¡NADIE LO QUIERE! solo 3 de cada 10 venezolanos apoyarían a Maduro en una elección (+GRAFICAS)

DolarToday / Jun 5, 2014 @ 8:00 am

La contrariedad de la decadencia de Capital político rojo se centra en la particularidad de Nicolás, no transmite el mismo grado de respeto que generaba Chávez en sus seguidores, seguramente que el elector chavista fue solidario de manera automática con la solicitud que hizo en su momento el fallecido mandatario a su base para que le dieran su respaldo a Maduro, sin embargo, ese sentimiento de compromiso pareciera que se  desconecta cada día. En medio de toda una complejidad económica, política y social,  Nicolás sigue con un nivel de sordidez que solo complica la dinámica de un país que desea reflotarse y salir de su aguda crisis. Hasta ahora Maduro ha demostrado no tener madera de líder político, solo se proclama  “el hijo de Chávez”  para mantener “secuestrado” un capital político que día a día se mueve abandonar el Proyecto del Socialismo Siglo XXI  de manera tangible, ante los ojos de sus máximos líderes.

Nuestras investigaciones de opinión públicas y otras consultoras ratifican la acelerada pérdida de capital político por el que atraviesa el régimen de Nicolás Maduro, la incapacidad del gobernante se articula como el principal responsable de la crisis económica, social y política, esta realidad deriva la mayoría de los venezolanos manifiestan  desconfianza en que el actual mandatario nacional pueda resolverla.

Pregunta…Si se decidiera realizar nuevas elecciones presidenciales y Nicolás Maduro se presentara como candidato a la reelección ¿Usted por quién votaría?

imagen_3219599_1

Evidentemente, son varios los factores que potencian la decadencia del capital político rojo, por ejemplo el origen legitimidad más el descontento generado por la grave situación económica se le están sumando las acusaciones de que buena parte del chavismo se desconecta del proyecto revolucionario, percepción que ahora es compartida por la mayoría de los venezolanos. En los resultados de nuestros estudios de opinión pública, las personas encuestadas exteriorizan que el deterioro económico y social como los mayores problemas que más le afectan, casi un 90% considera de grave, y solo un 4% asegura que no lo es. También, se refleja la creciente desesperanza sobre la situación general del país.

Los anuncios en política económica de Nicolás Maduro, según los especialistas de la macroeconomía, son superficiales para superar la crisis que atraviesa el país, pero el régimen estratégicamente utiliza el control de los canales de televisión y de radio es casi absoluto en Venezuela para llevar un mensaje totalmente diferente sobre la realidad económica del país, ha dedicado grandes cantidades de recursos en campañas mediáticas para alcanzar ese objetivo, además, parece no haber avanzado más en su propósito de convencer a los venezolanos de que la insuficiencia que enfrentan en su gestión es el resultado de una estrategia de desestabilización emprendido por la oposición para derrocarle.

La negativa de Maduro a tomar medidas se debe al crecimiento cuantitativo de la oposición, hace un año fue electo presidente con apenas el 51% der los sufragios,  mientras los opositores se negaron a reconocer los resultados de esos comicios nacionales tras denunciar “irregularidades”, y desde el mes de  Febrero  de este año Maduro ha tenido que hacer frente a diversas protestas que han dejado un saldo 42 muertos y más de 1600 heridos. Maduro piensa y medita para tomar algunas medidas que podrían incluir aumento de impuestos, devaluación o eliminación de subsidios como el de la gasolina, pareciera contradictorio esperar más significa se agravarán los desequilibrios, no obstante, Nicolás conoce por varias de sus fuentes de su precario capital político rojo.

En síntesis, Maduro ha logrado perder un significativo capital político que el chavismo tenía acumulado en años, pero cuando emerge con todas sus complejidades la crisis económica, política  y social, ante las cuales se muestra incapaz de dar efectivas respuestas y al tratar de enfrentar los cuestionamientos a su legitimidad con represión y con amenazas, su propia gente cae en la duda y en su propia reflexión final. Fueron 15años con una polarización extrema, donde el chavista no migraba de preferencia tan fácilmente, ahora hasta algunos piensan incluso en un cambio de presidente.

Director de la consultora Hercon
marcoshernándezlópez@gmail.com

Fuente: Reporte Confidencial

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*