venezuela del pago por petróleo está destinado a la adquisición de bienes y servicios producidos en China. Los avances de ese crédito comercial configuran pago de intereses cancelados con petróleo”

Lo otro, según Guerrero, es que los recursos que se perciben del Banco de Desarrollo de China y de otras instituciones financieras de ese país no va directamente a Pdvsa, sino que son recolectados por el Bandes, el que los transfiere al Fonden y al Tesoro, by-paseando, a ese respecto, a Pdvsa, que afecta no sólo sus finanzas, sino que además generando un déficit fiscal que a mediados del 2014 montaba los 30% en términos del PIB.

A continuación Guerrero, aborda el tema de la monetización del déficit fiscal, una política que de inmediato colocó a Venezuela en la vía hiperinflacionaria, lo que sumado a la escasez y racionamiento de bienes de consumo prioritario levantó una oleada de descontento que barrida por una brutal represión cívico -colectivos del crimen- y militar el venezolano perdió la línea que divide el crimen, la represión y el rol de los militares. Estamos en una situación en la cual no hay dólares y hay muchos bolívares en la calle que no valen nada.

“Esta situación fiscal insostenible –sostiene Guerrero- indujo, rápidamente a liquidar parcialmente del oro monetario en dos tramos: 1500 millones de dólares a finales del 2014 y 1500 millones de dólares en el primer trimestre del 2015; así como la trasferencia a Suiza tanto de oro monetario, así como oro no monetario, para adquirir la condición de good delivery a objetivo de o bien vender, o convertirlo en oro en depósito, bajo la propiedad del BCV, pero en swap en el mercado, lo cual permitió en parte cubrir el servicio de la deuda durante 2015”.

Agrega que así entre mayo de 2014 y diciembre de 2015 el BCV exportó a Suiza 24 toneladas de oro, lo cual permitiría cierta liquidez para el servicio de la deuda en 2015, y en enero de 2016, el BCV trasladó 35 toneladas de oro nuevamente a Suiza, con lo cual eventualmente se pagaría el servicio de la deuda para febrero de los Bonos soberanos 2016.

Según Guerrero, a pesar de que estamos ante un régimen que se caracteriza por su opacidad, existen serias dudas sobre el volumen de oro que estaría en las bóvedas, y que a su modo de ver podría no ser el mismo volumen repatriado por Chávez en el 2011, pues constituye un secreto a voces altas en los mercados de que el oro monetario repatriado por Chávez en 2011 a las bóvedas del BCV se encontraba completamente en bóvedas.

“El World Gold Council que además de alimentarse de la data del FMI que a su vez la exige los bancos centrales asociados o miembros de esa institucional multilateral evalúa fuentes independientes del mercado asienta en sus estadísticas esa información ajustando parcialmente la que publica mensualmente el FMI”.

A juicio de Guerrero la información que ofrece el BCV en su página web no es consistente con la que producen el FMI y el World Gold Council. Puso el ejemplo de las ventas de oro ejecutadas por el BCV a través de la banca de inversión en los meses de marzo y abril del 2015 por unos 1500 millones de dólares, las que a su modo de ver no se encuentran ajustadas en las publicaciones del BCV.

“Por otro lado hay envíos de más de 35 toneladas en enero 2016 y otras 42 toneladas entre diciembre 2013 y diciembre 2015. Es importante destacar que hay un volumen de 60 toneladas que hay que descontar de la contabilidad del oro monetario que el BCV presenta en su página web pero que no estarían. Para cubrir esos números falsos el BCV dejo de enviar la información de las reservas y del oro al FMI en septiembre del 2014”.

De esa manera, agregó, el BCV trata de cubrir un déficit en reservas internacionales que en términos reales se observa en las cosas, en la escasez y en la hiperinflación. “Con esos ajustes producidos por las ventas del oro remanente en custodia, unos 2500 millones de dólares, las reservas internacionales estarían a la fecha en un número aún menor del que hoy muestra el BCV en la página web”.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*