¡ENTREVISTA EXPLOSIVA! Rafael Ramírez: Maduro es un incapaz

DolarToday / Dec 16, 2017 @ 5:00 pm

¡ENTREVISTA EXPLOSIVA!  Rafael Ramírez: Maduro es un incapaz

Las diferencias entre otrora importantísimos aliados del exmandatario Hugo Chávez no cesan de aparecer y esta vez, el hasta hace poco embajador de Venezuela en la ONU y exzar de la industria petrolera nacional, Rafael Ramírez, le salió al paso a las acusaciones que pesan en su contra desde el Ministerio Público. Esto fue lo que declaró a PANORAMA:

M.Delgado / Otto Rojas / Panorama

“Rechazo de la manera más contundente el inicio de una investigación criminal por parte de la Fiscalía General de la República en mi contra. Me siento indignado por la infamia que se ha levantado en mi contra, acompañada de una campaña con la que se pretende destrozar mi nombre, mi trayectoria y lo que ha sido mi carrera como una figura del Estado en el Gobierno del comandante Chávez.

Creo y estoy convencido que estas acusaciones y esta campaña en mi contra no es más que la pretensión de buscar un chivo expiatorio para el desastre económico del país y el profundo daño que le han hecho a Pdvsa.

—¿Y por qué surgen estas acusaciones en este momento?

—Es evidente que ellos acabaron con Pdvsa. La situación en Pdvsa, como lo he venido advirtiendo, es de colapso. Hemos perdido 1.200.000 de barriles de petróleo diarios. El último reporte de la Opep indica que se perdieron 120 millones de barriles en un mes, eso es para que todo el país esté alarmado. Después de mi salida de la estadal petrolera en el 2014, ellos comenzaron un desplazamiento de los cuadros técnicos que habían acompañado mi gestión durante diez años, Eulogio del Pino y Asdrúbal Chávez se prestaron para eso y fíjate cómo terminó Eulogio. Lo grave es que desplazaron y politizaron la industria petrolera.

La industria petrolera siempre ha tenido una posición de respaldo a la revolución, pero jamás su cuadro directivo se había convertido en la cuota de poder de los distintos grupos que están en torno al presidente Maduro y sobre todo en su entorno íntimo. Han acabado con la producción de Pdvsa, han improvisado muchísimo sobre el manejo financiero de la industria.

— Pero son muy serias las acusaciones que hace el fiscal sobre la venta de petróleo en la que afirma que usted estaría involucrado.

—El fiscal miente descaradamente cuando dice que encontró documentos que me involucran en operaciones de compra-venta de petróleo, eso es mentira. El fiscal parece que no entendiera que este tipo de actividades de comercialización están perfectamente delegadas y corresponden a la Vicepresidencia de Comercio y Suministro. Yo, como presidente de Pdvsa, jamás firmé, durante los diez años que estuve al frente de la industria, un contrato de venta de petróleo, eso es falso.

Esos documentos que dicen que sacaron de una caja fuerte resulta como el computador de Raúl Reyes, en la que van a sacar cualquier cosa que termina siendo un falso positivo para colocarle sensacionalismo a la supuesta investigación por hechos de corrupción.

No van a poder encontrar nada que me implique con el caso de Andorra. La misma juez que lleva el caso asegura que yo no estoy mencionado en ninguna cuenta ni en una operación en Andorra. Sería muy interesante que la Fiscalía venezolana se pusiera en contacto con los jueces en Andorra.

Definitivamente todas las acusaciones falsas tienen que ver con una retaliación política en mi contra.

Aquí se está haciendo una política de atropello, se están violentando todos los derechos y las leyes venezolanas, en la que en un principio se presume la inocencia. De inmediato comienzan los mecanismos del gobierno en redes sociales a colocarme etiquetas y a viralizar sus acusaciones. Haciéndole un terrible daño a mi nombre.

—¿Pero parece que las divisiones al interior del Psuv que tanto habían sido negadas, sí existían y ahora están a flor de piel?

—Hay muchos problemas en el Psuv, he recibido muchas llamadas de compañeros del partido en solidaridad por lo que está ocurriendo. Hay que mantener la unidad del partido, pero sobre todo el legado del presidente Chávez.

Yo he levantado mi voz por lo que está pasando y yo creo que el Psuv debe levantar su voz. Están destruyendo el legado del comandante Chávez. He advertido que la improvisación, la falta de conocimientos y la falta de decisiones oportunas ha provocado que nuestro país sufra una crisis económica que es terrible, que es inocultable. No se pude seguir escondiendo la situación que se vive con la inflación, la devaluación, con el deterioro de la calidad de vida, esto jamás ocurrió con el comandante Chávez.

Se ha dicho mucho que este Gobierno ha pasado por las peores situaciones y no es verdad. Durante muchos años tuvimos el precio del petróleo muy bajo con una banda entre 21 y 28 dólares por barril, ojalá hubiésemos tenido antes los precios de ahora, después tuvimos golpe de Estado, sabotaje petrolero. Aquí lo que hay es una incapacidad para gobernar, el presidente Maduro no ha podido con la situación del país, ha improvisado y lo que ha hecho es destruir el legado del comandante Chávez.

El presidente Maduro no acepta críticas y por eso es que vienen contra mí, porque yo he levantado mi voz y he dicho lo que muchos piensan dentro del chavismo, pero se ha impuesto el miedo y la persecución como nunca.

