¡ENTREVISTA DE IMPACTO! Padre Fortea: “En Venezuela debería hacerse un exorcismo magno”

@DolarToday / Aug 17, 2018 @ 7:00 am

¡ENTREVISTA DE IMPACTO! Padre Fortea: “En Venezuela debería hacerse un exorcismo magno”

José Antonio Fortea Cucurull, nacido en Huesca en 1968, es un sacerdote católico y teólogo experto en demonología, especializado en exorcismos. Dedicó varios años de su vida a este ministerio, aunque ya no practica estas técnicas. Nos recibe en su vivienda, un pequeño piso de una urbanización con piscina y jardín privados en Alcalá de Henares. Vestido con el típico hábito negro y un bombín a juego, la entrevista consiste en un agradable paseo por la ciudad. El padre Fortea —como comúnmente se le conoce– responde cordialmente a todas nuestras preguntas, pero la conversación se ve interrumpida en varias ocasiones por las llamadas que recibe en su teléfono móvil —un modelo anticuado de los que se cierran con tapa— y de los cariñosos saludos constantes que le procesan las personas con las que nos cruzamos. Durante la hora y media que pasamos con él hablamos de demonios, posesiones, presencias malignas y política, no en vano, asegura que su mayor temor son “los políticos”.

Los científicos defienden que las posesiones son, en realidad, ataques de histeria, de trastorno de identidad disociativo o de esquizofrenia.

Las tres cosas son muy distintas. Los fenómenos disociativos sí tendrían algunas semejanzas con algunas fases de las posesiones y la esquizofrenia puede cursar con un trastorno disociativo. Un esquizofrénico puede estar convencido de que tiene demonios, de que los siente debajo de la piel, pero el exorcista, si tiene experiencia, puede distinguir quien tiene una posesión o no.

“He recomendado a alguna persona acudir al psiquiatra cuando tenía algún demonio”

¿Cómo sabe si una persona está poseída?
En mi caso, yo estoy convencido de que me he equivocado muchas veces a lo largo de todos estos años, pero equivocarme en decirle a alguien que no tenía el demonio cuando realmente sí que lo tuviera. Es decir, he recomendado a alguna persona acudir al psiquiatra cuando igual en verdad tenía algún demonio. Al revés, no. Nunca le he dicho a nadie que está poseso cuando en verdad no lo estaba, de eso estoy seguro, porque con los exorcismos se ve enseguida. Es verdad que ha habido varios casos que no he visto claros, y entonces les he bendecido, pero no los he exorcizado.

¿Cómo se detecta un demonio, una presencia maligna?
El sacerdote analiza el caso y, en caso de que la persona necesite un tratamiento psiquiátrico y no un exorcismo, se le deriva al especialista. Esto no es una competición. Pero yo no envío previamente al psiquiatra. Cuando uno lleva muchos años en este campo sabe quién tiene una patología y quién no, y cuál es la patología. Todo ello hablando con el paciente.
¿Cómo es el proceso para acabar con una posesión demoníaca?
Haciendo el exorcismo. Oraciones, oraciones y más oraciones. Hay procesos que acaban enseguida y hay casos mucho más largos, aunque esto no es lo más habitual.

¿Cuál ha sido el caso de exorcismo más duro al que se ha enfrentado?
El caso más impresionante fue uno que duró nueve años. En ese caso trabajamos tres sacerdotes y le dedicamos más de cinco horas cada semana, pero finalmente, la paciente se liberó de la posesión maligna y ya nunca más volvió a tener ningún problema, lo que demuestra que teníamos razón. Dedicamos tanto tiempo a este caso porque estábamos seguros, no teníamos ninguna duda. La esquizofrenia no se cura con exorcismos, ojalá, sería el descubrimiento del siglo.
Hace apenas dos años celebró un exorcismo magno en México
El exorcismo se hizo para alejar las fuerzas demoníacas de ese país. Eso tiene influencia en los males del país, como el narcotráfico o la corrupción, pero el exorcismo se hace contra los demonios. No significa que tras hacer esto todo se arregla, no necesariamente al día siguiente tiene que pasar algo. Dios escucha las oraciones y la resolución hay que dejarla en manos de Dios.

¿Hay algún otro país que necesite un exorcismo magno?
Este tipo de exorcismo se puede hacer en cualquier país, una vez al año, por ejemplo. Esto siempre va bien, es pedir a Dios que aleje las fuerzas de la tinieblas. Pero no hay ningún país donde sea obligatorio hacerlo. No obstante, es verdad que hay países como Venezuela, Nicaragua o Siria donde convendría hacerlo, al menos para alejar esas fuerzas de las tinieblas que hacen tanto daño.

¿Qué le diría al demonio si lo tuviera delante?
Yo esto lo explico en uno de mis libros, Obra Férrea. Si yo tuviera delante al demonio te aseguro que no tendría nada que decirle. Ni siquiera haría una profesión de fe ni le recriminaría nada. En el exorcismo, lo único que se hace es expulsar al demonio, nada más. Una vez que lo conseguimos, la presencia maligna se va al aire. San Pablo se refiere a estas fuerzas como las potencias del aire.

