Esta es de vaqueros

   facebook    twittear        eMail
Esta es de vaqueros

@DolarToday / Aug 31, 2013 @ 9:45 am

Lo que hace inverosímil, folletinesca y objeto de sorna la truculenta historia del magnicidio (¿o penecidio?) son su detección temprana, sus intríngulis estrafalarios, sus personajes trucados y la intencionalidad implícita. ¡Elemental querido Watson!

Imagínense ustedes, camaritas y camaritos: Se trataría, ¡una guará!, de una compleja conjura internacional (según “los confidenciales” codificada como Tapa Amarilla) tramada por las mentes más avispadas de la derecha más derecha (fascista-golpista) confabulada en laboratorios siniestros de las potencias mundiales (léase imperios) donde fabrican bombas de uranio empobrecido (sic) para desestabilizar el globo terráqueo y sus alrededores extraterrestres. Dicha conspiración fue encomendada (para liquidar millonas) a los mercenarios (sin rostro) más intrépidos y entrépitos que, ¡de cajón!, disponen del apoyo logístico, orientación satelital y de escolta provista por una flotilla de “drones” que despegan y aterrizan en Colombia. Además los sicarios amarillos están dotados de armamento inoculador tos de perro y artilugios técnicos como estetoscopios de visión nocturna y cortacutículas de alta grama y última patología. Asimismo disponen de cuantiosos recursos económicos para afrontar im-previsibles como enconcharse, camuflarse o salir despavoridos. Adicionalmente les acomodaron en las talegas sus respectivas tostiarepas, pelapapas, papel higiénico, repelente para zancudos, preservativos, protector solar, quinina y dos estampitas de los santos Álter y Ego.

Tan asimétrica conspiración contra este portento moral y político que es Venezuela (sic) resultó desactivada (delatada por pajaritos) mediante la difusión de grabaciones ilícitas de conversaciones privadas entre pitiyanquis lacayos del imperio, la divulgación de videos, también furtivos, de la misma cofradía y de allanamientos y la detención de dos paracachitos practicada en un “10 estrellas” del sector Guaracarumbo, carretera Panamericana, a escasas cuadras de la plaza Bolívar del estado Los Teques. Esta proeza jamás habría sido posible sin el encauzamiento y las artimañas cubanas. ¡Más obvio no ladra un gato!

Pero esta batida no termina aquí. Las investigaciones del Flan Patria Sepultura van viento en copa. Surgieron nuevos elementos que se investigan. Especialmente visitas a la “concha”. La de un flaquito, con cachucha tricolor, preguntando por un tal Reconteo. Allí está la clave, parece, para desvelar el “penecidio”.

Desactivado el complot urdido por Pasado Candiles, Urípides, Ottro Relincho y compañía, los blancos-rojos ilesos se ocuparán de la crisis económica, la inseguridad, los hospitales, el desabastecimiento, la inflación, los apagones y otras menudencias.

MIGUEL SANMARTÍN |  EL UNIVERSAL
msanmartin@eluniversal.com

 
   facebook    twittear        eMail
 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 

Lo mas leido...