¡GOBERNADOS POR UN ANALFABETA! El manejo macroeconómico de Maduro ha sido el peor de toda nuestra historia

@DolarToday / May 4, 2016 @ 10:00 am

¡GOBERNADOS POR UN ANALFABETA! El manejo macroeconómico de Maduro ha sido el peor de toda nuestra historia

El economista Luis Oliveros cree que a estas alturas las empresas estaban esperando el aumento de los salarios y seguramente algún otro para el tercer y cuarto trimestre del año.

“El problema es que con una recesión tan fuerte como la que vive Venezuela y un aumento de costos, que a muchos les cuesta pasar a los precios, los planes de expansión, nuevas contrataciones, emprendimientos e innovación se ven fuertemente afectados”, afirma el también profesor de la UCV y Metropolitana.

¿Este nuevo aumento salarial acelera el camino que llevamos hacia la hiperinflación? 

En los próximos meses veremos saltos mayores en la inflación a pesar de que el BCV no solamente no publique las cifras (piensa que la gente es gafa y no se entera de los precios), sino que les cambie los ponderadores a los indicadores para medirla (práctica que realiza desde el segundo semestre del año 2014 sin avisarle a nadie ni explicarlo).

-Obviamente los incrementos de sueldos ayudarán a esa espiral; sin embargo creo que aún nos falta para el salto definitivo hacia un episodio hiperinflacionario. No obstante vengamos de una inflación en 2015 de 240% y vayamos a una parecida o mayor en 2016. Es una tragedia, una desgracia, una fábrica de pobreza (variable que por cierto el gobierno tiene más de 3 años que no actualiza).

-¿Qué hace el gobierno para mejorar esa situación? ¿Cuál es la política antiinflacionaria?: perseguir a la empresa privada, destruir industrias, decretar días feriados, generar una crisis eléctrica, seguir utilizando la nefasta LOTT, pelar contra la fantasma guerra económica  y no resolver los problemas cambiarios. El manejo macroeconómico de Maduro ha sido el peor de toda nuestra historia y si bien es cierto que la crisis la heredó, él se encargó de exacerbarla.

¿Qué impacto tendrá este aumento salarial y de los bonos en la empresa privada? ¿Llevará al cierre de algunas empresas, lo mismo que al despido de muchos trabajadores? 

-Creo que a estas alturas las empresas estaban esperando ese aumento y seguramente algún otro para el tercer y cuarto trimestre del año. El problema es que con una recesión tan fuerte como la que vive Venezuela y un aumento de costos que a muchos les cuesta pasar a los precios, los planes de expansión, nuevas contrataciones, emprendimientos e innovación se ven fuertemente afectados.

-Sin duda esta economía se hace peligrosamente más pequeña y simple (la sofisticación desapareció), con los obvios efectos que esto trae en generación de nuevos empleos de calidad, productos y servicios. Debemos tener presente que esta es una economía que en términos de dólares se ha disminuido a la mitad desde la llegada de Maduro  y que entre 2014 a 2016 puede caer (PIB real) cerca de un 25%.

-Hoy en el país cierran empresas todos los días. Personas son despedidas. Renuncian para irse a bachaquear, en búsqueda de mejores ingresos o se van del país porque este ya no es un país de oportunidades sino de amenazas, peligros y mediocridad. El madurismo ha golpeado muy duro el tejido social y empresarial del país, algo que el chavismo inició e instauró. Nunca habíamos experimentado semejante destrucción de riqueza y bienestar, en eso Maduro ha completado un PHD.

¿Qué explicación le encuentra usted al hecho de que mientras el salario mínimo sube a 15 mil 051 bolívares, el cesta ticket sube a 18 mil 585 bolívares, cuando la proporción debería ser lo contrario, tomando que el cesta ticket vendría a ser un complemento del salario? 

Es un simple chantaje de un gobierno que entendió que se le hace muy onerosa la carga salarial. Por eso prefiere subir mucho más los bonos, que no tienen implicaciones parafiscales, que el salario. Debemos recordar que estamos ante un gobierno que no tiene política social, que desconoce totalmente ese concepto. Para ellos,  las “ayudas” sociales consisten en generar dependencia, tener a la gente sumisa y con eso poder obligarlas a que le den su apoyo con la amenaza de que serán retirados de la “misión” si no se portan bien.

-El caso más reciente que estamos viendo son las bolsas de comida. Un gobierno que quiera mejorarle la calidad de vida a su gente no está pensando en dejarlos pobres para siempre ó regalarles una bolsa de comida. Ese gobierno buscaría la forma de darles educación de calidad, bienes públicos y mejorarles su calidad de vida. El actual gobierno es experto en destruir calidad de vida y esperanzas.

¿Qué opina de la decisión del TSJ de declarar constitucional el bono para los jubilados, sólo que la AN tiene que discutir ahora con el Ejecutivo la viabilidad de la Ley? 

Al tsj (en minúsculas, no puede ser de otra forma) lo ponen a opinar sobre una declaración de la AN, condenando a Obama, y automáticamente se convierten en imperialistas. El papel dado a ellos es simple: bloquear todo intento de la AN por mejorarle la calidad de vida a los venezolanos. Su intención es destruir a la AN y hacerle creer a los venezolanos que sólo el madurismo puede gobernar el país. Esto no sólo es lamentable, también es peligroso.

