¡FUTURO ROJO-ROJITO! Aporrea: El dólar paralelo superará los dos millones de bolívares

DolarToday / Feb 8, 2018 @ 7:00 pm

¡FUTURO ROJO-ROJITO! Aporrea: El dólar paralelo superará los dos millones de bolívares

Cuando se instaló la ilegítima e ilegal “constituyente” dijimos que el primer efecto de esa nefasta y putrefacta claque política sería que el dólar paralelo superaría los Bs. 100 mil¹, a pesar de que en ese momento apenas superaba los Bs. 10 mil por la principal divisa extranjera. Después alertamos que de no disolverse esa bazofia madurista, la pulverización del bolívar continuaría siendo extrema, y que por ende en el corto plazo su valor referencial pasaría los Bs. 200 mil², lo cual también ocurrió con los efectos desastrosos que tal devaluación ha generado sobre nuestra economía y el pueblo venezolano, teniendo como único responsable de la hiperinflación que vivimos a Nicolás Maduro, quien con su perversa política cambiaria y de financiamiento inorgánico del inmenso déficit fiscal, sólo ha generado hambre y miseria sobre todo el país.

Por: Javier Antonio Vivas Santana / Aporrea

Ahora, con el llamado adelantado de la “elección presidencial” en este 2018 por parte del vocero “especial” de la “constituyente”, la ley de procesos electorales aprobada en 2009 por la entonces Asamblea Nacional que presidía el propio Diosdado Cabello, resulta evidente que le dio una patada seudojurídica al instrumento legal que él mismo firmó con un “ejecútese”, lo que equivale a decir, que esa ley fue utilizada para limpiar lo más profundo y hediondo de los desechos autoritarios y neototalitarios que rigen al madurismo.

En tal sentido, el anuncio madurista oficializado por la presidenta del Consejo Nacional “Electoral” (CNE), Tibisay Lucena, en fijar la fecha de esta elección presidencial para el 22 de abril del año en curso, revela no sólo el desespero del gobierno por intentar salvarse del naufragio de un barco que se está hundiendo sin botes salvavidas, es decir, el madurismo en todas sus instancias firman un “pacto de salvación”, cuya praxis aunque intenten con ello retrasar el fallecimiento colectivo de un gobierno colocando sobre éste otra bomba de oxígeno que prolongue su estado vegetativo, nada ni nadie podrá evitar su explosivo y dramático desenlace sociopolítico.

Sobre lo anterior, tal hecho de violación tanto sobre la Constitución como en las leyes llevará en los días siguientes de esa “elección”, asumiendo que Maduro ganará de manera fraudulenta al anular partidos políticos e inhabilitar a posibles candidatos de manera ilegal y arbitraria, generará como resquicio la liquidación total del bolívar en relación con el dólar, cuyo valor en ese mercado paralelo romperá en el poco tiempo la barrera de los dos millones de bolívares, llevando la hiperinflación sobre el 50.000% anual.

En ese contexto, medido en sus precios por bolívares, un kilo de carne o pollo llegará a las siete cifras altas por kilogramo. Un simple pasaje de autobús costará más de cinco cifras en una ida o vuelta. O el querer tomarse un café tendrá como referente más de seis cifras medias. Verbigracia, el país entrará en una neurosis colectiva ante el desangramiento de la economía, la cual no podrá recuperarse ni aunque aplicaran una indexación diaria de salarios, porque no habría posibilidad de comprar ningún producto. Es simple, la reelección forzada de Maduro, al evitar elecciones regidas por condiciones equitativas, tal y como lo plantean las normas constitucionales y jurídicas, sólo conducirán al país por el peor de los caminos económicos y sociales.

La miseria, el hambre, la escasez de alimentos y medicinas será total. No habrá espacio que pueda soportar tanta infamia gubernamental. Las protestas se agudizarán en cada ciudad o pueblo de la geografía nacional, pero serán objeto de fuertes represiones. El madurismo arreciará la simbiosis neonazista, neoestalinista y neofascista de sus decisiones, en el medio de severas sanciones políticas, económicas y financieras que seguirá aplicando la comunidad internacional contra el régimen opresor.

La elección del 22 de abril de llegar a concretarse, aunque esa noche saliera la misma presidenta del CNE a decirnos que una vez verificada la tendencia “irreversible” del proceso electoral, “Maduro ha obtenido más de 10 millones de votos”, con una abstención superior al 50% y con una población que supera el 20% en tierras extranjeras que tampoco podrá ejercer su derecho al sufragio, quedará en evidencia el fraude madurista, y ese fraude sólo podrá asegurarnos que Venezuela morirá como república.

Después del 22 de abril habrá una estampida mayor de venezolanos hacia otras naciones. Las pocas actividades industriales y comerciales que todavía se mantienen, también cesarán sus ciclos productivos con un máximo de quiebra económica. Y hasta la empresa de Lorenzo Mendoza será intervenida y posteriormente expropiada, para finalizar destruida como lo ha hecho el madurismo con la empresa petrolera, la del hierro, de alimentos, y de servicios como el Metro de Caracas o de generación eléctrica.

El anuncio de Tibisay Lucena ha asegurado que el dólar paralelo ascienda hasta los dos millones de bolívares en el corto plazo, lo que vaticina que el futuro rojo-rojito que Maduro tanto anhela para Venezuela con toda seguridad será realidad haciendo al país ingobernable. Tal vez por ello, esa sea la razón por la cual Vladimir Padrino, ministro de la defensa y responsable de todas las fuerzas militares del país, así como de la “protección” en suelo patrio, tenga a toda su familia viviendo en países pro-imperialistas como España, o en su defecto, intente llevarla a vivir a naciones sin ejército como Costa Rica³. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*