Hecho en socialismo: Producción de carros en Venezuela está en el nivel más bajo desde 1962

DolarToday / Jan 31, 2015 @ 7:00 am

Hecho en socialismo: Producción de carros en Venezuela está en el nivel más bajo desde 1962

El año 2014 fue el peor para la industria automotriz venezolana desde 1962. Apenas se ensamblaron 19.759 vehículos, de acuerdo a las estadísticas de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez), lo que retrocedió al sector al nivel de hace 52 años, publica RunRunes / Roberto Deniz

La producción del año pasado representó un bajón de 72,46% con respecto a 2013, pero la magnitud del desplome se aprecia revisando las cifras históricas del sector.

Un rendimiento peor al del año pasado sólo se encuentra en 1962. En ese ejercicio, considerado el del inicio de la industria automotriz debido a la resolución del Ministerio de Fomento “Declaración de políticas sobre la industria automotriz”, sólo se armaron 10 mil autos, de acuerdo a los datos recopilados por la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa).

¿Qué ocurrió para que se haya registrado ese retroceso? La demora en la liquidación y asignación de divisas que venían reportando las ensambladoras desde 2013 se agudizó en 2014 y las siete ensambladoras privadas agrupadas en Cavenez sufrieron paralizaciones al quedarse sin material de ensamblaje.

Desde finales de 2013 las automotrices arrastran una deuda de casi 2 millardos de dólares con sus casas matrices. En diversas reuniones con el Ejecutivo nacional los directivos de ensambladoras advirtieron que esos montos de deuda que acumulaban les limitaba el crédito y si no se cancelaban los compromisos no podrían reponer los inventarios de materia prima a tiempo y se verían forzadas a detener la producción. Aunque hubo varios ofrecimientos para cancelar la deuda asumida por concepto de importaciones no liquidadas, el pago nunca ocurrió y los despachos de partes y piezas que hicieron las casas matrices al país fueron escasos.

Esos pocos envíos de material de ensamblaje se realizaron a través de dólares otorgados en las subastas del Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad 1), lo que elevó el costo de los insumos para ensamblar, pero permitió pagar a los proveedores sin aumentar la deuda. La medida logró acortar los lapsos de parada en las plantas, pero manteniendo al mínimo las líneas de producción, hasta el punto de que el total ensamblado en 2014 representa alrededor de 10% de la capacidad instalada, estimada en al menos 200 mil unidades anuales.

Menos producción que en el año del paro. Otro dato que confirma el tamaño de la contracción es que el ensamblaje de 2014 es inferior al de 2003, año en que la economía sufrió los rigores del “paro petrolero”. Ese año las ensambladoras sacaron de sus líneas de producción 46.884 carros, más del doble que el año pasado.

Al detallar las cifras de Cavenez se aprecia un descenso en la producción en seis de los últimos siete años. En 2007 las automotrices ensamblaron 172.418 unidades, siendo el segundo mejor año en la historia de la industria, pero las cosas cambiaron en 2008 con la entrada en vigencia de la denominada “política automotriz”. Aunque esa regulación diseñada por el Ejecutivo nacional estaba destinada a “fortalecer” al sector, la realidad es que entre 2007 y 2014 la producción se derrumbó 88,5% por el aumento de restricciones y trabas impuestas en la norma, así como la demora en la entrega de los dólares a partir de 2013.

¿Qué ocurrirá en 2015? La caída es tan severa que este año la producción debería rebotar. Sin embargo, la indecisión del Ejecutivo nacional, especialmente en materia cambiaria, y la caída en los ingresos que sufrirá el país por el descenso en la cotización del petróleo agregan más incertidumbre. Fuentes ligadas a las empresas aseguran que aún no hay certeza sobre si el Ejecutivo nacional honrará la deuda de 2 millardos de dólares con las ensambladoras y aún desconocen el mecanismo a través del cual obtendrán las divisas para nuevas importaciones de material de ensamblaje. “No sabemos ni siquiera cuál va a ser la estrategia del Gobierno”, afirmó una fuente ligada a una ensambladora.

A comienzos de este año el ministro de Industrias, José David Cabello, se reunió con directivos de las siete automotrices privadas y aseguró que esperan “industrializar” al sector, en una declaración que sorprendió a los representantes de las empresas, conscientes del desplome sufrido a partir de 2008. “Queremos industrializar todo el sector, y que entre 10 a 20 meses que un 60% de las partes de vehículos puedan hacerse en Venezuela y estas grandes ensambladoras del país se surtan de esos pequeños y medianos industriales que son capaces de producir”, declaró Cabello.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*