EL QUE TENGA OJOS ¡LEA! El dólar paralelo y la fe (por Ángel Alayón)

DolarToday / Jul 13, 2015 @ 8:00 pm

EL QUE TENGA OJOS ¡LEA! El dólar paralelo y la fe (por Ángel Alayón)

Una mujer sin brazos no pudo comprar cuatro compotas. El sistema biométrico es un obstáculo insalvable para quien no tiene dedos. Así fracasa la planificación central: en actos pequeños que revelan la imposibilidad que tiene la burocracia de anticipar las complejidades de la realidad.

Es una burocracia que asume en su discurso la ilusión de control, mientras los precios aumentan y dominan nuestras conversaciones cotidianas. Y, en un intento de destacar, cada quien lleva su cuento a la mesa sobre el encarecimiento de las cosas y lo difícil de conseguirlas.

Mientras tanto, se nos hace más difícil pensar en otra cosa, en especial, pensar críticamente. Buscar las causas, entender las consecuencias. Mirar los resultados, olvidarte de las intenciones.

Hubo una época en la que los cuentos de fantasmas asustaban. Ahora se habla de precios.

***

Ella llora porque su amiga se va. Dice que se le va a pasar. Nada como la inflación, la escasez y los crímenes para romper amistades y familias. Y no hablemos de capital humano, ése que se necesita para el desarrollo. Puede que a ella se le pase, pero al país no.

***

La Asociación Bancaria de Venezuela emite un comunicado en el que pide a los venezolanos que no le hagan caso a los valores del tipo de cambio que se publican en redes sociales y páginas webs. Que el valor del dólar frente al bolívar es el que publica el Banco Central de Venezuela. Que prestarle atención a lo que ocurre en el mercado paralelo fronterizo genera una espiral de inflación y pobreza.

¿De verdad la espiral de inflación y la pobreza en la que está Venezuela es consecuencia del tipo de cambio en la frontera? ¿O son las políticas económicas del gobierno las que han generado tantas distorsiones que lo que fija el tipo de cambio paralelo terminó siendo un mercado entre bolívares y pesos relacionado con el contrabando?

La trilogía de tipos de cambio oficiales son inexistente para la mayoría de los venezolanos. ¿Quiénes pueden comprar un dólar a 6,30 o a 12,80 o a 200? ¿Por qué pedirle a la gente que crea en un santo que no le ha hecho milagros, en lugar de pedirle al gobierno que aborde las causas del problema?

El mercado paralelo es un exabrupto que debe erradicarse cuanto antes. Un exabrupto consecuencia de las actuales políticas económicas y que no se resolverá pidiéndoles a los venezolanos un acto de fe.

Por Angel Alayón / Prodavinci

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*