Gobernando de la mano con el caos.

Francisco Guerrero / May 17, 2013 @ 8:39 am

Gobernando de la mano con el caos.

El caos, la improvisación y el exagerado desgaste de la imagen del sr Maduro han llevado a organizar un muy temerario plan de gobernabilidad que puede tener consecuencias impredecibles. Militares y hampa juntos en la calle no son una señal nada alentadora, solo denotan la fuerza y la ley del desgobierno.

Atrapados en el laberinto de la más oscura violencia, los venezolanos viven en la  incertidumbre, el miedo y la zozobra intentando conseguir a todo riesgo los productos de primera necesidad  en medio de un total desabastecimiento al que también se suma la escases de medicamentos. Cientos de criminales organizados en bandas de motorizados aterrorizan a diario las calles de la capital y el resto del país, todos con el arma defensiva de que apoyan al proceso para justificar sus crimines. Se despliega al ejército para supuestamente cuidar y defender al pueblo de los delincuentes, pero ya están matraqueando a la gente que hace cola en los  supermercados, pidiéndoles una colaboración (un pollo, papel etc.), o simplemente “alguito y los ayudo a pasar”, todo esto a espaldas de los delincuentes y con tan solo un par de días en la calle. Los venezolanos ya no aguantan más, frente a tanta falta de responsabilidad por parte del gobierno, en las calles de Caracas, no solo se ve sino que además todos demuestran su descontento, ¿Dónde vamos a parar?, por su parte el gobierno arremete con radicalizar el proceso (no sabemos ni entendemos que o cual es ese proceso) y lo cierto es que todos los días se vive el drama de la violencia en la morgue de bello monte en la que familiares y amigos de las víctimas claman por justicia. No se justifica como este tan cuestionado gobierno no es capaz de ceder el espacio necesario para que sin trauma alguno se realice nuevas elecciones. El proyecto bolivariano fracaso, se desgasto así mismo y la única impresión que podemos tener es la que este grupo dominante solo desea mantenerse en el poder y conservar los privilegios que este ostenta. No existe una sólida plataforma política de liderazgo, de proyectos o propuestas que indiquen a los venezolanos cual es el país que desean construir y hemos visto que la promesa de una patria nueva  se viene dando desde hace catorce años, repitiendo el mismo esquema con los mismos protagonistas una y otra vez. Por qué el oficialismo no  se permite así mismo oxigenarse, salir un par de años del escenario político para poder reinventarse y convertirse en una verdadera fuerza política con propuestas serias y dignas para el futuro. Cuanto tiempo creen que pueden detener el hastío e inconformidad de la gente frente a un modelo político socialista totalmente fracasado cuya única vía de escape es el dialogo que por fuerza tendrán que buscar en el sector opositor que son los únicos capaces de resolver el tamaño de esta crisis. Las alarmas para indicarles a los señores del gobierno que es hora de detenerse y abrir paso a las elecciones que más temprano que tarde deberán realizarse en el país, para finalmente hacerle justicia al electo presidente Henrique Capriles, ya están encendidas desde el pasado 14 de Abril.

Ahora bandas de motorizados muy bien organizadas y dirigidas, saltan desde los barrios más populares a cometer toda clase de delitos ocasionando el caos total dentro de la población. Este es un problema que el mismo gobierno ha  creado para defender al proceso y que ahora estamos seguros no pueden controlar, y son esos grupos de apoyo y defensores del proceso que en bandas motorizadas mejor equipadas que la misma policía cometen los más atroces crímenes en todo el país,  trafican drogas y vemos atemorizando a la gente cuando hay algún proceso electoral. La ciudadanía impotente ve como cada día obtienen mayor poder. Hoy estos grupos simulan apoyar a este oxidado, desgastado y obsoleto proyecto lo que les ha permitido fortalecerse y crean vínculos con otras organizaciones criminales y de narcotráfico. No se dan cuenta de lo obvio, hoy les apoyan pero mañana querrán el poder. Hay tiempo para la reflexión y una honorable salida por la puerta del dialogo, nuevas elecciones y la posibilidad de reorganizarse y seguir participando en el quehacer político del país.

La historia nos muestra varios ejemplos de cómo la creación de estos grupos, terminan convirtiéndose en la peor de las amenazas para quienes ostentan el poder.

Lo que está a la vista no necesita anteojos. Ellos crearon una gigantesca bomba motorizada en todo el país y en cualquier momento les van a pasar factura, resultaría ingenuo por parte del gobierno pensar que les pueden controlar y que después no irán por ellos. Tarde o temprano querrán degustar el poder o se alzaran como una fuerza  al mejor estilo de la guerrilla colombiana. Porque no resolver las cosas por la vía del respeto a la constitución y las leyes como todo el pueblo lo demanda. Porque no entender que no será el imperio ni la oposición quien finalmente organice el caos en todo el país. ¿Hasta que limite se permitirá semejante descomposición social?

Solo queda recordar que hay errores que los pueblos no perdonan y que la historia se encargara de juzgar.

Francisco Guerrero

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*