¡HAY QUE LUCHAR POR LA DEMOCRACIA! Gloria Cuenca: “Estamos en la etapa final de este régimen”

DolarToday / Sep 19, 2015 @ 1:00 pm

¡HAY QUE LUCHAR POR LA DEMOCRACIA! Gloria Cuenca: “Estamos en la etapa final de este régimen”

Gloria Cuenca, caraqueña, profesora, pero ante todo periodista cuenta a sus 74 años que hay una extraordinaria paz interior que será completa cuando el país, recupere la vida democrática, la serenidad y la plenitud

ESPERANZA MÁRQUEZ / TalCual

Gloria Cuenca, caraqueña, profesora titular jubilada de la Universidad Central de Venezuela, docente por más de 45 años en la UCV en la cátedra de Ética y Legislación de la Comunicación.

A sus 74 años, como lo dice en el epílogo de su libro De regreso de la Revolución “Hay una extraordinaria paz interior que será completa cuando el entorno, el país, recupere, a su vez, la vida democrática, la serenidad y la plenitud”.

Profesora Cuenca, ¿Cuándo comenzó a escribir su libro De regreso de la Revolución?

- Lo empecé a escribir hace dos años cuando me di cuenta de la gravísima situación a la que estábamos llegando, lo tenía programado hace más de 30 años, pero había momentos en que dudaba si me atrevería a decir las cosas que yo sabía desde el interior del Partido Comunista y la Juventud Comunista puesto que ellos son muy celosos de las cosas que allá adentro pasan y cuando cualquier persona se retira la denominación es burgués, traidor, vende patria, todos los epítetos que en estos 16 años de revolución bolivariana hemos conocido. Pase unos años dándole vueltas a la cabeza hasta que por fin me senté a escribir y logré exponer en el libro De regreso de la Revolución, lo que yo creo fundamental, lo medular y es que yo creo que ese modelo no funciona y por eso el país está como está y siempre le digo a los alumnos que me digan un país en el planeta en donde haya funcionado el modelo marxista leninista de la eliminación de la propiedad privada, de las comunas, etc., les juro que saco un remitido diciendo que estoy equivocada. Yo soy una periodista nata, lo que más me gusta en la vida es ser periodista, me gustan todos los niveles del periodismo desde el más austero, el económico, el internacional, el político, hasta el periodismo de espectáculo y me molesta que maltraten a los muchachos que se dedican a esa parte. Por eso penar que yo en algún momento por estar auspiciando una cosa completamente equivocada podía correr el riesgo de perder mi carrera eso me aterrorizó y me obligó a escribir el libro.

¿Usted sabía que Chávez era comunista?

- Yo sabía que Chávez era comunista desde el 27 de noviembre del 92 y desde ese momento me puse en acción en contra de ellos, me horroricé de ver a los colegas periodistas enloquecidos, fascinados con el golpe de Estado, me sorprendió muchísimo la actitud de la gente.

¿Cómo lo supo?

- Porque una de las personas que tomó Radio Rumbos fue el autoproclamado Comandante Clever Ramírez Rojas que había sido mi compañero en la Juventud Comunista, como en ese momento ya yo venía de regreso de todos esos planteamientos me resultó terrible, entonces aparece este hombre clasificando a la gente entre ricos y pobres y volviendo otra vez a levantar un odio profundo que existía en Venezuela desde el siglo XIX. El venezolano ha sido un resentido por muchísimos años, pero eso le corresponde hablarlo a los sociólogos y a los historiadores. Yo de lo que fui testigo fue del desastre que significa el modelo comunista cuando se implementa en los diversos países y más concretamente en mi campo de acción.

¿Se conjuga un periodista, la libertad de expresión, en un régimen comunista?

- Trabajé muy duro para poder ser periodista porque vengo de una familia de abogados, para salirme de la Facultad de Derecho e irme a la Escuela de periodismo tuve que hacer todas unas maniobras con mi papá y mi mamá, cuando logré mi objetivo estaba muy feliz y de repente en China me doy cuenta que si triunfa la famosa revolución que yo auspiciaba se acababa la libertad de expresión, se acababa el periodista porque mis colegas de China ante la pregunta de cómo definían a un periodista me dijeron que era un propagandista de las nuevas ideas ¿Y el periodismo? Es un sistema de propaganda en China que funciona vinculado a la Secretaría de Propaganda del Partido Comunista chino. Yo ahí me aterrorice y en el avión de regreso le decía a Adolfo Herrera, mi marido, que era un carácter mucho más pacífico que yo: a mí me irán a cortar la lengua y a fusilar los comunistas porque yo soy una persona que nunca me he callado en ningún régimen.

