Es un pobre títere, Zair Mundaray: Ministerio Público desapareció tras la designación de Tarek William Saab

@DolarToday / Sep 15, 2017 @ 8:00 am

Es un pobre títere, Zair Mundaray: Ministerio Público desapareció tras la designación de Tarek William Saab

Desde que la asamblea nacional constituyente (ANC) destituyó a Luisa Ortega Díaz como fiscal general de la República y designó ilegalmente en ese puesto a Tarek William Saab, en ese entonces defensor del Pueblo, Venezuela quedó acéfala de justicia.

Zair Mundaray, director de Actuación Procesal y tercero en la cadena de mando del Ministerio Público (MP), alertó que la institución sufrió modificaciones notorias. “La Fiscalía se plagó de personas que no manejan la materia penal”, denunció en declaraciones a El Nacional Web.

En la campaña previa a las elecciones de la ANC, el gobierno amenazó con “voltear la Fiscalía”, y poco después de que Saab asumiera el cargo, la advertencia comenzó a materializarse con al menos una docena de cambios en distintos departamentos de la institución, como se plasmó en la Gaceta Oficial 41.225, publicada el 30 de agosto.

Más allá de cambios en los fiscales, Mundaray sostuvo que con la destitución de Ortega Díaz, el gobierno de Nicolás Maduro buscó frenar las investigaciones independientes que venía ejerciendo el MP, dañando la naturaleza de la institución.

“No hay Ministerio Público en Venezuela: si la Fiscalía no es independiente en el ejercicio de sus funciones; no puede ser catalogada como tal”, acotó.

La propia fiscal general —que goza del reconocimiento de la comunidad internacional— aclaró que su punto de quiebre con Maduro se produjo el 31 de marzo, con las sentencias 155 y 156 del TSJ, que disolvieron al Parlamento para que los magistrados asumieran sus competencias, contó a NTN24.

Aquella disyuntiva dio origen a las protestas que sacudieron a Venezuela entre abril y julio, dejando un saldo de más de 120 muertos, 5.000 detenidos y 2.000 heridos según cifras de la Fiscalía y ONG como Foro Penal Venezolano.

Mientras transcurrieron esas semanas, varios fueron los casos en los que no coincidieron los informes del MP y las versiones del gobierno, como sucedió con la muerte de Juan Pablo Pernalete, quien perdió la vida el 26 de abril en medio de disturbios en Altamira.

Ernesto Villegas, ministro de Comunicación e Información, sostuvo que a Pernalete le dispararon con una pistola de perno en ausencia de cuerpos de seguridad del Estado, pero Ortega Díaz, al contrario, oficializó que los resultados de las pruebas realizadas por los expertos del MP arrojaban que al muchacho lo asesinó una bomba lacrimógena disparada por la Guardia Nacional Bolivariana.

El Nacional

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*