¡HECHO EN SOCIALISMO! En Venezuela 90% de los hogares no tiene servicio de agua continuo ni potable

@DolarToday / Aug 2, 2019 @ 5:00 pm

¡HECHO EN SOCIALISMO! En Venezuela 90% de los hogares no tiene servicio de agua continuo ni potable

Raúl Córdoba Arneud, economista; Jesús Armas, dirigente político, y Gustavo Villasmil, profesor universitario, expusieron en una mesa de análisis organizada por Cedice Libertad, la incidencia del gasto público y la falta de inversión para el sistema hidrológico sobre la vida de las familias venezolanas

Por María Jesús Vallejo / El Pitazo

De acuerdo con los registros del Instituto Nacional de Estadística (INE), de 2011, la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) y la Encuesta Nacional de Hospitales (ENH), ambas de 2018, 90% de las familias venezolanas no cuenta con un servicio de agua continuo y de calidad, por lo que no tienen capacidad para cubrir las condiciones de saneamiento.

La cifra fue ofrecida por Raúl Córdoba Arneud, economista, durante una mesa de análisis realizada este jueves 1° de agosto en el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad), sobre el gasto público y su incidencia en el tratamiento del agua y la salud de la población.

Según Córdoba Arneud, a diferencia de otros países de la región, en Venezuela, el agua que llega por las tuberías no es apta para el consumo, incluso, durante los últimos años, la ciudadanía ha perdido la confianza hasta de la calidad del agua embotellada.

Ese 90%, explicó el economista, es el resultado de la caída de las inversiones, lo que se traduce en una infraestructura y un servicio deficientes que se ve agravado, además, por el crecimiento poblacional.

El Banco Mundial establece que, para garantizar los servicios básicos, la inversión anual debe ser de 7% en países de bajos recursos; en Venezuela, entre 2002 y 2014 la inversión para el servicio del agua no superó 0,1%. “Eso ni siquiera representa el mantenimiento de lo que ya existe”, aseguró Córdoba Arneud y afirmó que la crisis económica que atraviesa el país no es la excusa, porque el proceso hiperinflacionario, por ejemplo, comenzó apenas en 2017.

Uno de los factores que incide sobre la calidad de vida de las familias venezolanas es la cobertura: la continuidad del agua que llega por tuberías. Según datos extraídos de los registros del INE, la ENH y la Encovi, en 2001, 85% de las viviendas contaba con el suministro a través de los sistemas regulares; en 2018, esta proporción bajó a 77%. El economista afirmó que esa caída de casi 10% significa que se triplicó la cantidad de casas sin servicio.

Cantidad de agua disponible compromete la calidad de vida

El acceso al agua es un derecho humano y de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), 50 litros diarios por persona es la cantidad mínima para poder hablar de calidad de vida. Jesús Armas, exconcejal del municipio Libertador, expuso los resultados del primer semestre del año de Monitor Ciudad realizado en 100 zonas del Área Metropolitana de Caracas, cada una con cinco ciudadanos informantes.

El seguimiento permitió determinar que 55% de los caraqueños no recibe más de 50 litros. Además, en promedio, las familias recibían el servicio 45 de las 168 horas que tiene una semana y 49% debe cargar agua. Armas manifestó que la mayoría invierte entre dos y seis horas del día para acarrear agua, lo que resta tiempo para la productividad, el descanso o el entretenimiento.

Los tanques azules no son la solución

Luego del primer apagón masivo, el 7 de marzo de este año, la falta de agua sucedió a la falta de electricidad y las familias caraqueñas comenzaron a buscar agua en tomas improvisadas en toda la ciudad. El 12 de marzo, en cadena de radio y televisión, Nicolás Maduro planteó: “He decidido iniciar un plan llamado el tanque azul para dotar a todos los hogares del país con un tanque. Ya disponemos de 50 mil tanques que se van a vender a través del carnet de la patria”.

Aunque Gustavo Villasmil, médico y profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV), aseguró que, desde hace años, muchos actores políticos han planteados la instalación de tanques azules como una solución frente a las fallas del sistema hidrológico de la ciudad; tampoco lo son la contratación de camiones tipo cisternas, cuyo servicio cuesta entre 100 y 200 dólares por 10.000 litros de agua.

Además, aseguró que una vivienda digna es aquella en la que hay agua y que la crisis con el servicio le ha restado urbanidad a Caracas: “Esto ya no es una ciudad, es un conjunto de edificios con personas adentro”.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*