“FUIMOS UNA GRAN FAMILIA” Botada como una delincuente por firmar contra Maduro luego de 21 años en el Seniat

@DolarToday / Aug 27, 2016 @ 4:00 pm

“FUIMOS UNA GRAN FAMILIA” Botada como una delincuente por firmar contra Maduro luego de 21 años en el Seniat

María Eugenia Barrios fue una de las primeras víctimas del revocatorio. Tenía 21 años de servicio en la Gerencia Regional de Tributos Internos del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat), en Los Ruices. Fue removida de su cargo por haber ejercido un derecho constitucional: firmar para solicitar un referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

Barrios denuncia cómo fue despedida y añora el año 1995, cuando ingresó al organismo y era “una gran familia”.

“El día en que me dan la vulgar copia de remoción, se me acerca la coordinadora de Recursos Humanos, Elida Díaz y me dice que la acompañe con la jefa de División, Janeth Viscuña, porque íbamos a conversar una  ’cuestión de trabajo”, narra la ex empleada, en una entrevista exclusiva para El Nacional Web. 

La esperaban en la oficina con una sonrisa en la cara y le dijeron: “Te voy a dar esto, lo mandó el superintendente y lo tienes que firmar”. En la notificación recibida fue señalada como una funcionaria de grado 99 (libre remoción); no obstante, sus documentos laborales constatan que era funcionaria de carrera administrativa y aduanera, grado 12.

Botada como una delincuente

De acuerdo con Barrios, exigió respeto después de que le pidieron firmar y su carnet “de manera grotesca y vulgar”.

“El responsable directo fue el mismísimo Diosdado Cabello, diputado de la AN. Dio la orden a su hermano José David Cabello, superintendente del Seniat. Los despidos son fuertes y abusivos, porque no solamente son los hermanos Cabello los que dieron las órdenes (…) hay muchos jefes y coordinadores que son sus secuaces y forman parte de esos abusos”, denunció Barrios, quien asegura que además su madre sufre de diabetes.

“Este señor en el Mazo Dando dice que hay que botar a los funcionarios públicos que  firmaron en contra de Maduro (…) Hay compañeras con cáncer, compañeras que estaban incapacitadas por el seguro social y fueron removidas. ¡Qué terrible, no les importa nada!”, exclamó la especialista en tributos. También resaltó que la Constitución, en el artículo 145, puntualiza que los funcionarios públicos trabajan en beneficio y función del Estado y no para el gobierno.

Indicó que hasta la fecha son 260 o 280 empleados los botados injustificadamente del Seniat y que todos tienen en común que firmaron a favor del revocatorio.

Responsabilizó a los hermanos Cabello de cualquier represalia que tomen en su contra cuando su testimonio se conozca. “Ellos no son dueños de Venezuela ni de la vida de cada uno de nosotros, merecemos respeto. El revocatorio es una salida a todos estos atropellos, no podemos seguir con esto”, sostuvo.

Más de 1.000 denuncias

La presidenta de la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional, Delsa Solórzano, aseveró que han recibido más de 1.000 denuncias por despidos injustificados en diversas instancias del Estado.

El caso también fue denunciado ante la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía General de la República y la Inspectoría del Trabajo.

El abogado Luis Blanco, representante de la Defensoría del Pueblo, respondió por correo electrónico a la denuncia de Barrios. En la misiva alegó que ellos no tenían mucho que hacer: solo podían asesorar y los implicados debían elaborar un recurso contencioso administrativo.

“Seguimos recibiendo a diario personas que denuncian despido o acoso laboral por haber firmado, hay que destacar que no es cierto que son funcionarios de libre remoción: aunque puede haber, debe ser un mínimo porcentaje. Hay secretarias, maestros, personal obrero, hay de todo”, afirmó Solórzano a El Nacional Web.

La diputada explicó que la mayoría de las víctimas trabajaban en el Seniat; no obstante, también hay de bancos del Estado, alcaldías, gobernaciones, registros y notarías.

“No tengan miedo”

La ex trabajadora del Seniat advirtió que hay amenazas y persecución contra los empleados que se mantienen en el organismo. Los exhortó a dejar el miedo, “porque paraliza”.

“Nosotros tenemos que seguir adelante, no solo por el trabajo sino por Venezuela. Hay que protestar y declararse en contra de este desastre”, concluyó.

El Nacional

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*