Expresidente de Sudáfrica: ”Líderes de Venezuela necesitan negociar sin muchas precondiciones”

@DolarToday / Sep 24, 2019 @ 2:00 pm

Expresidente de Sudáfrica: ”Líderes de Venezuela necesitan negociar sin muchas precondiciones”

Frederik de Klerk, expresidente de Sudáfrica y Nobel de la Paz considera una “tragedia” la crisis venezolana e insta a la negociación “para evitar una catástrofe”

El Pitazo

Frederik de Klerk, expresidente de Sudáfrica y Nobel de la Paz, habló sobre la crisis que atraviesa Venezuela, un país profundamente polarizado, con una economía ahogada por una pésima gestión política que afecta a los venezolanos en medio de una grave crisis humanitaria, mientras Juan Guaidó y Nicolás Maduro dan vueltas a las negociaciones y no han logrado encontrar una solución a los problemas del país. ”Es una tragedia”, afirmó Klerk en entrevista con el diario El País de España.

De Klerk afirma que la única solución para superar la coyuntura en Venezuela, es un “diálogo contundente y significativo” entre los actores que intervienen en la crisis.

“Deben hacer lo que mi partido hizo, que es llevar a cabo soluciones significativas, tratar las causas de la crisis de raíz. En nuestro caso era el apartheid, la discriminación racial. Es una situación difícil la de Venezuela. Los líderes necesitan sentarse en una mesa sin demasiadas precondiciones y decirse: ‘tenemos que salvar a nuestra población, cambiar nuestra Constitución y así poder avanzar’. Deben de identificar el potencial de Venezuela, que ahora ha sido destruido”, comentó el exmandatario sudafricano.

Según reseña El País, si alguien sabe sobre cómo manejar crisis profundas en una sociedad muy dividida y políticamente polarizada como el caso de Venezuela, ese es De Klerk. Asumió la presidencia de un país que era una caldera, pero pronto impulsó acciones para enterrar la herencia de segregación racial, entre ellas derogar las viejas leyes racistas y liberar a los líderes negros encarcelados, entre quienes se encontraba Nelson Mandela, que se convertiría en presidente del país, con De Klerk como su vicepresidente. Ambos lograron un acto de reconciliación que fue muy difícil, pero cuyo éxito es admirado aún en todo el mundo.

“Tomando en cuenta nuestra historia, la lección más importante es que si deseas evitar una catástrofe, la violencia y que las personas mueran, debes sentarse a negociar, tener un diálogo contundente y significativo”, sostuvo.

Para De Klerk, la humanidad se enfrenta a tres grandes problemas que amenazan su supervivencia: el racismo -que él combatió con contundencia-, la pobreza y el cambio climático. Sin pretenderlo De Klerk coincidió con los Nobel de la Paz que desde el jueves discuten las crisis globales en esta ciudad y que hicieron un llamado para erradicar la desigualdad y lograr un mundo más pacífico.

“El racismo es un serio problema. En mi país lo combatimos tras lograr un acuerdo con mi equipo y el de Mandela, con una nueva Constitución que en términos contundentes prohíbe el racismo, pero ha regresado y es un grave problema en Sudáfrica. El racismo tiene que ser uno de los puntos principales de la agenda de todos los líderes. El racismo tiene que ser erradicado”, sentenció.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*