¿Cuándo se dio cuenta de que estábamos en un régimen comunista?

- El momento más duro fue cuando cerraron a RCTV que vi que, efectivamente, lo que yo creía imposible, que Venezuela cayera en manos de un régimen comunista, se estaba haciendo posible.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN VENEZUELA.

-Yo nací en 1940 en el gobierno de Isaías Medina Angarita y lo que recuerdo es una gran libertad, recuerdo a mi papá llegando a la casa con periódicos nuevos y las discusiones apasionadas de que se había acabado la noche oscura de Gómez y había empezado una época de libertad, de amplitud y eso a mí me fascinaba. Luego ocurre el golpe de estado del 18 de octubre de 1945 y recuerdo a mi papá metiéndonos debajo de la cama, no nos dejaban hablar, era una tragedia lo que estaba pasando en Caracas, ahí yo le cogí horror a los golpes de estado y sentí que la democracia era lo mío. Luego el 24 de noviembre otro proceso terrible y luego la dictadura de Pérez Jiménez y la ausencia de libertad de expresión. Ahí tomé una conciencia muy clara sobre la trascendencia de la libertad de expresión que después recuperé y puse más en evidencia cuando estuve en China. Con todos los defectos de nuestros 40 años de democracia considero que se hizo muchísimo, que dijimos lo fundamental, que pusimos un grano de arena importante para que tengamos hoy un grupo de periodistas que luchan por la libertad de expresión.

¿Estamos sufriendo un vacío de información?

- Si no fuera por las redes sociales y los canales internacionales que hay que hacerles justicia tanto a CNN como a NTN24, Televisión Española, Todo Noticias que están siempre pendientes de lo que nos está pasando y están rebotando las informaciones. También hay que agradecer a las redes sociales que inmediatamente uno se entera de lo que está pasando.

¿Cómo califica la sentencia de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos con respecto a RCTV?

- En mi opinión es una victoria grandiosa para RCTV, sus dueños y trabajadores, pero también para todos los periodistas y demócratas de Venezuela. Tiene varias enseñanzas porque los venezolanos somos excesivamente impacientes y no entendemos que todo tiene su tiempo, no manejamos las cosas y se producen en el momento en que se tienen que producir. Si la gente de RCTV no hubiera sido tan constante en llevar todos esos documentos a Costa Rica no hubieran logrado esto que es una gran victoria para la democracia, para la libertad de expresión, para la oposición venezolana y una gran derrota para el gobierno que ya se enloqueció. Aquí nunca han entendido lo que es la estructura jurídica, lo que significa que Venezuela sea signataria de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre y del ciudadano desde los comienzos; lo que significa que seamos miembros de esa Corte o de la Corte Penal Internacional; lo que significa, con Chávez a la cabeza, que firmó el estatuto de Roma. Ellos firman sin saber lo que firman. También es una lección para la gente que no confía en la estructura jurídica y que no cree que vale la pena ese tipo de trabajo y la lección final es que la justicia tarda, pero llega.

Ya el gobierno dijo que era nula de toda nulidad, que no se cumpliría, que la CIDDHH no tiene jurisdicción en Venezuela.

- Van a pretender no cumplirla, pero cada día más la imagen del gobierno de Venezuela es la de un estado forajido, que no cumple leyes, con narcosoles, que no respeta los derechos humanos y esto sería una contribución a esa lista de cosas y por eso lo considero fundamental e importante y me siento tan feliz como si fuera yo la que voy a recibir los 50.000$ (risas).

¿Estamos en la etapa final de este régimen?


- Yo creo firmemente, tengo la certeza de que estamos en la etapa final. Es necesario, imprescindible que los jóvenes comprendan y no se vuelvan a dejar llevar por ilusiones de utopías que no se cumplen, a las que no se llega, sino que hay que luchar por la democracia que no es perfecta, pero sí perfectible.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*