¿Elecciones fraudulentas en Venezuela?… Otra vez!!!!

Editor / Oct 21, 2013 @ 4:03 pm

¿Elecciones fraudulentas en Venezuela?… Otra vez!!!!

El próximo ocho de Diciembre, están orquestadas las elecciones municipales donde se elegirán alcaldes y concejales de los 335 municipios del país, así como de las alcaldías metropolitanas de Caracas y del Alto Apure.

Es vergonzoso para nuestro pueblo, ver como la oposición aun permite y acepta el modo impune en que el CNE maneja a su antojo y para beneficio del usurpador extranjero todo el proceso electoral.

Es por ello y con el fin de refrescar la memoria de aquellos que nos quieren llevar como borregos, otra vez a Votar, que les ofrezco una especie de recuento histórico de la participación y el papel tan bajo que el CNE a jugado en el futuro de los Venezolanos.

Parte I: Un CNE “hecho a la medida” de Chávez

Desde que Chávez asumió el poder el 2 de febrero de 1999 y juró sobre la Constitución de 1961. El gobierno Chavista ya tenia su agenda bien programada.

Dos  Referéndums constituyentes. El primero  el 25 de abril de 1999 con el que se buscó modificar la Constitución de 1961 y que fue aprobado por más del 81% de la votación, y el segundo el15 de diciembre, que fue aprobado con más del 71% de la votación popular y que resultó en la ratificación de la Constitución de Venezuela de 1999.

El 30 de julio de 2000, ya con una nueva constitución, se realizaron las elecciones generales para “re-legitimar todos los poderes”.

El centro Carter a quien se le dio permiso de monitorizar las elecciones, publico un reporte de 98 paginas, titulado:

“OBSERVANDO CAMBIO POLITICO EN VENEZUELA: LA CONSTITUCION BOLIVARIANA Y LAS ELECCIONES 2000”.
INFORME FINAL. Redactado por Laura Neuman y Jennifer McCoy.

La conclusión fue clara, pero no le gusto nada al gobierno.

El Centro Carter en su reporte dijo que, debido a la falta de transparencia, la percepción de parcialidad en el Consejo Nacional Electoral (CNE), y la presión política del gobierno de Chávez que resultó en elecciones adelantadas, le resultó imposible validar los resultados oficiales del CNE

Sin embargo seria útil, y para el propósito de este articulo transcribir partes de el informe en lo concerniente al hostigamiento que venían sufriendo los trabajadores  electorales y a la  imparcialidad de las autoridades electorales.

INFORMES DE HOSTIGAMIENTO

“En la semana que precedió a las elecciones, el Centro Carter recibió numerosos informes de hostigamiento e intimidación de los trabajadores electorales. Se especulaba con que los trabajadores del CNE y las empresas internacionales que preparaban las elecciones estaban tratando de sabotear la elección y por eso resueltamente no trabajaban lo suficientemente rápido. Con el fin de combatir este sabotaje sospechoso, los directores del CNE apelaron a la Disip, la agencia de inteligencia venezolana. Se informó al Centro Carter que los agentes de la Disip obligaron a los trabajadores técnicos del CNE a permanecer en sus puestos durante 48 horas seguidas, el 20 y el 21 de mayo, no permitiéndoles abandonar sus puestos de trabajo. También recibimos informes de que los agentes de la Disip estaban intimidando a los trabajadores internacionales de ES&S, confiscándoles sus pasaportes así como el hardware y el software de computación, y hasta alcanzaron a colocar un revólver en la boca de uno de los trabajadores. La Embajada de los Estados Unidos presentó una queja formal al gobierno venezolano. La Disip rechazó estos informes.”

ELECCIÓN DE AUTORIDADES ELECTORALES COMPETENTES E IMPARCIALES

“La amplia consulta para el proceso de selección de los directores del Consejo Nacional Electoral a fin de asegurarse la confianza del electorado en la neutralidad y capacidad de las autoridades, resulta fundamental para el éxito y la aceptación de los resultados de la elección. El CNE elegido sin consenso para las elecciones de mayo, sufrió de una percepción desfavorable de partidismo y falta de capacidad administrativa. Venezuela experimentó una mejoría en la selección de los directivos del CNE que administrarían la elección del 30 de julio de 2000. Sin embargo, una adhesión más cuidada a las provisiones constitucionales que reglamentan la nominación de los directivos del CNE fortificará la legitimidad de la institución.”

Si analizamos las elecciones del 2000, vemos que el proceso  comenzó con una serie  de controversias legales cuando el nuevo CNE fue nombrado utilizando un método que no estaba contemplado en la nueva Constitución, y cuando se dictó un nuevo estatuto electoral apenas cuatro meses antes de las elecciones, en lugar de con un mínimo de seis meses como dicta la nueva Constitución.

El supuesto partidismo del CNE se reforzó cuando éste cedió a la presión política del gobierno para fijar la fecha de las elecciones antes de la fecha que calculaban como técnicamente posible.

Poco después de la elección del 30 de julio, se inició una violenta protesta en los estados de Mérida, Anzoátegui, Nueva Esparta y Amazonas.

Muchos de los manifestantes acusaban al CNE de haber cometido fraude.

El CNE es un ente parcializado, partidista, corrompido, manejado y manipulado al antojo del gobierno y por ende traidor a la patria y a los intereses de todos los venezolanos.

No podemos permitir que en estas próximas elecciones estas autoridades electorales sigan en el pecaminoso propósito de  sabotear y crear resultados fraudulentos, a favor de un usurpador extranjero y sus secuaces.

La Voz de Mi Pueblo

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*