¡EL RÉGIMEN DE LA MENTIRA! ¿Dónde murió uno y nació el otro?

@DolarToday / Jun 18, 2014 @ 7:00 pm

¡EL RÉGIMEN DE LA MENTIRA! ¿Dónde murió uno y nació el otro?

El régimen que todavía hoy -y espero que hasta por muy poco más- estamos soportando en Venezuela, es de misterios y mentiras al mejor estilo cubano. Si de algo adolece es de transparencia y claridad. Dónde y cuándo murió Chávez son preguntas que enardecen a los capitostes del cogollo, que insultan a quienes lo inquieren, en lugar de simplemente mostrarles la partida de defunción. Otra partida que no aparece por ningún lado es la del nacimiento de Maduro, considerando un atentado y actividad desestabilizadora indagar dónde nació quien devino presidente por decisión del CNE, vista en su oportunidad la “tendencia irreversible” que solo el órgano electoral vio. La falta de estas dos partidas (una de defunción y la otra de nacimiento), le permite a cada quien sostener lo que conozca o deduzca de indicios. En mi caso sostengo que Chávez murió en Cuba en diciembre de 2012, y no en Caracas en marzo de 2013, mientras Maduro nació en Colombia y no en Venezuela. Que me desmientan con las partidas correspondientes.

La mentira, el ocultamiento de información, la tergiversación de hechos y las medias verdades que se convierten en mentiras completas caracterizan este gobierno falso, más falso que billete de trece. El hecho de que todos los poderes públicos estén al servicio del gobierno del diosdado-madurismo, hace que la mentira reine con mayor facilidad. Coadyuva en el mismo propósito el control cada vez más creciente que el gobierno ejerce sobre los medios de comunicación social, ya hoy casi todos -o mejor dicho todos, con excepciones- están sumisos y genuflexos ante la voz del amo. El secreto y la poca transparencia en las cifras oficiales hacen que cada vez se sepa menos cuál es la realidad exacta del desbarajuste hoy reinante.

El Banco Central de Venezuela oculta las cifras de la inflación y viola las normas del Índice Nacional de Precios al Consumidor, conforme a las cuales en los primeros diez días de cada mes deben darse a conocer las cifras de la inflación en el mes precedente. Todavía estamos esperando las cifras de abril, a pesar de que estamos a mediados de junio.  Tal desacato, según se ha conocido públicamente, se debe a que el Instituto Nacional de Estadísticas solicitó un “cambio de metodología en la medición de la inflación”, para maquillar cifras y hacernos creer que esta es menor, como si en el mercado no se conociera la verdad verdadera. Adicionalmente, el BCV estudia “la pertinencia de hacer oficiales las estadísticas de las mediciones mensuales”. Para buen entendedor pocas palabras: habrá silencio sobre las cifras de inflación, como lo hay sobre el número de fallecidos por enfermedades o de asesinados por el hampa.

Este régimen de mentiras inventó un nuevo magnicidio, el enésimo contra Maduro, con mentiras burdas y sin pruebas, pero con todo el poder en sus manos como para que el gobierno acuse a líderes de la oposición de homicidas, siendo así que es en los círculos gubernamentales donde hay gente interesada de salir de Maduro por esa vía.

La criminalización de la opinión, manifestada en el absurdo juicio contra Leopoldo López, es una oda a la mentira. Es el uso del Poder Judicial como arma política, es la eliminación de dirigentes que van apartando del camino, bien echándolos  a la cárcel o haciéndolos huir, en todo caso, sacándolos del juego activo y de la calle caliente, calle que no calla ni callará.

Otro gran secreto es la manera en que se disponen los dineros del país, particularmente nuestras divisas, que en buena medida se van a Cuba, y en otra proporción gigante se la roba la boliburguesía. ¿Dónde están los 25 mil millones de dólares de Cadivi?, ¿dónde están los presos por este crimen de lesa humanidad?, que sí produce daño y hambre, no como los “magnicidios” que inventan Maduro y su entorno del cogollo. No más gobierno de mentiras y truculencias, de misterios e inventos. Queremos transparencia y claridad, queremos un gobierno que gobierne. Nicolás ya es hora.

PACIANO PADRÓN
E-Mail: acianopadron@gmail.com.
Twitter: @padronpaciano

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*