—¿Y el presidente Chávez sí aceptaba criticas?

— Por supuesto. El presidente Chávez no solo las aceptaba, sino que las exigía; le gustaba escuchar las opiniones y muchas veces rectificaba cuando tenía que hacerlo. Siempre leía, se preparaba, jamás improvisaba. Era un Gobierno que siempre estaba atento a las opiniones, incluso las que venían de parte de la oposición. El presidente Chávez decía que era un error judicializar la política

—¿Estas investigaciones que tiene el fiscal son las mismas de la Asamblea Nacional?

— Me indigna que el discurso de la Fiscalía y del entorno que me acusa sea el mismo que usaba la extrema derecha. Cuando nos acusaron de corruptos, el presidente Maduro dijo que eso era en contra de Pdvsa, ahora él dice todo lo contrario. Todo esto me parece que es parte del pacto y las negociaciones que se están haciendo entre el Gobierno y la oposición, lo cual yo saludo que haya un proceso de diálogo, pero un diálogo que ha sido poco transparente. No me extraña que estén pactando de entregar sectores enteros como Pdvsa que definitivamente es la joya de la corona.

Sobre las acusaciones que ejerce la comisión de contraloría de la Asamblea, quiero decir que el Tribunal Supremo de Justicia desestimó esas acusaciones en su contra. No solo que las desestimó, sino que explicó por qué estaban viciadas.

Tengo la gestión pública más escrutada de este país. A diferencia de otras instituciones del país, Pdvsa se rige por unos procedimientos de auditoría internacionales. Todos mis informes de gestión fueron sometidos en su momento en la Asamblea Nacional, la cual presidió Nicolás Maduro, Cilia Flores y Diosdado Cabello.

Sería interesante que de esa caja fuerte donde dicen que salió un documento mío, salga también todo lo que se está omitiendo. Yo sí sé y tengo elementos que demuestran hechos de corrupción masivos con la asignación de dólares. Quisiera saber qué hizo el Cencoex con los 45 mil millones de dólares que entregué durante mi gestión en el 2014 al Gobierno del presidente de Maduro para que resolviera la crisis.

Lo que ha pasado con estos juicios y estas sentencias que han ocurrido en el exterior nos dice que hay muchas cosas que revisar y esta gente no tiene moral para ir contra mí. Cualquier Fiscalía del mundo se abocaría a investigar las repercusiones de esos casos que se están juzgando en el exterior con lo que está pasando dentro de nuestro país.

—¿Se refiere al caso de los sobrinos de la primera dama?

— Claro. Eso es un escándalo y como eso hay muchísimos más y todo el mundo sabe que allí hubo un abuso y grosero de lo que son las facilidades que da el Estado.

—¿Usted estaría dispuesto a regresar a Venezuela a enfrentar el caso judicialmente?

—Claro que yo quisiera regresar a mi país, pero para ello me tienen que dar las condiciones necesarias para volver. A mí me gustaría hacer una rueda de prensa, pero me llamaron oficiales amigos para decirme que no fuera a Venezuela porque me estaban esperando en el aeropuerto para detenerme sin ningún derecho a defenderme.

Mientras tanto, estoy fuera del país, gracias a Dios he gozado de la solidaridad de algunos países amigos con los que tanto hemos contribuido, que saben que lo que está pasando en el país violenta todo el estado de derecho.

Lo que más preocupa es que se están imponiendo criterios electorales del entorno más íntimo de Nicolás Maduro. Aquí en ningún momento se ha discutido que Maduro es el único candidato del chavismo, a ellos les aterra cualquier candidato alterno dentro del chavismo.

—¿Pero entonces Rafael Ramírez quiere ser candidato a la Presidencia de Venezuela?

— Claro, yo puedo ser un candidato alterno. Tengo todos los méritos para serlo, tengo toda la capacidad para sacar al país de esta situación, tengo toda la moral y el trabajo hecho junto al comandante Chávez.

El socialismo hace tiempo desapareció y lo están pulverizando, no puede ser ese el emblema del Gobierno, que el máximo logro de este Gobierno sea tener una caja Clap, es una vergüenza.

—Pero el presidente Maduro aduce que enfrenta una guerra económica ¿Ud no comparte ese criterio?

—Nadie acepta que esta situación calamitosa es por la guerra económica, las autoridades norteamericanas nos han puesto sanciones y obviamente eso ha contribuido al detrimento de nuestra capacidad financiera, muchos del sector privado no han ayudado a Maduro a salir de esta situación, sino que están de brazos caídos, pero también es evidente que en el 2014 yo propuse una serie de medidas económicas y había tiempo para ejecutarlas, pero no se hicieron.

El problema cambiario hay que resolverlo y eso no tiene nada que ver con la guerra económica. Dolar Today existe porque el Gobierno no es capaz de establecer una política cambiaria que sea efectiva. Un país petrolero no puede estar sometido a la improvisación. Todos los países de la Opep han sufrido la caída del petróleo, pero ninguno está como Venezuela.

La guerra económica existe pero también existe mucha incapacidad. Los dólares preferenciales son un gran negocio y estoy seguro que detrás de mi salida están muchos sectores de poder que recibieron miles de dólares. Mientras estuve al frente de la Vicepresidencia económica le organicé al presidente Maduro un libraco de todas las empresas que han recibido dólares del Cencoex, pero nunca quiso sacarlo a la luz pública. No sé cual sea su temor.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*