¿Se puede pactar con el demonio?
Sí, pero el demonio no va a cumplir su parte del trato. Él no tiene en su mano todo, no puede darte años de vida, ni la belleza, ni dinero, ni salud. Sólo te puede tentar. Incluso puede tentar a alguien para que tenga sexo contigo, pero nada más.

Hay discrepancias en la Iglesia en torno a la concepción del Infierno. De hecho, el Papa Juan Pablo II y el Papa Francisco llegaron a afirmar que el Infierno no existe como tal.

Hay que distinguir lo que la Iglesia dice por fe y la Teología. Los cristianos creemos en unas cuantas cosas, lo demás es Teología, y puedes estar de acuerdo con ella o no. La fe nos obliga a creer que Dios ha revelado la existencia de un estado eterno de condenación, de no visión de Dios, ya después de eso, de cómo es, es la Teología la que habla y puede haber distintas concepciones de cómo entenderlo. Yo no lo entiendo como un espacio físico en la Tierra, es un estado de reprobación, de alejamiento de Dios. Ya aquí en la Tierra vemos que hay personas que tienen ese estado y viven así, evidentemente, en distintos grados. Hay personas que son monstruos de perversión. En la Tierra hay personas que llevan el Infierno dentro, pero no estoy hablando de cualquiera, las personas normales hacen el mal y luego tienen remordimientos. Yo hablo de monstruos de perversidad que hacen el mal continuo que llega a cotas muy altas.

El ser humano es bueno por naturaleza, el alma sale de Dios, lo que sí que hay, aunque no lo dijera la Iglesia, es una inclinación al mal. Esto es evidente, no hace falta ser católico para darse cuenta de que en todo ser humano existe una inclinación al mal. La Iglesia Católica, a diferencia de otras denominaciones religiosas, nunca ha dicho que el ser humano sea malo.

En su blog escribe muchas veces sobre política internacional y carga contra líderes como Nicolás Maduro y Daniel Ortega. ¿Hay demonios en Latinoamérica?
La Iglesia, además de predicar con el Evangelio, tiene que dar pan al hambriento, ayudar al pobre. Tratar de que la sociedad sea de tal manera que no haya gente que necesite pan, ni vivienda, ni trabajo. Una de las mayores carestías que puede tener el ser humano es la de libertad. Nada se compara con la falta de libertad. Por eso, sean dictaduras de izquierdas, o sean de derechas, la Iglesia no debe permitirlas, no son licitas. Aquí y ahora, hay que denunciar el mal donde esté.

“Me preocupa mucho el rostro de Pablo Iglesias, lo que hay dentro de él”

¿Qué político español necesita un exorcismo?
Sin ninguna duda ninguno, los seres humanos son libres y cada uno, según su entendimiento, intenta hacer las cosas lo mejor posible. Ahora bien, es un hecho el odio que refleja la cara de Pablo Iglesias, aunque tenga un apellido claramente eclesiástico, ese rostro me preocupa mucho, lo que hay dentro de él; y cuando habla, corrobora lo que hay dentro. Que sea uno de los políticos más votados uno que no condena una dictadura tan espantosa como la de Venezuela, es que aquí pasa algo muy grave en la población española.

¿Cuál es el mayor de sus temores?
A lo que más miedo tengo es a los políticos, al fenómeno del populismo. Yo no quiero para la Iglesia ningún tipo de privilegio. No quiero para la Iglesia nada que no pueda pedir un evangélico, un ortodoxo, un judío o un ateo, no pido nada especial, pero si nos lo dan muy bien. Lo que me preocupa es que en los próximos 10, 15 ó 20 años, no más, los políticos puedan dejarse arrastrar por lo que las masas movidas por los peores sentimientos de grupos de izquierdas, grupos feministas radicales, totalmente radicalizados, quieran encontrar un chivo expiatorio, y que al final la Iglesia Católica, el clero, acabe suplantando el papel de los judíos en la Alemania nazi de 1935 y que sea el enemigo a batir. Creo que vamos a vivir muchos cambios jurídicos en los próximos años que no van a ser para aumentar las libertades, van a ser leyes específicamente diseñadas contra la Iglesia Católica.

¿Qué le diría a un joven que quiera ser sacerdote experto en exorcismos?
Le diría que se dedique mejor a la filatelia. Incluso, si fuera para ser solo sacerdote, hay que tener claro que solo se dedican a los exorcismos los sacerdotes que el obispo designa para ese ministerio, y no siempre son los que quieren. Es verdad que existe un curso sobre exorcismo que organiza una facultad de Teología, no El Vaticano, como publican erróneamente muchos medios, y que tiene cierta fama. No obstante, se aprende más en cinco días acompañando a un exorcista experto y viéndole actuar que recibiendo clases sobre ello.

TheObjective

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*