-La crisis institucional que vive Venezuela es realmente delicada y debemos tener presente que ningún país del planeta ha podido generar bienestar, crecimiento sostenible y pensar en desarrollarse con instituciones de baja calidad.

-Lo que hace el tsj con el bono para los jubilados es algo tragicómico porque pone a la AN a realizar el trabajo del ministerio de Finanzas cuando les dice que deben buscarle la viabilidad económica a esa ley. Este es un gobierno flojo que no le gusta trabajar sino destruir, por eso les dice a otros que le hagan la tarea.

-Yo le recomendaría a la AN que llevaran los montos que se subsidiaron por PetroCaribe desde 2005: 60 mil millones de dólares, y también que le pidieran al gobierno una exhaustiva rendición de cuentas de los 135 mil millones de dólares que se destinaron al Fonden, dinero que hoy el país desconoce en qué se utilizó.

-Una forma sostenible de financiar esos bonos es con aumentos en el precio de la gasolina. La experiencia iraní le podría servir a Venezuela como ejemplo ya que ese país eliminó gran parte de los subsidios en su economía y repartió una porción de los nuevos ingresos entre la población.

-Otra forma de financiarlos es entender que el estado venezolano es paquidérmico. Es gigante. Es ineficiente. Creo que llegó el momento de hablarle a la gente de la necesidad de privatizar sin tenerle miedo a esa palabra. Con esas operaciones y una reorganización del Estado venezolano pudiéramos tener uno más pequeño pero mejor y más fuerte, en vez del desastroso que hoy tenemos.

-La provisión de bienes públicos hoy en Venezuela es una falta de respeto y eso necesita ser cambiado y mejorado. Nada de esto lo lograremos como país sin instituciones y sin un gobierno que entienda que el bienestar de la población es prioridad y no que lo primero sean los negocios del partido.

¿Qué balance tiene usted de lo que ha sido el comportamiento del nuevo esquema cambiario?  

-No podemos hacer balance porque no hay esquema cambiario. Aún no funciona, no sabemos que se hace para entrar, para vender/comprar divisas, etc. Es positivo que la tasa de cambio esté aumentando, que se acabe el subsidio de viajes al exterior y demás subsidios, pero la mejor noticia que podemos tener sobre el sistema cambiario es el desmontaje de los controles; cosa que a pesar de que algún economista tenga 3 años vaticinando pareciera estar todavía lejos de ocurrir.

-Hoy esos controles no sólo son espadas de Damocles sobre la economía venezolana sino también son antros de corrupción muy grandes que quedarán impunes mientras se dilapidó una de las bonanzas petroleras más grandes de nuestra historia. Los controles demostraron que son la peor manera en la cual una sociedad decide distribuir sus recursos, sólo se benefician unos pocos (los del partido) y generan la aparición de mercados negros, escasez y al final la situación es mucho peor que cuando se establecieron esos controles. Esta debería ser una oportunidad de oro para que la sociedad venezolana entienda el daño que los controles, subsidios y caudillos le hacen al país y a su nivel de vida.

¿Usted cree que el gobierno deslizará el Dicom hasta los 600 bolívares dado el impulso que lleva? 

-Se habla de ese número como meta pero más allá de la tasa objetivo que las autoridades hayan decido con respecto al Dicom mi principal preocupación es que el gobierno nuevamente tiene un instrumento cambiario para empezar a hacer cosas medianamente positivas y al parecer no quiere aprovecharlo. Debemos entender que la política cambiaria óptima en Venezuela es el desmontaje total de los controles. Sin embargo ir a un esquema dual; donde una de esas tasas fluctúe pudiera ser tomado por los agentes económicos como un primer paso para el desmontaje.

-Pdvsa y el gobierno necesitan vender dólares a una tasa mayor a la oficial para tener un respiro fiscal, sin embargo la terquedad sigue imponiéndose. El problema es que  el sistema Dicom no está operativo. Tenemos una tasa Dipro parada en Bs. 10 dólares y una Simadi pre-Dicom que sube de manera compulsiva y sin mercado, ampliando la brecha entre ellas. Además surgen inquietudes en relación a la oferta de divisas para alimentar el sistema. Para que un sistema cambiario funcione se necesita oferta, pero también que genere confianza y que tenga credibilidad. Lamentablemente en Venezuela esas palabras no se asocian hoy al gobierno venezolano.

¿Qué le lleva a pesar que todavía el Dicom opera con la plataforma del Simadi; ya que su diseño todavía no está listo?

-Lo que me lleva a pensar es que el liderazgo del presidente Maduro nuevamente se pone en entredicho. Qué no confía en sus ministros del área económica. Que estos tampoco se ponen de acuerdo sobre como atacar el desastre cambiario; que no cuentan con la preparación acorde y que en el mismo gobierno la improvisación en el manejo económico sigue imperando. Este sistema lo prometieron para mediados de abril, ya estamos en mayo y no tenemos ninguna información más allá de una tasa de cambio subiendo.

-Estas cosas alejan a la potencial oferta privada de ese mercado, la cual entiendo tendrá un papel importante porque el gobierno no tiene suficientes recursos para inyectar. El gobierno por seguir aferrado a una ideología fracasada y querer seguir complicándoles la vida a los venezolanos mantiene el control en vez de entender la racionalidad e iniciar el desmontaje. El país necesita medidas urgentes y radicales desde el punto de vista económico y este gobierno es incapaz de tomarlas.

Noticiero Digital

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*