NO HAY PALABRAS… Madre venezolana llora la muerte de su segundo hijo por hambre

@DolarToday / Dec 22, 2017 @ 9:00 am

NO HAY PALABRAS… Madre venezolana llora la muerte de su segundo hijo por hambre

Es la segunda hija del ama de casa Elix Aguache que muere por desnutrición. Hace tres meses murió la tercera de sus cinco hijos y en esta oportunidad falleció la menor; una pequeña de 11 meses que nació con bajo peso el 10 de enero de este año.

La pequeña había ingresado hace dos semanas a la sala de urgencias del hospital de niños Rafael Tobías Guevara de Barcelona, donde los galenos le observaron desnutrición severa. Cuatro días después falleció.

Su madre la amamantó hasta los tres meses, pues la poca alimentación que recibía al parecer influyó en la baja calidad del alimento de pecho.

Aguache es una mujer soltera que habita en el sector Pele el Ojo, ubicado en la zona rural del municipio Bolívar, donde actualmente vive con uno de sus hijos. Los otros dos se encuentran en la casa de algunos familiares paternos que intentan proveerles una mejor alimentación y calidad de vida, pues en su hogar es poco lo que puede ofrecerles.

El único pequeño que tiene bajo su custodia se alimenta con la ayuda que recibe de algunos vecinos y lo poco que puede conseguir.

Aguache llora por la muerte de sus dos hijos, por la separación de los otros dos y por la dificultad que tiene para alimentar al infante que aún vive con ella.

¡Hambre!

A pocos metros de la casa de Aguache está una pequeña de un año de nacida que también estuvo recluida en el centro asistencial capitalino por mal nutrición.

La niña tiene que ser sometida a una operación a corazón abierto, pero sus padres no tienen recursos para realizar los trámites y exámenes que necesita antes de su ingreso.

Su padre es un jovencito de 16 años y la madre una muchacha de 21 años, pero ambos están desempleados y sobreviven con ayuda de sus progenitores.

Quienes habitan en la mencionada localidad denuncian que desde hace tres meses no llegan los rubros alimenticios distribuidos por los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), la mayoría de los que allí residen carecen de empleo y se alimentan, una vez al día, con lo poco que pueden conseguir.

Emergencia

Según cuentan algunos galenos, al hospital de niños ingresan más de cinco pequeños al día con signos de desnutrición. Actualmente diez infantes están recluidos por la ésta razón.

Una de las pacientes tiene dos años y lleva tres meses hospitalizada porque sus padres aún no han podido completarle el tratamiento que deben suministrarle. Tampoco le garantizan la alimentación diaria. Ninguno de los dos cuenta con un empleo.

Marilú Carranzo es la madre de la infante y cuenta que tiene cinco hijos.

“Mi hijo mayor está desnutrido. Tengo más de un año que no les doy pollo, carne y pescado porque no tengo para comprarlo. Sobrevivimos con lo poco que mi esposo consigue de la agricultura”.

Tras unos minutos de conversación Marilú reveló que todos sus hijos están desnutridos y que lo poco que le da a su pequeña hospitalizada es lo que “en ocasiones” llevan las fundaciones al hospital.

En la habitación 12 del primer piso también está recluido un bebé de seis meses, quien hace una semana tenía un gemelo, pero murió por desnutrición. Su madre lucha para salvarle la vida a su pequeño, quien ya tiene dos semanas a la espera de recuperarse.

A pocos metros está hospitalizada una pequeña de tres años, cuyas características hacen pensar que tiene sólo un año de edad. Pesa sólo seis kilos y sus brazos, abdomen y piernas dejan ver el grado de desnutrición en el que se encuenta.

Su madre es Fines Moseguis. Ella clama a las autoridades que la ayuden a conseguir los antibióticos, soluciones y otros fármacos que necesita su hija para recuperarse, pues en el centro asistencial no cuentan con insumos y la pequeña cada vez está más débil.

El director del Instituto Autónomo de la Salud en el estado Anzoátegui, Humberto Omaña, asegura que aún no han contabilizado el total de víctimas fatales que ha cobrado la desnutrición en el estado.

“Desde que asumimos la dirección estamos organizando todo el desastre que encontramos”.

Reveló que hasta ahora no han recibido ningún tipo de insumos del gobierno central, lo que les ha dificultado abastecer a los centros hospitalarios de la entidad.

“Buscamos medicamentos que sobren de algunos hospitales más pequeños y lo llevamos a quienes más lo necesiten. También compramos lo que se pueda con recursos de la gobernación”.

Sin embargo, algunos galenos del centro asistencial capitalino se atrevieron a asegurar que en lo que va de año han sido testigos del fallecimiento de más de 13 infantes, cifra que no fue descartada por Omaña.

“El sector salud está en crisis. No tenemos ningún tipo de insumos. No tenemos qué ofrecerle a los pacientes y los médicos están en riesgo porque las personas creen que es culpa de los doctores”, recalcó Omaña.

Reporte Confidencial

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*