¡HIJAS DE LA REVOLUCIÓN! Adolescentes venezolanas tienen relaciones sexuales desde los 9 años

DolarToday / Aug 27, 2018 @ 7:00 pm

¡HIJAS DE LA REVOLUCIÓN! Adolescentes venezolanas tienen relaciones sexuales desde los 9 años

Ella tiene tan solo 14 años, él 16 y ya son padres. Tienen un niño de siete meses que nació el pasado 8 de agosto, en el Materno Infantil Cuatricentenario Dr José Peña, en el oeste de Maracaibo. Le pusieron por nombre Ángel David.

Elcida Crespo / panored@panodi.com / Panorama

Esta realidad se repite con frecuencia en los hogares de la capital marabina. Diariamente llegan niñas y adolescentes a las salas de parto de los centros asistenciales y se convierten precozmente en “madres”.

El especialista Jorge Schloeter, ginecobstetra del mencionado centro de salud, estima que las estadísticas del embarazo a temprana edad van en ascenso debido a la descomposición del hogar, a la falta de educación sexual en las escuelas y a la forma irregular como se están impartiendo los programas preventivos.

“Y lo más preocupante es que las niñas sostienen relaciones sexuales teniendo apenas 9 años de edad. No están informadas sobre lo qué es y cómo tomar una pastilla anticonceptiva”, asevera el médico.

Estima que en los últimos tres meses ha aumentado el número de estas pacientes atendidas en el área de ginecología y obstetricia, es decir que un 20% de los embarazos atendidos en la sala corresponden a adolescentes entre 12 y 19 años.

“La situación es tal que muchachas con apenas 15 años ya son madres de dos niños”, apunta el especialista zuliano.

Recalca que en el Cuatricentenario se imparte el programa Consulta Amigable y planificación del adolescente “de manera irregular”, con el fin de frenar este fenómeno.

Al respecto, el presidente del Colegio de Médicos del estado Zulia, Juan Carlos Velasco, informa que la situación es preocupante.

“En los últimos seis años el embarazo a temprana edad ha repuntado porque prácticamente han desaparecido los programas sanitarios en los centros de salud y la educación sexual en las escuelas. Es decir, no existe una política de prevención del embarazo precoz”, sentencia.

Sin embargo, Omaira Prieto, secretaria de Salud del estado Zulia, asegura que este problema se atiende desde la red hospitalaria, ambulatoria y desde los Barrios Adentro con la ejecución de programas preventivos.

“Cada Barrio Adentro atiende a 250 familias de diversos sectores de la comunidad y se dictan charlas preventivas para evitar el embarazo a temprana edad. También se conforman los club de los adolescentes para la orientación de los jóvenes en la referida materia”, explica la funcionaria.

En cuanto al abastecimiento de los anticonceptivos, Prieto asevera que hospitales y ambulatorios cuentan con estos medicamentos y que se les entregan a las pacientes en las respectivas consultas.

En un recorrido realizado por PANORAMA por el Hospital Central, la Maternidad Castillo Plaza y el Materno Infantil Cuatricentenario se pudo conocer, de manera extraoficial, que de un promedio diario de 10 mujeres embarazados que acuden a ginecología y obstetricia tan solo en un turno, entre 4 y 5 son menores de edad.

Mientras este problema tiende a repetirse en los hogares marabinos en la entrada del Cuatricentenario los recién estrenados padres esperaban noticias de su criatura que se mantiene en observación médica por tener las condiciones de un bebé prematuro: bajo peso, dificultad para mantener el calor por la poca grasa corporal, problemas respiratorios , ictericia y anemia.

Yearvelis, madre de Ángel David, cuenta que estudió hasta el primer año en el liceo Santa Verónica de Milan. “Parí a mi bebé sin complicaciones”.

Confesó que su hermana, junto con el abuelo paterno, ayudaron con los gastos que implica parir, ”con la compra de ácido fólico, guantes, jeringas y el antibiótico que me pidieron para dar a luz”.

Jean Franco, padre de la criatura, también abandonó los estudios y ahora trabaja descargando camiones de mercancía, como alimentos y verduras, en los mercados.

Schloeter explica que las niñas que quedan en estado de gravidez son más propensas a sufrir complicaciones posteriores al parto, como trastornos hipertensivos , preeclampsia y eclampsia, así como hemorragias, que es una de las causas de mortalidad.

Debido a una inadecuada alimentación, estas pacientes presentan también con frecuencia anemia y, además, no tienen los recursos necesarios para cumplir con el control regular del embarazo.

El presidente del Comezu recuerda que anteriormente se realizaban jornadas educativas sobre el uso del condón y cómo prevenir el embarazo a corta edad en las escuelas, liceos y universidades, pero “desde el 2014 no se emite un reporte epidemiológico que nos aportaba la información necesaria para trazar y planificar los programas de prevención”.

Naciones Unidas exhortó, el pasado febrero, a los gobiernos de América Latina a reevaluar sus políticas para prevenir el embarazo adolescente, ya que la región tiene la segunda tasa más alta del mundo y es la única con tendencia ascendente de madres menores de 15 años.

La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unfpa, por sus siglas en inglés) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Fpnu) divulgaron un informe conjunto en el que recomendaron apoyar los programas multisectoriales de prevención dirigidos a grupos más vulnerables y hacer masivo el acceso a métodos anticonceptivos y educación sexual.

La tasa de embarazo adolescente en América Latina y el Caribe la ubicaron en 66,5 nacimientos por cada mil niñas de entre 15 y 19 años, siendo solo superada por la de África subsahariana.

El Fpnu estima que un 15% de todos los embarazos anuales en la región ocurre en adolescentes menores de 20 años y dos millones de niños nacen de madres con edades entre los 15 y 19 años.

En el 2017, el Unfpa reveló que en Venezuela uno de cada cuatro partos es de una madre que no supera los 19 años de edad.

“Entre 20% y 25% de los nacimientos son de una madre adolescente. Cada tres minutos nace un niño de una madre adolescente”, refiere el representante auxiliar de las Naciones Unidas (ONU) en Venezuela, Jorge González Caro. El informe arrojó que Venezuela lidera estos estadísticas en América Latina.

Otro de los factores que influye, según estudios realizados al respecto, es la presión social. Consideran que las niñas y adolescentes tienen la información a través de las redes sociales y las amistades sobre el uso del preservativos, pero esta no es lo suficientemente impactante como para frenar la presión del grupo de amistades que las inducen a tener relaciones sexuales a muy temprana edad.

Jennifer, con 14 años, acudió el pasado jueves con 40 semanas de gestación a la Castillo Plaza luego ir al Universitario, donde no la pudieron atender por falta de insumos. Se encontraba acompañada de José, su pareja, de apenas 18 años.

“Dejé los estudios en un liceo de San Agustín, mi mamá a saber que estaba preñada me botó de la casa, ahora vivo en la casa de mi suegra”, confiesa la adolescente.

La muchacha revela, además, que sabe usar las pastillas anticonceptivas, ”pero quería tener un bebé con su marido”.

Menciona también que no ha tenido complicaciones de salud durante el embarazo porque ha cumplido al pie de la letra el control prenatal. A su bebé lo llamarán Jhon Keiber.

Al respecto, el ginecobstetra Schloeter resalta que la formación y el ejemplo en el hogar, junto a la educación que reciben en los colegios, es fundamental para que las niñas y adolescentes tengan un proyecto de vida y de manera decidida digan ¡No! cuando su pareja diga ¡Sí!.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*