¡ENTÉRATE! Hacinamiento, hambre y contagio de enfermedades: El drama de los calabozos policiales

Dolar Today / Oct 8, 2017 @ 6:00 pm

¡ENTÉRATE! Hacinamiento, hambre y contagio de enfermedades: El drama de los calabozos policiales

Los directores de las policías regionales y municipales se quedan de manos atadas cada vez que piden trasladar a penales a los reclusos que tienen en sus calabozos, ya que las autoridades les dicen que no hay cupo.

La población penal en Venezuela supera los 100 mil presos. El diario El Nacional reseñó que 1.500 detenidos permanecen en las celdas de cuerpos policiales, según afirmó el Observatorio Venezolano de Prisiones, lo que representa un hacinamiento de 461% en los 30 centros de detención de los organismos en los estados Vargas y Miranda, y en los municipios Chacao, Baruta, El Hatillo, Sucre, Libertador, Guaicaipuro (Los Teques), Los Salias (San Antonio), Zamora (Guarenas) y Plaza (Guatire).

La situación se repite en cada uno de los calabozos de las distintas policías de la Gran Caracas, donde los improvisan en oficinas y hasta en patrullas porque las celdas están saturadas.

La magnitud del hacinamiento se le atribuye a Iris Varela durante su gestión al frente del ministerio. La funcionaria impuso la modalidad de los cupos en cárceles que otorgaba a los directores de las policías, lo cual los obligaba a albergar presos en instalaciones no aptas para ello.

El Observatorio Venezolano de Prisiones y Una Ventana a la Libertad, han denunciado que en los calabozos policiales tienen problemas con los alimentos, la atención médica y las enfermedades contagiosas.

La comida corre a cuenta de los parientes y en el argot de los presos existe el tildado como “el frito”, quien no recibe alimentos porque no tiene familiares que se los puedan llevar y depende de que otros compañeros. Una Ventana a la Libertad refiere en el informe 2016-2017 que en lo que va de año han muerto ocho presos por desnutrición.

El Cooperante.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*