¡EL REFLEJO DE LA VENEZUELA POSIBLE! Cuatro universidades venezolanas entre las mejores de Latinoamérica

@DolarToday / Nov 5, 2019 @ 9:00 am

¡EL REFLEJO DE LA VENEZUELA POSIBLE!  Cuatro universidades venezolanas entre las mejores de Latinoamérica

El socialismo no ha podido con la universidad venezolana. El reciente QS Latin American University Rankings 2020 ubicó a cuatro universidades venezolanas entre las mejores de Latinoamérica.

La USB quedó en el puesto 38, la UCV en la posición 43, mientras la ULA en el 82 y la UCAB ocupa el puesto número 84 del top 100 del ranking QS. LUZ quedó ubicada en el rango 161-170, mientras la UC y la UNIMET lograron entrar en el rango 181-190 del listado.

A pesar de las dificultades, los estudiantes venezolanos apuestan por Venezuela. Esperan que en un futuro cercano el sacrificio valga la pena para construir un país con ciudadanos formados que aporten a la sociedad venezolana.

Horacio Molina, Secretario de Cultura de la FCU-UCV, señaló que las universidades venezolanas enfrentan dificultades para continuar formando profesionales. Esto sin importar si es pública o privada, debido a que no se les otorgan recursos y al mismo tiempo, se les prohíbe aumentar la matrícula.

“La universidad venezolana se está cayendo a pedazos, sin distinción entre públicas, experimentales y privadas, se encuentra en crisis por una política de Estado llevada a cabo por el régimen que hoy usurpa el Poder, la cual ha consistido en asfixiar económicamente. Además, existen otros factores como la inseguridad, la crisis de transporte público y de servicios que circunscriben la crisis que atraviesa la universidad venezolana”, dijo Molina.

Añadió: “Lo más difícil es seguir estudiando en una Universidad que se encuentra a las puertas de un cierre técnico, o peor aún, con la amenaza de intervención y a pesar de eso, miles continúan esforzándose cada día por avanzar en sus estudios, buscando la forma de vencer los retos y dificultades impuestos por la crisis que atraviesa Venezuela”.

Para Molina, a pesar de los problemas, aún hay futuro en Venezuela porque los jóvenes están convencidos que la crisis que enfrenta el país pasará, y las universidades seguirán en pie para hacer avanzar y desarrollar a Venezuela de nuevo.

“Sí, sí hay futuro, porque hay estudiantes que, sin comedor, sin transporte, sin servicios médicos, siguen avanzando y formándose para asumir las riendas del país, hay también profesores y egresados que se mantienen en el país para seguir aportando y ayudando a resistir a la universidad”.

Y continuó: “La educación universitaria ha resistido gracias a su comunidad, que unida la ha defendido y continúa haciéndolo cuando el régimen pretende atacar para debilitar y acabar con ella. Se enfrenta demostrando que año a año, con un presupuesto pírrico, sigue formando profesionales y resistiendo, porque la Academia es parte fundamental de las bases de un país”.

Con Molina coincide Erika Zoppi, consejera de Desarrollo Estudiantil de la UCAB, quien explicó que los jóvenes venezolanos no se rinden. “Ser estudiante venezolano significa ser una persona que no se rinde. Lo más difícil es convencer que debemos creernos que el esfuerzo que estamos haciendo va a valer la pena a futuro. Los estudiantes tienen problemas económicos y sociales, pero estamos dejando todo eso afuera y entendiendo que esto valdrá la pena”.

Añadió: “La universidad hace lo que puede para continuar funcionando. Actualmente todas las universidades, incluyendo a públicas y privadas, están sobreviviendo gracias a las personas que siguen confiando en la educación de este país”.

Aseguró que no hay excepciones. Todas las universidades del país enfrentan dificultades económicas para funcionar. “El mayor acto de rebeldía en este tipo de regímenes es mantener las puertas abiertas para formar a los ciudadanos. Aún hay futuro en Venezuela, este sigue siendo nuestro país y queremos que sea el mejor para nuestra generación y las siguientes. Esperamos que se pueda reconstruir ese país del que hablan nuestros abuelos”.

Universidad Urgente

Ante la amenaza del régimen de violar la autonomía universitaria influyendo en sus elecciones, la ciudadanía, los estudiantes y sus diputados han creado una campaña en defensa de las casa de estudios del país.

Luis Barragán, diputado a la Asamblea Nacional, puntualizó que es importante que los venezolanos defiendan a su universidad. Por ello, impulsa esta campaña que, asegura, debe ser respaldada por todos los sectores políticos del país.

“Podemos perder la noción de la universidad porque la dictadura es incompatible con ella. Pretender arrodillar a las universidades con fines distintos. Es importante esta campaña porque está corriendo el plazo y porque hace falta una orientación política”.

Resaltó que la universidad es parte importante en la ruta planteada por la Asamblea Nacional para lograr la salida del régimen. “Existe la capacidad de presión de las universidades que, movilizadas, puedan orientarnos y darle una dirección política a la AN, que no ha operado como dispositivo de transición y consenso”.

Alertó que “no se debe tratar de los esfuerzos aislados de las universidades, sino de una acción conjunta, coherente para salvar la autonomía universitaria y la libertad de cátedra”.

Los profesores tampoco se rinden

Pero el compromiso con la educación del país no es solamente por parte de los estudiantes. Los profesores también siguen, a pesar de los bajos salarios y las condiciones laborales, formando a los futuros profesionales.

William Anseume, profesor universitario de la Universidad Simón Bolívar cargo de egresados USB, sostuvo que los educadores se mantienen trabajando para formar ciudadanos que además de educación, desarrollen su capacidad de crítica, necesaria para la construcción de una verdadera democracia.

“La universidad se mantiene por sus profesores, por su apego a una institución que se preserva en esta situación. Tiene dificultades económicas desde hace mucho tiempo. Está en una situación de resistencia, luchando para la sobrevivencia cultural, social y educativa del país”.

Narró que “ser estudiante venezolano es vivir al límite. Significa una necesidad de huir de un país que no le brinda oportunidades, su proyección está limitada. Los estudiantes simplemente sobreviven en este país”.

Indicó que la educación universitaria es primordial para la sociedad. Por ello, resaltó, la universidad venezolana debe mantenerse dando la batalla por formar ciudadanos. “La universidad se enfrenta con el régimen porque sigue aportando la necesidad de crítica, continúa formando con ideas. Sigue apostando a la transformación de la sociedad y con su tradición pretende sobrevivir ella y además, salvar a la sociedad”, señaló.

La ciudadanía también sigue apostando a los estudiantes universitarios. La UCAB logró mantener el costo de su unidad de crédito hasta el año 2020, esto luego de conseguir aportes económicos.

“Gracias a los esfuerzos de captación de donaciones y obtención de opciones de financiamiento, la UCAB decidió mantener el valor de la UC hasta enero 2020”, informó la casa de estudio en Twitter.

La universidad venezolana es el reflejo de una ciudadanía que no se deje dominar. En sistemas socialistas, una de las instituciones atacadas es la educación. Pero ante eso, el socialismo en Venezuela se ha encontrado con una ciudadanía de pie que no negocia sus principios basados en la educación y el libre pensamiento.

Nota de prensa

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*